Cesárea

Toggle: English / Spanish

Cesárea

El médico puede sugerir la realización de una cesárea cuando un parto vaginal no sea posible o seguro para usted o su bebé. Muchas situaciones pueden justificar una cesárea y casi uno de cada cuatro bebés en los Estados Unidos nace de esta forma.

Cesárea

Las siguientes situaciones pueden hacer un parto vaginal peligroso para el bebé:

  • Una anomalía en el desarrollo, como líquido en el cerebro (hidrocefalia).
  • Parto prematuro.
  • Fetos múltiples.
  • Un útero inusualmente pequeño, lesionado o deformado.
  • Problemas con el cuello uterino o en la vía del parto, como una infección de herpes genital activa.
  • Problemas con la placenta, como un desarrollo anormal, se encuentra ubicada muy próxima al cuello uterino (placenta previa), o ha comenzado a desprenderse del útero (desprendimiento prematuro de la placenta).
  • Un período de dilatación que tiene una evolución muy lenta o se estanca.
  • Problemas con el cordón umbilical o placenta, los cuales priven al bebé del oxígeno necesario durante el parto.
  • Los latidos del corazón del feto disminuyen, se aceleran o se vuelven irregulares durante el período de dilatación (sufrimiento fetal), un síntoma de que el bebé no enfrenta bien la tensión de las contracciones.

Otras complicaciones que pueden hacer un parto vaginal peligroso para la madre:

  • La cabeza del bebé es muy grande para atravesar la pelvis de la madre (desproporción cefalopélvica).
  • El bebé viene en posición de nalgas o atravesado (transversal), en vez de venir con la cabeza hacia abajo.
  • Afecciones de la madre.
Cesárea

¿En qué consiste?

Algunas cesáreas son programadas con anticipación, pero la mayoría son el resultado de complicaciones que surgen durante el parto. Sólo una pequeña cantidad de éstas es considerada una cesárea de "emergencia", es decir que son realizadas para salvar la vida de la madre o del bebé.

Si es necesaria una cesárea, su médico puede utilizar anestesia general, la cual tiene un efecto casi inmediato y hace que pierda la consciencia.

Si la cesárea es planificada o su médico tiene un poco más de tiempo, recibirá anestesia local (como anestesia espinal o epidural) que adormece de la cintura hacia abajo, pero le permite estar despierta y alerta.

Cesárea

Después de que hace efecto la anestesia, el médico realiza una incisión a lo largo de su abdomen. En la mayoría de los casos, se utiliza el "corte bikini". Esta es una incisión horizontal justo arriba del área púbica. En una emergencia, se le puede realizar un corte vertical, que se extiende desde el área púbica al ombligo y permite un acceso más rápido hasta el bebé.

Cesárea

Luego, el médico hace una incisión en el útero (de nuevo, ya sea corte horizontal o vertical, dependiendo de la situación), succiona el líquido amniótico y con suavidad empuja hacia afuera al bebé. Mientras el médico corta y sujeta el cordón umbilical, un asistente succiona el moco de la nariz del bebé y se asegura que él se encuentre respirando bien.

CesáreaCesárea

Después del nacimiento del bebé, el médico retira la placenta y cierra el útero con suturas absorbibles. Luego utiliza suturas absorbibles o grapas quirúrgicas (las cuales son retirardas después de cuatro días), para cerrar la incisión en su abdomen.

Cesárea

Una vez finalizada la cirugía, usted será trasladada a la sala de recuperación, en donde las enfermeras llevarán un control riguroso de su estado, por algunas horas. Tan pronto como pase el efecto de la anestesia, su médico la animará para que se levante y camine, lo que reduce el riesgo de la formación de peligrosos coágulos de sangre (embolia pulmonar).

Si usted y su bebé se encuentran en buenas condiciones, a usted se le dará el alta hospitalaria en dos o cuatro días. La recuperación de una cesárea es a menudo más larga e incomoda que la recuperación del parto vaginal, por ello necesitará mucho descanso y deberá evitar conducir y levantar objectos que pesen más de unas 10 libras (aproximadamente más de unos 4,5 kilos) hasta que su incisión haya sanado. Esto incluye levantar a su bebé y a otros niños. Debe planificar que otras personas cuidado de sus hijos durante sus seis semanas de recuperación.

¿Cuáles son los riesgos?

Una cesárea es una cirugía mayor. Los riesgos incluyen una reacción adversa a la anestesia, sangrado interno, coágulos de sangre, lesión a los órganos abdominales e infección uterina, de los riñones o vejiga.

Preguntas frecuentes

P: ¿Qué tan pronto después de la cirugía podré ver a mi bebé?

R: Si su bebé se encuentra en buenas condiciones, usted podrá verlo de inmediato. Aunque si se presentan complicaciones, puede necesitar ir a la sala de recién nacidos hasta que su estado se estabilice. Antes de que se dirija a la sala de operaciones, indique a su médico que le gustaría ver a su bebé lo más pronto posible después del nacimiento.

P: ¿Necesitaré una cesárea para mi próximo bebé también?

R: Depende. Dado que las condiciones que llevan a las cesáreas rara vez se repiten en embarazos siguientes, hasta el 80% de las mujeres pueden intentar un parto con su próximo embarazo y tener un intento de parto vaginal después de cesárea (TOLAC, por sus siglas en inglés). Las excepciones a esta regla son las mujeres que necesitan una cesárea debido a un defecto estructural (como una pelvis pequeña o un útero anormalmente formado) y las mujeres que hayan tenido una incisión uterina vertical, la cual es más probable que se rompa durante el parto. Las probabilidades de que una incisión uterina horizontal se rompa durante un TOLAC son muy pequeñas (1%). En definitiva, usted tomará la decisión junto con el médico respecto a si intentan un parto vaginal con su próximo embarazo.

P: ¿Puede mi pareja estar conmigo durante la cesárea?

R: Depende. Si la cesárea es planificada y usted va a estar despierta durante la cirugía, la mayoría de los hospitales le permitirán a su pareja permanecer a su lado, aunque debería asegurarse de conversar sobre este tema con su médico de cabecera con anticipación. Si tiene una cesárea de emergencia, el equipo médico necesitará mantener las distracciones al mínimo, así que se le pedirán esperar afuera del quirófano.

Version Info

  • Last Reviewed on 12/09/2012
  • Irina Burd, MD, PhD, Maternal Fetal Medicine, Johns Hopkins University, Baltimore, MD. Review provided by VeriMed Healthcare Network.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 24, 2013

         
Average rating (19)