Tratamiento poshospitalario para una fractura de tobillo

Toggle: English / Spanish

Nombres alternativos

Descripción

Una fractura de tobillo es la rotura de uno o más de los huesos del tobillo. Estas fracturas pueden:

  • Ser parciales (el hueso está sólo parcialmente fisurado, no del todo).
  • Ser completas (el hueso está perforado y está en 2 partes).
  • Producirse en uno o ambos lados del tobillo.

Más respecto a su lesión

Las fracturas graves de tobillo pueden requerir cirugía. Las fracturas pueden necesitar cirugía si:

  • Los extremos de los huesos están desalineados entre sí (desplazados).
  • La fractura afecta a la articulación del tobillo.
  • Hay fracturas en dos (bimaleolar) o tres (tri maleolar) partes de los huesos del tobillo.
  • Los tendones o ligamentos (tejidos que sujetan los músculos y los huesos entre sí) están rotos.
  • El médico cree que sus huesos puede que no sanen apropiadamente sin cirugía.
  • En los niños, la fractura involucra la parte del hueso del tobillo donde el hueso está creciendo.

Qué se debe esperar

Lo pueden remitir a un ortopedista (experto en huesos). Hasta el momento de esa consulta:

  • Tendrá que mantener su yeso o férula en todo momento y mantener el pie elevado lo más que pueda.
  • No ponga ningún peso sobre su tobillo lesionado ni trate de caminar sobre éste.
  • La cantidad de tiempo que usted tiene que usar un yeso o una férula depende del tipo de fractura que tenga.
  • El yeso o una férula se pueden cambiar más de una vez, a medida que su hinchazón disminuya.
  • Casi siempre, al principio no le permitirán soportar peso sobre el tobillo lesionado.
  • En algún momento, usted utilizará una bota especial para caminar a medida que avanza la curación.

Alivio de los síntomas

Para reducir el dolor y la hinchazón: 

  • Siéntese con el pie elevado por encima de la rodilla, por lo menos 4 veces al día.
  • Aplique una compresa de hielo por 20 minutos cada hora que esté despierto durante los primeros 2 días.
  • Después de 2 días, utilice la bolsa de hielo durante 10 a 20 minutos, 3 veces al día, según sea necesario.
  • No use estos medicamentos durante las primeras 24 horas después de la lesión, ya que pueden incrementar el riesgo de hemorragia.
  • Hable con su médico antes de usar estos medicamentos si tiene cardiopatía, presión arterial alta, enfermedad renal, o ha tenido úlceras gástricas o sangrado interno en el pasado.
  • No tome más de la cantidad recomendada en el envase o más de lo que el médico le recomienda tomar.
  • No le dé ácido acetilsalicílico (aspirin) a los niños.

El acetaminofén (Tylenol y otros) es un medicamento para el dolor seguro para la mayoría de las personas. Si tiene enfermedad hepática, consulte con el médico si este medicamento es seguro para usted.

Usted puede necesitar medicamentos recetados para el dolor (opioides o narcóticos) para mantener el dolor bajo control al principio.

Actividad

El médico le dirá cuando está bien colocar algún peso sobre su tobillo lesionado.

  • La mayor parte del tiempo, esto tardará por lo menos 6 semanas.
  • Poner peso sobre el tobillo demasiado pronto puede hacer que los huesos no sanen bien.

En un momento dado, lo pasarán a un yeso de soporte de peso o una férula. Esto le permitirá empezar a caminar. Cuando comience a caminar de nuevo:

  • Los músculos estarán probablemente más débiles y más pequeños, y el pie se sentirá rígido.
  • Empezará a aprender ejercicios para ayudarlo a reconstituir su fuerza.
  • Lo pueden remitir a un fisioterapeuta para que lo ayude con este proceso.
  • El regreso a los deportes o a las actividades laborales requiere que usted tenga toda su fuerza en el músculo de la pantorrilla y que tenga casi el rango completo de movimiento de nuevo en el tobillo.

Control

El médico puede tomar radiografías de 7 a 10 días y 1 mes después de su lesión para ver cómo está sanando el tobillo.

El médico le hará saber cuándo puede volver a sus actividades normales y deportivas. La mayoría de las personas necesitan por lo menos de 6 a 10 semanas para sanar completamente.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si:

  • El yeso o la férula se dañan.
  • El yeso o la férula están demasiado sueltos o muy apretados.
  • Tiene dolor intenso.
  • El pie o la pierna están hinchados por encima o por debajo del yeso o la férula.
  • Presenta entumecimiento, hormigueo o frío en el pie, o los dedos del pie lucen oscuros.
  • No puede mover los dedos de los pies.

Referencias

Ankle fractures. In: Eiff MP, Hatch RL, eds. Fracture Management for Primary Care. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 13.

Version Info

  • Last reviewed on 6/27/2012
  • Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (0)