Boletín informativo - Semana 27

Toggle: English / Spanish

Bienvenida a la semana 27

Feto de 27 semanas

Su bebé: Creciendo por dentro y por fuera

En este momento, su bebé pesa aproximadamente 2 libras (900 g), y mide alrededor de 15 pulgadas de largo desde la cabeza hasta los dedos del pie (10 pulgadas desde la coronilla hasta el trasero). Externamente, su piel luce arrugada por encontrarse flotando en líquido. De manera que no se sorprenda si su recién nacido tiene una apariencia arrugada, similar a la de una ciruela, durante unas pocas semanas después del nacimiento y a medida que crece. Durante este período de tiempo, los pulmones y el sistema inmunológico todavía continúan madurando.

Su cuerpo: Qué hacer y qué no hacer en los viajes

No hay mejor momento que el segundo trimestre del embarazo para tomarse unas vacaciones "con el bebé", siempre y cuando haya consultado con su médico y haya obtenido su aprobación. Una vez que cuente con ella, usted deberá mantener el estrés al mínimo y planificar un viaje relajante. Las siguientes son algunas recomendaciones que pueden ayudarle a planificar su viaje.

Generalmente, se considera seguro viajar durante el embarazo. La clave cuando se viaja estando embarazada es asegurarse de que usted estará tan cómoda y segura como sea posible. Es mejor informarle a su médico sobre sus planes de viaje y preguntarle por cualquier recomendación específica para usted y su embarazo. Ya sea que usted viaje por avión, automóvil o tren, es importante hacer lo siguiente:

  • Continúe comiendo con regularidad.
  • Tome suficientes líquidos para evitar la deshidratación.
  • Cada hora, más o menos, levántese y camine para ayudar a la circulación e impedir la hinchazón.
  • Utilice zapatos cómodos y ropa que no apriete.
  • Lleve consigo galletas y jugo para evitar las náuseas.

NO tome medicamentos de venta libre ni cualquier medicamento que no le hayan recetado sin antes consultar con su médico. Esto incluye medicamentos para el mareo o para problemas intestinales relacionados con el hecho de viajar. Viaje al exterior: Si está planeando un viaje fuera del país, analícelo con su médico. Planee con antelación a fin de apartar tiempo para cualquier inyección o medicamentos que pueda necesitar y prepárese para llevar consigo una copia de su control prenatal.

Viajar a lugares de mucha altitud puede causar problemas durante el embarazo, porque su cuerpo y su feto deben adaptarse a una menor presión del aire y niveles de oxígeno más bajos. Generalmente es mejor dejar que su cuerpo se adapte a altitudes moderadas: entre 6,000 y 8,000 pies (aproximadamente 1,800 a 2,400 metros) por unos pocos días antes de ir a lugares de una altitud superior a los 8,000 pies o más de 2,400 metros). Las mujeres con embarazos complicados probablemente prefieran evitar por completo las excursiones de alta montaña.

El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists, ACOG) hace las siguientes recomendaciones para los viajes por tierra, aire o mar:

  • Viaje por tierra: No más de 5 a 6 horas al día. Utilice siempre su cinturón de seguridad. (Coloque la banda inferior del cinturón de seguridad -la que está sobre la pelvis- debajo del abdomen y a través de la porción superior de los muslos, de manera que se ajuste bien y cómodamente. Coloque la banda superior -la que está sobre el tórax- entre los dos senos y a través de su hombro). Cuando viaje durante el embarazo, utilice SIEMPRE la banda superior del cinturón de seguridad. Tome descansos frecuentes y bájese y camine por unos minutos; esto ayuda a la circulación en las piernas y evita la formación de coágulos de sangre. El saco amniótico en el interior del útero, que además está recubierto por los músculos, los órganos y los huesos, protege al bebé. A menos que la madre sufra una lesión seria en un accidente, el bebé difícilmente saldrá perjudicado. No obstante, si usted sufre un accidente, siempre debe consultar con el médico para constatar que tanto usted como el bebé estén bien.
  • Viaje por aire: Generalmente, volar durante el embarazo es seguro. En los Estados Unidos, a las mujeres embarazadas se les permite volar hasta las 36 semanas de embarazo. Usted debe pensar en la posibilidad de conseguir asiento en el pasillo para disponer de más espacio y mayor facilidad para caminar e ir al baño. Utilice chaqueta o abrigo, de manera que pueda tener algún control de la situación cuando haya cambios de temperatura. Asegúrese de levantarse y caminar al menos una vez por hora y de tomar muchos líquidos para reducir el riesgo de la formación de coágulos sanguíneos en las piernas. El hecho de viajar puede estar contraindicado para alguien con complicaciones obstétricas o médicas, razón por la cual usted debe hablar con su médico acerca de sus planes de viaje. Las mujeres con embarazos complicados (aquellas con riesgo de tener un parto prematuro, preeclampsia o señales de un desarrollo fetal insuficiente) pueden necesitar oxígeno adicional durante el vuelo. Hable con su médico antes de viajar para ver si necesita de oxígeno adicional. El viaje aéreo también expone a los pasajeros a cantidades pequeñas de radiación cósmica. Esto rara vez será un problema para los pasajeros, pero las azafatas y los pilotos pueden quedar expuestos a niveles inapropiados de radiación.
  • Viaje por mar: Si nunca ha estado en un crucero, puede que ahora no sea el mejor momento para tomar uno. Cuando se viaja por mar, el movimiento puede afectar el estómago (incluso sin estar en embarazo) y si está embarazada puede que sea más probable. Si usted efectivamente se decide a tomar un crucero, consulte qué atención médica tendrá a disposición y, antes de partir, informe siempre a su médico sobre sus planes.

Cambiando de tema: ¿Qué pasa con el parto?

Si éste es su primer embarazo y no se imagina cómo dará a luz a ese bebé dentro de unos pocos meses, entonces debe ver la animación de parto vaginal. Basta con presionar el botón y usted verá ante sus ojos todo el proceso de parto.

Consejo semanal

Si usted conoce el lugar donde planea dar a luz o si está considerando algunos lugares, usted y su esposo deben hacer una visita. Muchos hospitales ofrecen recorridos de la sala de trabajo de parto y la sala de parto, de manera que usted conozca exactamente adónde ir, dónde estacionarse y qué hacer cuando llegue el momento adecuado. Luego, una vez haya tomado la decisión final, deberá pre-inscribirse y llenar con antelación todos los papeles necesarios: para el hospital y para el seguro.

Version Info

  • Last Reviewed on 12/09/2012
  • Irina Burd, MD, PhD, Maternal Fetal Medicine, Johns Hopkins University, Baltimore, MD. Review provided by VeriMed Healthcare Network.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 24, 2013

         
Average rating (6)