Tratamiento poshospitalario para una fractura nasal

Toggle: English / Spanish

Nombres alternativos

Fracturas nasales

La nariz está formada por dos huesos en el puente nasal y un pedazo largo de cartílago (tejido flexible pero resistente) que le da a la nariz su forma.

Usted tiene una fractura nasal. Esto significa que la parte ósea de la nariz se ha roto. La mayoría de las fracturas de nariz son causadas por traumatismos, tales como lesiones deportivas, accidentes automovilísticos o peleas a puñetazos.

Más respecto a su lesión

Si su nariz está torcida a raíz de una lesión es posible que necesite una reducción con el fin de poner los huesos de nuevo en su lugar. Si la ruptura es fácil de arreglar, la reducción se puede hacer en el consultorio del médico. Si la ruptura es más grave, es posible que necesite una cirugía para repararla.

Usted puede tener dificultad para respirar por la nariz, debido a que los huesos pueden estar fuera de lugar o si hay mucha inflamación.  

Qué se debe esperar

Usted puede tener uno o todos estos síntomas de una fractura de nariz:

  • Hinchazón en la parte externa y en el puente nasal
  • Dolor
  • Una nariz torcida
  • Sangrado dentro o fuera de la nariz
  • Dificultad para respirar por la nariz
  • Hematomas alrededor de uno o ambos ojos

Si tiene hemorragia nasal que no se detiene, el médico puede introducir una gasa suave llamada tapón en la fosa nasal que está sangrando.

Si necesita que le practiquen una cirugía, tendrá que esperar hasta que la mayor parte o la totalidad de la inflamación haya disminuido, por lo general entre los 3 y los 6 días después de la lesión. Lo  pueden remitir a un médico especialista, como un cirujano plástico o un otorrinolaringólogo, si la lesión es más grave.

En caso de fracturas simples, se puede realizar una reducción en la sala de urgencias o el consultorio médico sin necesidad de cirugía.

Alivio de los síntomas

En caso de fracturas simples en las que el hueso nasal no esté torcido, el médico puede recetar únicamente medicamentos para el dolor, hielo y descongestionantes nasales.

Para evitar el dolor y la hinchazón:

  • Descanse: trate de alejarse de cualquier actividad en la que pudiera golpear la nariz.
  • Aplique hielo en la nariz durante 20 minutos entre 2 y 3 veces al día, pero no lo aplique directamente sobre la piel.
  • Tome analgésicos si es necesario.
  • Mantenga la cabeza elevada.
  • Hable con el médico antes de usar estos medicamentos si tiene cardiopatía, presión arterial alta, enfermedad renal o ha tenido úlceras gástricas o sangrado interno en el pasado.
  • No tome más de la cantidad recomendada en el envase o por el médico.

Actividad

Puede seguir realizando la mayoría de sus actividades diarias, pero tenga cuidado al hacerlo. Trate de no levantar nada pesado, a menos que su médico lo autorice. Si tiene un yeso o una férula, úselos hasta que el médico le diga que se los puede quitar.

Quizás tenga que evitar los deportes por unas semanas. Cuando el médico lo autorice para jugar de nuevo, asegúrese de usar el equipo de protección para salvaguardar la cara y la nariz.

Cuidados personales en el hogar

No retire ningún tapón o férulas sin las instrucciones del médico.

Para la congestión, tome duchas de agua caliente para inhalar el vapor. Esto le ayudará a disolver el moco y limpiar toda la sangre o el moco seco que se acumula después de la cirugía.

En caso de sangre seca o secreción, posiblemente tenga que limpiar el interior de su nariz. Use un aplicador de algodón humedecido en agua tibia y jabón y limpie cuidadosamente el interior de cada fosa nasal.

Si toma cualquier medicación por vía nasal, hable con su médico antes de usar cualquiera de estos medicamentos.    

Control

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si presenta:

  • Hormigueo o entumecimiento repentinos
  • Aumento repentino del dolor o la hinchazón
  • Cualquier herida abierta o sangrado
  • Una lesión que no parece estar sanando como se esperaba
  • Dificultad para respirar que no desaparece
  • Cualquier cambio en la visión o visión doble

Referencias

Version Info

  • Last reviewed on 6/26/2012
  • Seth Schwartz, MD, MPH, Otolaryngologist, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (0)