Guardería y regreso al trabajo

Toggle: English / Spanish

Guardería y regreso al trabajo

Si usted tiene que reintegrarse al trabajo después del parto, probablemente haya pensado en qué tipo de preparativos serán necesarios para el cuidado infantil. Seleccionar un proveedor de cuidado infantil y dilucidar cuándo reintegrarse al trabajo pueden ser decisiones difíciles, y usted (junto con su pareja y su médico) debe sentirse satisfecha con cualquier decisión que se tome.

¿Cuándo es el momento apropiado para regresar al trabajo?

Reintegrarse al trabajo después del permiso por maternidad puede ser una transición difícil y usted puede experimentar una variedad de emociones. Usted tiene que adaptarse a un nuevo calendario de actividades lleno de desafíos que antes no había enfrentado. Incluso para las madres con experiencia, arreglárselas con el nuevo bebé y el trabajo requiere de una planificación cuidadosa.

Usted puede haber decidido regresar al trabajo debido a metas profesionales de largo plazo, necesidades económicas inmediatas u otras razones. La buena comunicación de la familia es clave para contribuir a aliviar cualquier sentimiento de ansiedad o culpabilidad y para atravesar juntos este nuevo conjunto de cambios.

Mientras decide cuándo regresar al trabajo, le presentamos a continuación sólo algunas de las preguntas que pueden surgirle:

  • ¿Estará mi hijo seguro o se sentirá bien con alguien más?
  • ¿Cómo será no ver a mi hijo mientras estoy en el trabajo?
  • ¿Se sentirá mi hijo abandonado?
  • ¿Cómo continuaré amamantándolo?
  • ¿Cuánto tiempo me tomará arreglarme en la mañana?

Es normal sentirse culpable y ansiosa por separarse de su hijo. Hable con su pareja, su empleador, su proveedor de cuidados y su doctor acerca de las posibles soluciones que le faciliten su reintegro al trabajo.

He aquí algunas formas de hacerle más fácil la transición:

  • Investigue acerca de las siguientes opciones de trabajo: a medio tiempo, con horario flexible, trabajo compartido o teletrabajo.
  • Almuerce con su bebé.
  • Pídale apoyo a su pareja u otros miembros de la familia con los preparativos diarios.
  • Cuente con una niñera para que cuide de su bebé en períodos de tiempo determinados.
  • Lleve consigo al trabajo una foto o una prenda de vestir de su bebé.
  • Empiece su día de trabajo a mediados de la semana, lo que le dará un poco más de tiempo para ajustarse.

Durante este período de ajustes, también es importante que destine tiempo para usted y "tiempo exclusivo" con su pareja. Organice este tiempo solicitándole a los miembros de la familia, amistades o niñeras que cuiden de su bebé. Usted puede considerar ir al cine, de compras, hacer ejercicios o, simplemente, permanecer en casa y relajarse. Recuerde que este es un nuevo desafío incluso para una madre con experiencia, y usted debe destinar tiempo para rejuvenecer y ofrecer a toda la familia un ambiente saludable y feliz.

Sea creativa

Conforme toma decisiones acerca del trabajo y del cuidado del bebé, sea creativa. ¿Puede su pareja tomar tiempo para cuidar del bebé cuando regresa al trabajo? ¿Tendría sentido que papá se quede en casa mientras mamá trabaja? ¿Puede cada uno de ustedes tener una semana laboral de cuatro días y dejar al bebé en cuidado de guardería de tiempo parcial? El cuidado infantil es caro y que ambos padres trabajen a tiempo completo no es siempre el enfoque más efectivo en materia de costo. Piense qué es lo que los haría más felices como familia.

También debería considerar opciones fuera del cuidado de guardería tradicional. ¿Cómo sería compartir una niñera con otra familia? Algunos padres encuentran una guardería pequeña y familiar en su vecindario que funciona en una casa. Algunas estudiantes de secundario o universitarias pueden ser niñeras excelentes si su agenda es flexible. Los abuelos, las tías, tíos y primas o primos también pueden ser una ayuda maravillosa para ayudarle a combinar la maternidad, el trabajo y vivir su vida.

Guardería infantil

Es importante seleccionar una guardería infantil altamente calificada, con la que se sienta bien y que le proporcione tranquilidad. Destine tiempo para indagar exhaustivamente acerca de las múltiples opciones disponibles de guarderías infantiles .

Muchas guarderías infantiles cuentan con información para llevar o sitios web que usted puede visitar. Consulte con amigos, vecinos o familiares para obtener posibles recomendaciones. Visite sus tres primeras opciones y hable con la persona que probablemente cuidaría de su hijo, entreviste a otros padres y solicite referencias.

Para algunas familias resulta más fácil si la guardería está cerca de su casa o lugar de trabajo. No obstante, hay muchos otros factores a considerar cuando se evalúa una guardería infantil, de manera que sólo la proximidad no debe ser la única consideración. Otros factores son:

  • La proporción de niños por profesor
  • El horario diario
  • Las políticas de seguridad
  • La cantidad de juguetes y materiales para estimulación sensorial disponibles
  • Las políticas y el acceso a instalaciones de emergencia
  • Las normas de higiene y la limpieza en general
  • Que el centro esté acreditado por National Association for Education of Young Children

Según dónde viva, puede ser difícil encontrar un buen centro de guardería con un lugar disponible para su niño. Comience a planear el cuidado infantil con mucha anticipación a su regreso al trabajo. En algunos casos, las familias ponen sus nombres en listas de espera tan pronto como descubren que esperan un niño.

¡Las decisiones que enfrenta acerca de la guardería infantil y el reintegro al trabajo exigen de mucho esfuerzo, pero no imposibles! Tómese su tiempo, planifique con antelación y solicite ayuda a las personas en quienes confía. Las primeras dos semanas pueden ser difíciles, pero usted y su nueva adquisición se adaptarán a los ajustes y encontrarán un patrón único que funcione para su familia.

Version Info

  • Last Reviewed on 12/09/2012
  • Irina Burd, MD, PhD, Maternal Fetal Medicine, Johns Hopkins University, Baltimore, MD. Review provided by VeriMed Healthcare Network.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 24, 2013

         
Average rating (3)