Tratamiento poshospitalario para la neuralgia posherpética

Toggle: English / Spanish

Descripción

Es un dolor que continúa después de un ataque de culebrilla. Este dolor puede durar entre meses y años.

La culebrilla es una erupción cutánea vesicante y dolorosa causada por el virus varicela-zoster, el mismo virus que causa la varicela. La culebrilla también se llama herpes zóster.

Qué se debe esperar

La neuralgia posherpética puede:

  • Limitar sus actividades cotidianas y dificultar el trabajo. 
  • Afectar la forma en que se relaciona con sus amigos y familiares. 
  • Causar sentimientos de frustración, resentimiento y estrés. Estos sentimientos pueden hacer que su dolor empeore.

Tomar medicamentos para el dolor

A pesar de que no hay cura para la neuralgia posherpética, hay algunas maneras de tratar el dolor y la molestia.

Usted puede tomar un tipo de medicamentos llamados AINES, para los cuales no necesita una receta médica.

  • Dos tipos de AINES son el ibuprofeno (como Advil o Motrin) y naproxeno (como Aleve o Naprosyn). 
  • Si tiene cardiopatía, presión arterial alta, enfermedad renal o tuvo úlceras gástricas o sangrado estomacal, hable con su médico antes de usar estos medicamentos.
También puede tomar paracetamol (como Tylenol) para aliviar el dolor. Si tiene enfermedad hepática, hable con su médico antes de usarlo.

El médico puede recetarle analgésicos narcóticos para el dolor. Se le puede aconsejar que los tome:

  • Sólo cuando tenga dolor.
  • En un horario regular, si su dolor es difícil de controlar.
Los analgésicos narcóticos  pueden:
  • Provocarle sueño y confusión. No beba alcohol ni use maquinaria pesada mientras los esté tomando. 
  • Provocarle picazón en la piel. 
  • Causarle estreñimiento (no poder tener una evacuación intestinal con facilidad). Trate de beber más líquidos, comer alimentos ricos en fibra o use laxantes. 
  • Causar náuseas (malestar estomacal). Tomar los narcóticos con alimentos puede ayudar.

Otros medicamentos para la neuralgia posherpética

El médico le puede prescribir parches cutáneos que contienen lidocaína (un anestésico), los cuales pueden aliviar un poco el dolor durante un corto período de tiempo.

Zostrix, una crema que contiene capsaicina (un extracto de la pimienta), también puede reducir el dolor.

Otros dos tipos de medicamentos recetados pueden ayudar a reducir su dolor. Usted debe tomarlos todos los días, y pueden tardar varias semanas antes de comenzar a hacer efecto.

  • Anticonvulsivos. La gabapentina y la pregabalina son los que se utilizan con más frecuencia. 
  • Medicamentos para tratar el dolor y la depresión, con mayor frecuencia los llamados antidepresivos tricíclicos, como amitriptilina o nortriptilina.
Ambos fármacos tienen efectos secundarios. Si usted tiene efectos secundarios molestos NO deje de tomar su medicamento sin consultar primero con el médico, quien le puede cambiar la dosis o recetarle un medicamento diferente.

¿Qué más puede ayudar?

Muchas técnicas no médicas pueden ayudarle a relajarse y reducir el estrés del dolor crónico. Algunas de ellas son:

  • Meditación 
  • Ejercicios de respiración profunda
  • Biorretroalimentación 
  • Autohipnosis
  • Técnicas con relajantes musculares 
Un tipo común de psicoterapia para las personas con dolor crónico se llama terapia conductual cognitiva, que puede ayudarle a aprender cómo enfrentar y manejar las respuestas al dolor.    

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si:

  • Su dolor no está bien manejado. 
  • Usted piensa que puede estar deprimido, o si está teniendo dificultad para controlar sus emociones.

Referencias

Cohen J. Varicella-Zoster virus (chickenpox, shingles). In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia,Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 383.

Warts, herpes simplex, and other viral infections. In: Habif TP, ed. Clinical Dermatology. 5th ed.St. Louis,Mo: Mosby Elsevier; 2009:chap 12.

Version Info

  • Last Reviewed on 06/28/2012
  • David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: September 18, 2013

         
Average rating (0)