Procedimientos que pueden realizarse durante el período de dilatación y el parto

Toggle: English / Spanish

Procedimientos que pueden realizarse durante el período de dilatación y el parto

Una vez que usted llega al hospital en período de dilatación, existen diversos procedimientos que se le pueden practicar. Se monitoreará su salud y la del bebé mientras usted está en el período de dilatación. En algunos casos, es necesario que el médico ayude en el parto con el uso de fórceps o extracción con ventosa.

Control fetal durante la labor de parto

Con el fin de revisar la salud del bebé mientras usted se encuentra de parto, los médicos vigilarán la frecuencia cardiaca del bebé. Aunque el control de la frecuencia cardiaca del feto no evita que se presente un determinado problema, los cambios de ésta pueden alertar al médico de que algo malo podría estar sucediendo.

  • Auscultación: en esta técnica, la enfermera o el médico escuchan los latidos del corazón del bebé en determinados intervalos de tiempo, durante el parto. Ellos escucharán la frecuencia cardiaca ya sea con un estetoscopio (colocándolo sobre su abdomen) o escucharán por medio de ultrasonido (el cual amplificará el sonido de los latidos del corazón, llevará un control de los mismos y los registrará después de una contracción, en determinados períodos de tiempo). Con la introducción del ultrasonido y el monitoreo fetal electrónico externo (que se analizan a continuación), el médico o la enfermera a menudo no usan un estetoscopio para escuchar el corazón de los bebés.
  • Monitoreo fetal electrónico externo: en este método, su médico amarra sobre su abdomen un transductor de ultrasonido que detectará los latidos del corazón del bebé. Éstos se registran de manera continua en una cinta de papel. Puede haber otro dispositivo amarrado sobre la parte superior de su abdomen: un manómetro que mide la frecuencia de sus contracciones. La combinación de estas dos mediciones brindará una información detallada sobre cómo le está yendo al bebé durante trabajo de parto.
  • Monitoreo fetal electrónico interno: un monitoreo interno sólo puede realizarse cuando su “fuente se rompe” y su cuello uterino está lo suficientemente dilatado. Se coloca un pequeño clip sobre el cuero cabelludo del bebé para vigilar directamente su frecuencia cardiaca. El clip se denomina electrodo del cuero cabelludo fetal (ECF).
  • Monitoreo interno de contracciones: se coloca un pequeño catéter en su útero para medir la intensidad de sus contracciones (catéter de presión intrauterina o CPIU). Combinado con un monitoreo fetal interno, un catéter de presión intrauterina puede brindarle lecturas más precisas de la frecuencia cardiaca del bebé y de sus contracciones.
Control Fetal Interno

Parto Vaginal Asistido

Hay ocasiones en que es necesario este procedimiento para ayudar al parto con la utilización de fórceps o una ventosa obstétrica. Los fórceps parecen dos cucharas grandes para ensalada y son utilizados por el médico para guiar la cabeza del bebé fuera del canal vaginal. La ventosa obstétrica usa una copa plástica suave, que se coloca en la cabeza del bebé, adhiriéndose a la misma a través de succión. La copa tiene un asa que permite al médico utilizarla para asistir el parto a través del canal vaginal. Por lo general, la decisión de utilizar fórceps o una ventosa obstétrica es tomada por el médico.

Fórceps/Ventosa Obstétrica

Algunas veces, estos métodos son utilizados durante:

  • Síntomas de sufrimiento fetal
  • Prolongación de la segunda etapa del trabajo de parto
  • Un parto difícil debido a la posición del bebé
  • La madre está demasiado cansada para continuar pujando o tiene un problema que hace peligroso que puje.

La segunda etapa del trabajo de parto puede tomar mucho tiempo y puede ser tentador pedir un poco de ayuda con una ventosa obstétrica o fórceps. Pero los estudios sugieren que la vía más segura para su parte posterior y para su bebé es un parto sin ventosas obstétricas o fórceps. El parto asistido está asociado con desgarramientos más severos y más problemas urinarios y de vejiga para mamá. Más aun, los bebés nacidos con ventosas obstétricas o fórceps pueden tener chichones o moretones a raíz de su salida apresurada a través de la vía del parto. Esa es la razón por la cual el médico no usará fórceps o ventosas a menos que exista un motivo de fuerza mayor para ayudar a acelerar el parto.

Cuando se utilizan en forma adecuada, raras veces los fórceps o ventosas provocarán algún daño permanente en el bebé. Normalmente, las marcas de los fórceps en las mejillas del bebé desaparecerán unos días después. En muy raras ocasiones, los nervios faciales del bebé pueden ser dañados en forma transitoria y la consecuente caída de los músculos faciales casi siempre se recupera en su totalidad en unas cuantas semanas. El caput succedaneum es una hinchazón difusa del cuero cabelludo que se debe a un trabajo de parto prolongado. Un parto asistido con ventosa obstétrica puede dejar un caput más pronunciado, pero éste por lo general desaparecerá en unos 2 a 3 días. En casos excepcionales, el dispositivo de la ventosa puede causar sangrado intracerebral.

Version Info

  • Last Reviewed on 12/09/2012
  • Irina Burd, MD, PhD, Maternal Fetal Medicine, Johns Hopkins University, Baltimore, MD. Review provided by VeriMed Healthcare Network.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 24, 2013

         
Average rating (16)