Vivir con hipoacusia

Toggle: English / Spanish

Descripción

Si usted está viviendo con hipoacusia, probablemente sepa que implica esfuerzo extra y energía para que usted y otros se comuniquen.

Al aprender técnicas y cambios para mejorar la comunicación, puede evitar el estrés y la fatiga para usted y aquellas personas a su alrededor. El objetivo es evitar que usted resulte aislado socialmente y menos independiente, así como también mantenerlo seguro dondequiera que esté.

Manejo del ambiente

La forma como esté dispuesto un cuarto, al igual que el tipo de cuarto o espacio en el cual usted tenga una conversación, puede influenciar cuán fácil o difícil sea oír y entender lo que otros están diciendo.

Dado que la intensidad de un sonido se desvanece rápidamente cuanto más alejado esté usted de la persona que habla, el hecho de estar más cerca del hablante es importante.

Otros ruidos de fondo en el cuarto también dificultan la audición. Los ruidos distractores pueden abarcar: calentadores o aire acondicionado, otras personas que estén hablando, arrastrar papeles, radios, televisores y sonidos del tráfico. Para que el discurso se escuche fácilmente, debe tener un intensidad mayor de 20 a 25 decibeles que cualquier otro ruido circundante.

Los cuartos en los cuales el sonido rebota de las superficies, como paredes, ventanas y pisos duros, crean ecos o reverberaciones que pueden distorsionar el discurso de alguien. Como resultado, los cuartos con pisos de baldosa o de cemento, sobre todo en espacios más grandes, hacen más difícil la comprensión del discurso. En general, es mucho más fácil oír en cuartos alfombrados y que tengan muebles tapizados.

Los cambios en su casa u oficina puede ayudar:

  • Verifique que haya iluminación suficiente para ver los rasgos faciales y otras señales visuales.
  • Ubique su silla de tal manera que su espalda esté ante una fuente luminosa en lugar de sus ojos.
  • Si su audición es mejor en un oído, ubique su silla de manera que la persona que habla vaya a estar con mayor probabilidad en el lado por donde escucha mejor.

Al tomar parte en una conversación

Es fácil para casi toda persona, sea o no que su audición esté deteriorada, soñar despierto un poco durante una conversación. Sin embargo, las personas con hipoacusia deben prestar mucha atención al hablar con otros.

Deje que la conversación fluya durante algún tiempo si usted no entiende al principio. Algunas veces una palabra o frase clave surgirá de nuevo. Sin embargo, si usted se pierde, interrumpa y solicite que le repitan algo o que se lo digan con otras palabras.

Usted puede usar una técnica llamada lectura del discurso para entender mejor lo que se está diciendo. La técnica implica el uso de la expresión de la cara de alguien, su postura, sus gestos con las manos o la cara y el tono de su voz para entender mejor lo que la persona está diciendo. La lectura del discurso es diferente de la lectura de labios.

Con el fin de usar esta técnica, usted debe estar frente a la persona que está hablando y tener suficiente luz en el cuarto de manera que pueda ver su cara claramente.

Algunas veces, las señales visuales también pueden ayudar. Lleve un cuaderno y lápiz y úselos para solicitar que le escriban una palabra o frase clave.

Qué más

Hay disponibilidad de muchos y diferentes dispositivos para ayudar a las personas con hipoacusia. Si usted está usando audífonos, las consultas regulares con audiólogos son importantes.

Otras personas con quienes usted a menudo habla pueden aprender técnicas de comunicación.

Ver también: hablar con alguien con hipoacusia.

Referencias

Dugan MB. Living with Hearing Loss. Galludet University Press , Washington DC. March 2003.

Version Info

  • Last Reviewed on 07/07/2011
  • Seth Schwartz, MD, MPH, Otolaryngologist, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 13, 2013

         
Average rating (0)