Parto prematuro

Toggle: English / Spanish

Parto prematuro

El parto que empieza antes del final de la semana número 37 se considera “a pretérmino" o "prematuro”. Aproximadamente 1 de cada 10 bebés nacidos en Estados Unidos es prematuro. Nadie conoce la causa exacta del parto prematuro, pero ciertas situaciones aumentan las probabilidades de que ocurra, incluyendo:

  • Preeclampsia, una forma de presión arterial alta que puede desarrollarse en la segunda mitad del embarazo
  • Problemas de salud maternos como nefropatía, diabetes o cardiopatía
  • Embarazo múltiple. Por ejemplo, alrededor del 97% de embarazos de gemelos terminan en parto prematuro
  • Problemas con la placenta como placenta previa o desprendimiento prematuro de la placenta.
  • Problemas con el útero como defectos estructurales, una insuficiencia cervicouterina o miomas
  • Trabajo pasado de parto o nacimiento a pretérmino
  • Intervalos cortos (menos de un año) entre embarazos
  • Ser menor de 18 o mayor de 40 años durante el embarazo
  • PPROM (Ruptura prematura de membranas en parto de pretérmino)

Otras posibles causas incluyen infecciones vaginales, nutrición deficiente, estrés, depresión, tabaquismo, alcohol y drogadicción.

Aunque la premadurez es aún una de las causas mayores de muerte y discapacidad infantil en este país, los avances médicos, junto con un buen cuidado prenatal, han mejorado enormemente las posibilidades de que su bebé evolucione bien.

¿Cómo sé si estoy teniendo un trabajo de parto a pretérmino?

Llame a su proveedor de atención médica inmediatamente si usted nota cualquiera de estos síntomas antes de la semana 37 de embarazo:

  • Más de cinco contracciones por hora o contracciones que se hacen más largas más fuertes y con mayor frecuencia entre sí.
  • Cólicos abdominales, dolor o presión
  • Dolor en la parte baja de la espalda
  • Manchas, sangrado, mucosa o emisiones acuosas de su vagina
  • Rupturas de las membranas

Si su médico tiene sospechas de un trabajo de parto a pretérmino, él hará un examen para ver si su cuello uterino se ha dilatado o su fuente se ha roto y puede medir sus contracciones con un monitor uterino. También puede hacerse una prueba llamada de fibronectina fetal. Esta prueba evalúa el líquido de su vagina y estima las probabilidades de que tendrá un parto prematuro. Si la prueba es negativa, puede tener una certeza del 99 por ciento de que no dará a luz en la semana siguiente. Si es positiva, es de menos ayuda. Una prueba positiva significa que una de cada 5 mujeres darán a luz dentro de una semana o dos.

¿Cómo se trata el trabajo de parto a pretérmino?

Si su médico lo descubre con suficiente anticipación, puede ser posible posponer o detener el trabajo de parto a pretérmino por unos días o semanas cruciales. Algunos de los métodos usados para tratar de posponer el parto prematuro son:

  • Reposo en cama
  • Mayor hidratación con líquidos ya sea de forma oral o intravenosa usando una vía intravenosa
  • Hospitalización
  • Medicamento que detienen las contracciones

Los medicamentos que pueden darle para detener el trabajo de parto a pretérmino se llaman “tocolíticos”. Estos medicamentos usualmente se aplican a nivel subcutáneo con una serie de inyecciones o a través de una vía intravenosa. Existen algunos efectos secundarios asociados con estos medicamentos, incluyendo pulso acelerado, presión o molestia en el pecho, mareo, dolor de cabeza, sensación de calor, temblores y nerviosismo.

Algunas mujeres con trabajo de parto a pretérmino posiblemente necesiten permanecer en el hospital y otras pueden irse a casa una vez que las contracciones prematuras hayan cesado. La decisión usualmente se basa en la dilatación del cuello uterino y de cuán avanzado esté el embarazo.

Si usted está en trabajo de parto a pretérmino, también puede recibir una inyección de esteroides para ayudar a que su bebé esté listo para un posible nacimiento prematuro. Estos medicamentos mejoran de manera significativa las probabilidades de supervivencia de su bebé y reducen el riesgo de una variedad de problemas de respiración, digestión y desarrollo cerebral.

¿Qué ocurrirá si mi bebé nace prematuro?

Si no se puede detener el trabajo de parto o necesita dar a luz con anticipación por otro motivo, su bebé tiene un mayor riesgo de muchos problemas de salud, incluyendo:

  • Síndrome de dificultad respiratoria (SDR) y otros problemas respiratorios causados por pulmones inmaduros
  • Bajo peso al nacer (menos de 5.5 libras)
  • Dificultad al mamar y al tragar.
  • Sangrado en el cerebro causado por vasos sanguíneos subdesarrollados
  • Problemas digestivos e infecciones que dificultan mantener la leche o la fórmula en niveles bajos
  • Ictericia, una coloración amarilla de la piel del bebé causada por un exceso de bilirrubina en la sangre

Dado que un bebé nacido muy prematuramente también tiene dificultad para mantener su temperatura corporal, al recién nacido lo pueden mantener en una cámara de aislamiento (una incubadora) que le ayude a permanecer cálido. Si el bebé tiene dificultad para respirar, el médico puede introducir un tubo de respiración y suministrar oxígeno con un respirador. Si los problemas para tragar y chupar impiden que el bebé se alimente, el doctor puede colocar una sonda de alimentación en su estómago para suministrarle nutrición. Los bebés extremadamente prematuros pueden necesitar de alimentación por vía intravenosa.

Si a usted la hospitalizan por un parto prematuro, solicite hablar con los pediatras que se especializan en el cuidado de bebés prematuros, también llamados neonatólogos. Pueden ayudarla a comprender los riesgos potenciales para su bebé, con base en qué tan avanzado esté su embarazo.

¿Cómo puedo prevenir el parto prematuro?

Hacerse revisiones médicas prenatales regulares desde una etapa inicial disminuye las posibilidades de un trabajo de parto a pretérmino. Visite a su proveedor de salud en cuanto usted sospeche que está embarazada (o aún mejor, antes de que conciba al bebé) y sométase a exámenes médicos regularmente durante su embarazo. Coma alimentos saludables y evite los cigarrillos, el alcohol y las drogas. Finalmente, hable con su proveedor de atención médica acerca de otras maneras para asegurar un embarazo saludable.

¿Mi doctor puede hacer algo para ayudar con el cuido del bebé prematuro después del nacimiento?

Si no puede evitar o atrasar el nacimiento a pretérmino, su doctor revisará los pulmones de su bebé por medio de ultrasonido o amniocentesis antes de que usted de luz al bebé. Si los pulmones no están lo suficientemente desarrollados para sobrevivir fuera del útero, el medico le dará fármacos llamados cortocosteroides, que ayudan a sus pulmones a madurar y reducen la posibilidad de otras complicaciones después del parto.

¿Cuándo puedo llevar a mi bebé a casa?

Eso depende de cuánto tratamiento necesite el bebé. Lo más seguro es que su bebé se quede hasta que sobrepase cinco libras de peso y pueda respirar, comer y mantener su temperatura corporal por sí solo. Esto con frecuencia es alrededor de la fecha probable de parto original. La hospitalización podría durar días, semanas e inclusive meses después del parto (dependiendo de cuán prematuro haya sido el nacimiento). Eso quiere decir que usted probablemente se irá a casa antes que el bebé. Dejar a su recién nacido sin usted puede resultar muy estresante, por lo tanto consulte al personal del hospital sobre consejería y otros servicios disponibles para usted durante esta etapa difícil. Usted también puede estar con su bebé en el hospital. La mayoría de las unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN) permiten las visitas de los padres por períodos de tiempo prolongados.

Si su bebé tiene que permanecer en el hospital, usted puede ayudarlo a que tenga el mejor comienzo dándole leche materna. Los expertos hospitalarios pueden ayudarla a aprender cómo extraer leche para su bebé y llevársela. La leche materna reduce el riesgo de que un bebé nacido a pretérmino tenga enterocolitis necrosante, un problema de vejiga potencialmente mortal, y ayuda a protegerlo de infecciones. Es también una forma para que pueda permanecer conectada con su bebé mientras está en el hospital y ayudarlo a que venga a casa tan pronto como sea posible.

Version Info

  • Last Reviewed on 12/09/2012
  • Irina Burd, MD, PhD, Maternal Fetal Medicine, Johns Hopkins University, Baltimore, MD. Review provided by VeriMed Healthcare Network.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 24, 2013

         
Average rating (17)