Ruptura prematura de las membranas

Toggle: English / Spanish

Ruptura prematura de las membranas

Las membranas que contienen el líquido amniótico (el líquido que rodea al bebé) normalmente se rompen al final de la primera etapa del parto. No obstante, en alrededor de un 10% de los embarazos mayores de 37 semanas, las membranas se romperán antes del parto. A esto se le denomina ruptura prematura de membranas (romper aguas). Eso es distinto a ruptura prematura de membranas antes de término (PPROM, por sus siglas en inglés), que es cuando las membranas se rompen antes de las 37 semanas.

¿Por qué sucede?

En la mayoría de los casos de ruptura prematura de membranas, la causa se desconoce. Se piensa que algunas causas son:

  • Infecciones del tracto genital o uterino, entre ellas enfermedades de transmisión sexual
  • Mala nutrición
  • Dilatación exagerada del útero y del saco amniótico, lo que a veces sucede con múltiples fetos o acumulación excesiva de líquido amniótico (hidramnios)
  • Consumo de cigarrillo
  • Aumento de la susceptibilidad si ocurrió en embarazos anteriores
  • Cirugía previa del cuello uterino, incluyendo conización quirúrgica o sutura para cerclaje con el fin de mantenerlo cerrado

La mayoría de las mujeres que rompen fuente antes del parto no tienen un factor de riesgo.

¿Cómo sé que lo tengo?

El síntoma más importante de la ruptura prematura de membranas es la filtración de líquido por la vagina. Éste puede filtrarse de manera lenta o fluir copiosamente. A veces, cuando se filtra lentamente, las mujeres lo confunden con la orina. Aunque algo del líquido se pierde al romper aguas, el bebé continúa produciendo más, así que puede seguir filtrándose.

Si usted sospecha de la ruptura prematura de membranas, es muy importante que contacte inmediatamente a su médico para recibir la atención médica adecuada para usted y su bebé. Las pruebas para confirmar el diagnóstico de ruptura prematura de membranas incluyen los antecedentes, examen físico, pruebas de laboratorio y examen vaginal con espéculo estéril para confirmar la acumulación de líquido amniótico en la vagina.

¿Qué sucederá?

Si su proveedor de atención en salud confirma que sus membranas se han roto, usted probablemente será ingresada al hospital hasta que nazca su bebé. Si su embarazo pasa de las 37 semanas, su bebé está listo para nacer, y es tan solo una cuestión de cuándo entrará en labor de parto. Usted puede esperar hasta que empiece su labor de parto por su cuenta o comenzar a tomar medicamentos para estimular las contracciones antes. Los estudios sugieren que las mujeres que tienen labor de parto inducida tienen menos probabilidades de contraer infecciones en su útero que aquellas que esperan a que la labor comience naturalmente. Muchos proveedores recomendarán medicamentos que inducen la labor de parto si usted no entra en labor por su cuenta después de unas horas.

Si usted tiene entre 34 y 37 semanas cuando rompe bolsa, los proveedores de atención en salud con frecuencia inducirán la labor de parto. Se cree que su riesgo de infección es mayor que el riesgo de que su bebé nazca algunas semanas prematuro.

Si sucede antes de las 34 semanas, la situación es más compleja. Si no hay señales de infección, el doctor puede intentar retrasar la labor de parto con medicamentos hasta que los pulmones del bebé hayan madurado más. Normalmente se administran antibióticos. A menudo se administran esteroides para ayudar a que los pulmones del bebé se desarrollen más rápido. Usted y su bebé serán hospitalizados y controlados cuidadosamente. Su médico también podrá recoger una muestra de fluido y analizarla para ver si los pulmones de su bebé están maduros. Si lo están, se inducirá la labor de parto.

La clave para entender PPROM (ruptura prematura y pretérmino de las membranas) es esta: lo único más preocupante que un bebé prematuro es un bebé prematuro con una infección. Idealmente, sus médicos querrán que su parto ocurra una hora antes de que su útero y su bebé se infecten, y eso es imposible de predecir. Sin una bola de cristal, se guiarán por señales sutiles de infección o cambios en las pruebas de su bebé para decidir cuándo es el momento de que nazca.

En los Estados Unidos, aproximadamente el 11% de los bebés nacen prematuros y el 3-4% de ellos se debe a PPROM. Cuanto más temprano ocurra la PPROM durante el embarazo, mayor es el riesgo de que existan problemas potenciales. Si el hospital en el que usted es ingresada no cuenta con una sala de recién nacidos pretérmino, es probable que usted sea transferida a un hospital con unidad de cuidados intensivos neonatales. Aunque poco frecuente, incluso con atención médica adecuada, existe un pequeño aumento del riesgo de nacimiento sin vida en la PPROM pretérmino.

Version Info

  • Last Reviewed on 12/09/2012
  • Irina Burd, MD, PhD, Maternal Fetal Medicine, Johns Hopkins University, Baltimore, MD. Review provided by VeriMed Healthcare Network.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 24, 2013

         
Average rating (9)