Acalasia - Serie

Toggle: English / Spanish

Anatomía normal

El esófago transporta los alimentos desde la boca hasta el estómago. El esfínter esofágico inferior es un anillo muscular que se forma en la unión del esófago y el estómago y que se relaja cuando los alimentos pasan desde el esófago hacia el estómago.

Anatomía normal

Indicaciones

La acalasia es un desorden que provoca que el esfínter esofágico inferior no se relaje en el momento en que el alimento pasa del esófago al estómago. Como resultado, el esófago se dilata y se llena de alimento. Esto provoca que el alimento llegue muy lentamente al estómago.

Con mucha frecuencia, esta enfermedad viene acompañada de dolor en el pecho durante la ingestión de alimentos, pérdida de peso y regurgitación de alimento. El esófago inferior se distiende debido a que tanto los alimentos como los líquidos no pueden llegar al estómago.

Indicaciones

Procedimiento (primera parte)

Algunas veces, la acalasia puede ser tratada con medicamentos que ayudan a relajar el esfínter esofágico inferior. Si esto no es efectivo, el problema se puede corregir por medio de la dilatación esofágica.

Para abrir el paso a través del esófago, se utiliza un dilatador en forma de balón que se introduce desde la boca hasta el nivel del esfínter esofágico inferior con la ayuda de un endoscopio. El balón se infla, permitiendo el ensanchamiento del esfínter.

Procedimiento (primera parte)

Incisión

Se necesita cirugía para corregir la acalasia cuando ésta se produce nuevamente después de la dilatación con el balón.

La cirugía se puede realizar por medio de una laparoscopia, que consiste de una serie de pequeñas incisiones en la parte superior del abdomen por donde el cirujano introduce una cámara larga y angosta, además de instrumentos quirúrgicos.

Incisión

Procedimiento (segunda parte)

A continuación, el cirujano hace una larga incisión en el esófago a nivel del esfínter esofágico, liberando el esfínter y permitiendo que se relaje. Esta cirugía es muy efectiva para tratar la acalasia, aliviando los síntomas postoperatorios de los pacientes en un 90% de los casos.

Por lo general, la recuperación es rápida y la mayoría de los pacientes permanece en el hospital durante un período de uno a tres días. En muy pocas ocasiones, no se puede realizar la operación por medio de laparoscopia y se debe efectuar una incisión mayor. En estos casos, el período de hospitalización es más largo.

Procedimiento (segunda parte)

Version Info

  • Last Reviewed on 01/20/2010
  • David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; and George F. Longstreth, MD, Department of Gastroenterology, Kaiser Permanente Medical Care Program, San Diego, California. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: June 18, 2013

         
Average rating (0)