Tratamiento posoperatorio para la ruptura del tendón de Aquiles

Toggle: English / Spanish

Nombres alternativos

¿Qué es una ruptura del tendón de Aquiles?

El tendón de Aquiles conecta los músculos de la pantorrilla con el hueso del talón. Juntos, lo ayudarán a impulsar el talón del suelo y empinarse sobre los dedos de los pies. Uno utiliza estos músculos y el tendón de Aquiles al caminar, correr y saltar.

Si su tendón de Aquiles se estira demasiado, puede desgarrarse o romperse. Si esto sucede, usted puede:

  • Escuchar un chasquido, crujido o estallido y sentir un dolor agudo en la parte posterior de la pierna o el tobillo.
  • Tener dificultad al mover el pie para caminar o subir escaleras.
  • Tener dificultad para pararse en puntillas.
  • Presentar moretones o hinchazón en la pierna o el pie

Respecto a su lesión

Su lesión muy probablemente ocurrió cuando usted:

  • Repentinamente arrancó su pie del suelo (para pasar de caminar a correr, o correr cuesta arriba).
  • Tropezó y se cayó o tuvo otro accidente.
  • Estaba practicando un deporte, como el tenis o el baloncesto, con mucha parada y arranque.
  • Una rotura parcial significa que al menos parte del tendón todavía está bien.
  • Un desgarro completo significa que su tendón está completamente roto y los dos lados no están unidos el uno al otro.

Qué se debe esperar

Si usted tiene un desgarro completo, puede necesitar una cirugía para reparar el tendón. El médico analizará los pros y los contras de la cirugía con usted. Antes de la operación, le pondrán una bota especial que le impide mover la pierna y el pie.

Para un desgarro parcial:

  • Puede necesitar cirugía.
  • En lugar de la cirugía, es posible que necesite usar un yeso, un aparato ortopédico, una férula o una bota por unas 6 semanas. Durante este tiempo, su tendón vuelve a crecer.

Si tiene un aparato ortopédico, una férula o una bota, esto le impedirá mover el pie y evitará una lesión mayor. Puede caminar una vez que su médico lo autorice.  

Alivio de los síntomas

Para aliviar la hinchazón:

  • Coloque una bolsa de hielo en el área justo después de lesionarse.
  • Use almohadas para elevar la pierna por encima del nivel del corazón cuando esté durmiendo.
  • Mantenga su pie elevado cuando esté sentado.
  • No les dé ácido acetilsalicílico (aspirin) a los niños.
  • Si tiene cardiopatía, presión arterial alta, enfermedad renal o ha tenido sangrado o úlceras gástricas, hable con su médico antes de usar estos medicamentos.
  • No tome más de la cantidad recomendada en el envase.

Rehabilitación y actividad

En algún momento, mientras se recupera, el médico le pedirá que comience a mover el talón. Esto puede ser entre las 2 y 3 semanas y hasta las 6 semanas después de su lesión.

Con la ayuda de la fisioterapia, la mayoría de las personas pueden regresar a sus actividades normales en 4 a 6 meses. En la fisioterapia , usted aprenderá ejercicios para fortalecer los músculos de la pantorrilla y hacer que su tendón de Aquiles sea más flexible.

Al estirar los músculos de la pantorrilla, hágalo lentamente. Además, no salte ni use demasiada fuerza cuando utilice la pierna.

Después de sanar, usted estará en mayor riesgo de lesionarse el tendón de Aquiles de nuevo.

Después de sanar, tendrá que:

  • Mantenerse en buena forma y hacer estiramientos antes de cualquier ejercicio.
  • Evitar los zapatos de tacón alto.
  • Preguntarle a su médico si puede jugar al tenis, racquetball, baloncesto y otros deportes en los que uno para y arranca.
  • Realizar la cantidad adecuada de calentamiento y estiramiento con anticipación.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si se presenta cualquiera de estos síntomas:

  • La hinchazón o el dolor en la pierna, el tobillo o el pie empeoran.
  • La pierna o el pie se ponen morados.
  • Fiebre.

Referencias

Baer GS, Keene JS. Tendon injuries of the foot and ankle. In: DeLee JC, Drez D Jr., Miller MD, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2009:section D.

Version Info

  • Last reviewed on 6/28/2012
  • C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (0)