Pruebas prenatales comunes

Toggle: English / Spanish

Pruebas prenatales comunes

Durante los chequeos mensuales, su médico la pesará, le revisará la presión arterial y tomará una muestra de orina para analizar la presencia de azúcar o proteína (lo cual puede ser una señal de diabetes gestacional o presión arterial alta inducida por el embarazo). Finalmente, le medirá el abdomen para ver si el bebé está creciendo en la proporción esperada.

Ahora su médico le ofrecerá una diversidad de pruebas como, por ejemplo:

  • Pruebas de detección para marcadores múltiples en suero materno: Estos exámenes (alfafetoproteína [AFP], prueba de detección triple o cuádruple) miden los niveles de marcadores bioquímicos en la sangre para tratar de predecir el riesgo para el feto de diversos problemas genéticos y congénitos. La AFP es una sustancia producida por el feto. La AFP elevada está asociada con problemas en la médula espinal fetal, tales como espina bífida y muchos otros defectos congénitos. La prueba de detección triple mide la AFP, estriol y gonadotropina coriónica humana (GCH). La prueba de detección cuádruple, más nueva, añade otra hormona, llamada inhibina A. Los niveles anormales de estas sustancias pueden indicar un incremento en los riegos de problemas como defectos del tubo neural o síndrome de Down. Sin embargo, estas pruebas no diagnostican estas enfermedades. Si su prueba de detección es anormal, su médico le recomendará pruebas adicionales, como una ecografía y una amniocentesis, para ayudar a determinar el porqué. Una de cada 20 mujeres que se hace una prueba de detección en suero tendrá un resultado anormal, pero muchas menos mujeres tendrán un bebé con un problema. (Lea más sobre...)
  • Ultrasonido (ecografía): Utilizando ondas sonoras de alta frecuencia, el ultrasonido crea una “imagen” de su bebé en desarrollo. Ayuda al médico a determinar la edad del feto, detectar si existen fetos múltiples y determinar si hay alguna otra afección como defectos del tubo neural. (Lea más...)
  • Amniocentesis: Con este procedimiento se pueden detectar o descartar posibles defectos como el síndrome de Down y defectos del tubo neural. Guiado por una ecografía, un médico o un técnico médico inserta una aguja a través del abdomen, hasta el saco amniótico. Luego extrae una pequeña muestra de líquido amniótico. Esta muestra se envía al laboratorio, donde las células fetales se cultivan y analizan en busca de defectos cromosómicos. Esta prueba generalmente se ofrece a mujeres que tienen un gran riesgo de tener un bebé con defectos genéticos: mujeres mayores de 35 años, con resultados anómalos en sus pruebas de detección en suero o aquéllas que tengan una historia familiar de trastornos hereditarios. (Lea más...)
  • Prueba de tolerancia a la glucosa: Verifica los signos de diabetes gestacional en la madre. Es bastante sencilla: usted toma una solución dulce y, una hora después, se le toma una muestra de sangre y se le mide el nivel de azúcar en la sangre.
  • Prueba de hemoglobina: Mide la cantidad de glóbulos rojos en la sangre. Muy pocos glóbulos rojos pueden ser una señal de anemia, un problema (fácil de remediar) común durante el embarazo.

Pruebas prenatales comunes del primer trimestre

En el primer trimestre, a usted probablemente le practicarán un grupo de pruebas conocidas en muchos centros de salud como "grupo de pruebas analíticas prenatales". Por lo general incluyen, entre otros, hemograma completo, determinación del grupo sanguíneo (incluyendo análisis de Rh), prueba del antígeno del virus de la rubéola, pruebas analíticas para hepatitis y examen de orina. Pueden realizarse otras pruebas, con base en sus antecedentes médicos y de embarazos anteriores.

Se puede realizar una ecografía en el primer trimestre para verificar la salud en el embarazo. La ecografía también confirmará la fecha probable de parto y que el feto esté dentro del útero y no sea un embarazo ectópico. La mayoría de las ecografías de diagnóstico se realizan en el segundo trimestre.

Los avances en el diagnóstico prenatal ahora permiten la detección de posibles problemas genéticos durante el primer trimestre. Mediante una ecografía, los médicos pueden medir la nuca del feto (llamada traslucencia nucal) para evaluar el riesgo de síndrome de Down. Cuando se la combina con una prueba de detección en suero para marcadores bioquímicos, esta prueba del primer trimestre es mejor que cualquiera otra prueba de detección para identificar el síndrome de Down. Los resultados de los exámenes se pueden utilizar solos o en combinación con la prueba de marcadores múltiples para determinar el riesgo del síndrome de Down.

A través de una muestra de vellosidades coriónicas (MVC), se puede detectar el síndrome de Down y otros trastornos genéticos ya a las 10 semanas de embarazo. Esta prueba es tan exacta como una amniocentesis en el segundo trimestre, pero ofrece riesgos adicionales. Para determinar qué procedimiento es el más apropiado para usted, analice las diferentes opciones con su médico, un genetista o un especialista maternofetal.

Pruebas prenatales comunes del segundo trimestre

El segundo trimestre es un momento importante para las principales pruebas de detección y determinar su estado de salud y el de su bebé. El primer ultrasonido (también conocido como ecografía) es normalmente realizado al inicio del segundo trimestre para verificar la salud y edad del bebé. Si es necesario, la segunda ecografía generalmente se realiza al final de segundo trimestre o a comienzos del tercero. Ésta confirma lo que se descubrió con la primera ecografía y verifica cómo se está desarrollando el bebé. La ecografía y la prueba de detección en suero materno (ver más arriba) pueden conjuntamente ayudar a evaluar su riesgo de tener un bebé con problemas.

Al final del segundo trimestre, a usted se le harán exámenes para diabetes, hepatitis B, se le repetirá la prueba de enfermedades de transmisión sexual y se le puede practicar un examen pélvico para detectar si su cuello uterino está débil o dilatándose.

Pruebas prenatales comunes del tercer trimestre

Unas semanas antes de su fecha probable de parto, su médico realizará una prueba para verificar si hay infección por estreptococos del grupo B en el perineo. Aproximadamente el 20% de todas las mujeres pueden ser portadoras de estas bacterias. Por lo general, ésta no provoca ninguna enfermedad en los adultos, excepto infecciones urinarias ocasionales. Ahora sabemos que los estreptococos del grupo B son la causa principal de infección en los recién nacidos que desarrollan sepsis (infección sistémica). Las mujeres que den positivo para estreptococos del grupo B recibirán una inyección intravenosa de antibióticos durante su trabajo de parto.

En el tercer trimestre, todavía es común que su médico realice exámenes pélvicos si usted presenta señales de período de dilatación o si se sospecha ruptura de membranas. Si parece que el bebé no está tan activo como se esperaba, o si usted tiene altos factores de riesgo, se deberá vigilar más de cerca al bebé. Una cardiotocografía en reposo, que rastrea el ritmo cardiaco del bebé y las contracciones por un periodo de 20 minutos, es un examen común usado en el tercer trimestre. Las ecografías se utilizan también para evaluar el crecimiento del bebé, verificar que el bebé se esté moviendo y detectar anomalías, cuando se sospecha que pueda existir alguna.

Version Info

  • Last Reviewed on 12/09/2012
  • Irina Burd, MD, PhD, Maternal Fetal Medicine, Johns Hopkins University, Baltimore, MD. Review provided by VeriMed Healthcare Network.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 24, 2013

         
Average rating (2)