Boletín informativo - Semana 16

Toggle: English / Spanish

Bienvenida a la semana 16

Feto de 16 semanas

Su bebé: Los primeros revoloteos

El feto mide 4.3-4.6 pulgadas (12 cm) de la coronilla al trasero y pesa casi 2.8 onzas (80 g). A pesar del crecimiento de su cuerpo, el feto tiene aún suficiente espacio para moverse dentro del útero. La cabeza está erguida, las piernas son ahora más largas que los brazos y el movimiento de los miembros es cada vez más coordinado. Los dedos de las manos y las uñas de los pies están en constante crecimiento y en este momento ya están bien formados. Si usted está ansiosa de conocer el sexo y le toca practicarse un ultrasonido, puede que tenga suerte; siempre y cuando el bebé coopere.

Su cuerpo: Todo sobre la amnio

  • ¿Qué es esto? Una amniocentesis, más comúnmente conocida como amnio, es un procedimiento en el cual se introduce una aguja a través del abdomen de la mujer dentro del útero para extraer una pequeña cantidad de líquido amniótico del saco amniótico. El ultrasonido se utiliza para guiar la aguja dentro de un área del útero lejos del feto. Como el líquido y el feto están formados de las mismas células y tienen la misma información genética, el líquido se somete, en un laboratorio, a un análisis genético y pruebas bioquímicas.
  • ¿Cuál es el propósito del examen? Uno de los propósitos más comunes de la amniocentesis es identificar defectos genéticos o cromosómicos en el bebé, como el síndrome de Down. Este examen también puede detectar otras afecciones como trastornos genéticos que se transmiten de padres a hijos, defectos del tubo neural como anencefalia y espina bífida, la enfermedad RH y brindar una valoración de los pulmones del feto (los últimos dos exámenes se realizan durante la última mitad del embarazo).
  • ¿Quiénes se realizan este examen? Entre el 80% y el 90% de todos las exámenes de amniocentesis se realizan cuando las mujeres son mayores de 35 años o cumplirán 35 años antes de su fecha probable de parto. También se realiza si los resultados de la prueba de detección de marcadores múltiples son anormales. Además, se recomienda si una pareja ha tenido un hijo con una alteración cromosómica (p. ej. el síndrome de Down) o con un trastorno metabólico (p. ej. el síndrome de Hunter), si una pareja ha tenido un hijo o un familiar cercano con defectos del tubo neural, cuando la madre es portadora de un trastorno genético relacionado con el cromosoma X (p. ej. hemofilia), cuando ambos padres son portadores de un trastorno autosómico recesivo hereditario, como la enfermedad de Tay Sachs o anemia drepanocítica, si uno de los padres tiene una afección transmitida por herencia autosómica dominante (p. ej. la enfermedad de Huntington), o si la mujer tiene que dar a luz antes de tiempo y los pulmones del bebe tienen que ser evaluados.
  • ¿Cuándo se realiza el examen? Si la amniocentesis es para un análisis cromosómico o molecular de ADN, éste usualmente se realiza entre las 16 y 18 semanas del embarazo. Sin embargo, en algunos casos, se puede realizar hasta un mes antes. Si es para una evaluación de los pulmones del feto, éste se debe realizar poco antes del parto.
  • ¿Qué tan seguro es? El riesgo de que una amniocentesis cause un aborto oscila entre 1 de cada 200 y 1 de cada 400. Cuando esto sucede, por lo general se debe a una infección en el útero, se rompe la fuente o se induce el parto prematuramente. Aunque estas cifras son pequeñas, el examen debe realizarse únicamente cuando los beneficios son mayores que los riesgos.

Usted debe hablar con su médico acerca de si debe practicarse o no una amniocentesis sobre la base de los riesgos e indicaciones individuales.

Sobre ese mismo tema: Amnio a la vista

Para algunas mujeres, la amniocentesis es tan sólo otro procedimiento rutinario del embarazo – parte de la odisea de nueve meses. Para otras, es un examen que las pone nerviosas y que las hace pensar dos veces antes de practicárselo. De cualquier manera, usted puede tranquilizarse con esta presentación visual.

Consejo semanal

Muchas mujeres embarazadas duermen mejor en el segundo trimestre del embarazo. Después de todo, sus mamas ya no están sensibles, su pancita finalmente está tranquila y algunas de las molestias y dolores del primer trimestre se han disipado. De manera que antes de que usted en realidad se torne menos ágil e incómoda en el siguiente trimestre, intente y trate ahora de dormir y acumular un poco de descanso extra. Holgazanee en la cama los fines de semana, o acuéstese temprano y lea un poco más de lo normal. Haga del reposo un entretenimiento. Le parecerá una eternidad antes de que vuelva a tener esta oportunidad.

Version Info

  • Last Reviewed on 12/09/2012
  • Irina Burd, MD, PhD, Maternal Fetal Medicine, Johns Hopkins University, Baltimore, MD. Review provided by VeriMed Healthcare Network.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 24, 2013

         
Average rating (1)