Tratamiento para el cáncer de próstata

Toggle: English / Spanish

Nombres alternativos

Descripción

El tratamiento para el cáncer de próstata por lo general sólo se escoge después de realizar una evaluación completa. El médico le explicará los beneficios y riesgos de cada opción de tratamiento.

Algunas veces, el médico puede recomendarle un tratamiento por lo que se sabe sobre su tipo de cáncer y sus factores de riesgo. Otras veces, el médico hablará con usted acerca de dos o más tratamientos que podrían ser buenos para su cáncer.

Los factores que usted y su médico deben considerar abarcan:

  • Su edad y otros problemas médicos que pueda tener.
  • Los efectos secundarios que ocurren con cada tipo de tratamiento.
  • Hasta qué punto se ha propagado el cáncer de próstata.
  • Su puntaje de Gleason, que le dice a su médico qué tan probable es que el cáncer ya se haya extendido a otros lugares.

Ver también: estadificación del cáncer de próstata

Pídale a su médico que le explique lo siguiente respecto a sus opciones de tratamiento:

  • Qué opciones ofrecen la mejor oportunidad de curar el cáncer o controlar su propagación por un largo tiempo.
  • Qué tan probable es que usted vaya a tener diferentes efectos secundarios y cómo afectarán su vida.

Prostatectomía radical (extirpación de la próstata)

La cirugía para extirpar la próstata y parte del tejido que lo rodea es una opción cuando el cáncer no se ha diseminado más allá de la glándula prostática. Esta cirugía se denomina prostatectomía radical.

Los hombres sanos que probablemente vivan 10 años o más a menudo se someten a este procedimiento.

Nota: no siempre es posible saber con certeza antes de que se realice la cirugía si el cáncer de próstata se ha propagado más allá de la glándula prostática.

Los posibles problemas después de la cirugía abarcan dificultad para controlar la orina o las deposiciones y problemas de erección.

Radioterapia

La radioterapia funciona mejor para tratar el cáncer de próstata que no se ha diseminado por fuera de la próstata. También se puede utilizar después de la cirugía, si existe un riesgo de que las células del cáncer de próstata puedan aún estar presentes. La radiación se usa algunas veces para aliviar el dolor cuando el cáncer se ha diseminado al hueso.

La radioterapia de haz externo utiliza potentes rayos X dirigidos a la glándula prostática.

  • Se realiza en un centro de oncología para radiación por lo general conectado a un hospital. Usted vendrá al centro desde la casa cinco días a la semana para los tratamientos. La terapia dura de 6 a 8 semanas.
  • Antes del tratamiento, un terapeuta marcará la parte del cuerpo que se va a tratar con un bolígrafo especial.
  • La radiación se dirige a la glándula prostática utilizando un dispositivo que parece una máquina de rayos X normal. El tratamiento en sí generalmente es indoloro.

Los efectos secundarios pueden abarcar: impotencia, incontinencia, inapetencia, fatiga, reacciones cutáneas, ardor o lesión rectal, diarrea, tenesmo vesical y sangre en la orina. Igualmente, hay reportes de cánceres secundarios derivados del campo de radiación.

La terapia de protones es otro tipo de radiación que se utiliza para tratar el cáncer de próstata. Los médicos apuntan haces de protones sobre un tumor para que haya menos daño al tejido circundante. Esta terapia no se acepta ni se utiliza ampliamente.

Braquiterapia de la próstata

La braquiterapia se utiliza a menudo para los hombres con cáncer de próstata más pequeño que se detecta a tiempo y es de crecimiento lento. También se puede administrar con la radioterapia de haz externo para algunos pacientes con cáncer más avanzado.

La braquiterapia de la próstata consiste en colocar semillas radiactivas dentro de la glándula prostática.

  • Un cirujano introduce pequeñas agujas a través de la piel por debajo del escroto para inyectar las semillas. Las semillas son tan pequeñas que uno no las siente.
  • Ellas son permanentes.

Los efectos secundarios pueden abarcar:

  • Dolor, hinchazón o hematomas en el pene o el escroto, orina o semen de color entre rojo y marrón.
  • Impotencia, incontinencia, retención urinaria y la diarrea.

Hormonoterapia

La testosterona es la principal hormona masculina del cuerpo. Los tumores prostáticos necesitan testosterona para crecer. La hormonoterapia es cualquier tratamiento que disminuye el efecto de la testosterona sobre el cáncer de próstata.

La hormonoterapia se utiliza principalmente en hombres cuyo cáncer se ha diseminado para ayudar a aliviar los síntomas. Estos tratamientos pueden prevenir el mayor crecimiento y propagación del cáncer, pero no lo curan.

El tipo primario se llama agonista de la hormonas liberadora de hormona luteinizante (LH-RH):

  • Estos medicamentos bloquean la producción de testosterona por parte del cuerpo y deben aplicarse por medio de inyección, por lo general cada 3 a 6 meses.
  • Éstos incluyen leuprolida, goserelina, nafarelina, triptorelina, histrelina, buserelina y degarelix.
  • Los posibles efectos secundarios abarcan: náuseas y vómitos, sofocos, anemia, letargo, osteoporosis, disminución del deseo sexual, disminución de la masa muscular, aumento de peso e impotencia.

Los otros medicamentos utilizados se denominan fármacos bloqueadores de los andrógenos.

  • Con frecuencia, se administra junto con los fármacos anteriores y abarcan flutamida, bicalutamida y nilutamida.
  • Los posibles efectos secundarios abarcan: disfunción eréctil, pérdida del deseo sexual, problemas del hígado, diarrea y agrandamiento de las mamas.

Gran parte de la testosterona del cuerpo es producida por los testículos. Como resultado, la extirpación de los testículos (llamada orquiectomía) también se puede utilizar como un tratamiento hormonal.

Quimioterapia

La quimioterapia y la inmunoterapia se utilizan para tratar los cánceres de próstata que ya no responden al tratamiento hormonal. Un especialista en oncología recomienda un solo medicamento o una combinación de fármacos.

Referencias

Antonarakis ES, Eisenberger MA. Expanding treatment options for metastatic prostate cancer. N Engl J Med. 2011 May 26;364(21):2055-8.

Wilt TJ, MacDonald R, et al. Systematic review: comparative effectiveness and harms of treatments for clinically localized prostate cancer. Ann Intern Med. 2008;148(6):435-448.

Prostate Cancer Treatment (PDQ®) Last Modified: 06/01/2011

Version Info

  • Last reviewed on 10/27/2011 12:00:00 AM
  • Louis S. Liou, MD, PhD, Chief of Urology, Cambridge Health Alliance, Visiting Assistant Professor of Surgery, Harvard Medical School. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (0)