Radiación pélvica (entre las caderas) - alta

Toggle: English / Spanish

Nombres Alternativos

Alta después de radiación a la pelvis

Qué esperar en el hogar

Cuando usted recibe radioterapia para el cáncer, el cuerpo sufre algunos cambios.

Alrededor de 2 a 3 semanas después de la primera radioterapia, usted puede tener estos efectos secundarios:

  • La piel sobre el área tratada puede ponerse roja, empezar a pelarse, oscurecerse o presentar comezón.
  • El vello corporal se caerá, pero SÓLO en el área en tratamiento. Cuando el cabello le crezca de nuevo, puede ser diferente al anterior.
  • Se puede presentar molestia en la vejiga. Es posible que tenga que orinar con frecuencia y que sienta ardor al orinar.
  • Le puede dar diarrea y cólicos en el abdomen.

La mujer puede tener:

  • Picazón, ardor o resequedad en el área vaginal
  • Períodos menstruales que se detienen o cambian
  • Sofocos

Tanto hombres como mujeres pueden perder interés en el sexo.

Cuidado de la piel

Cuando usted recibe radioterapia, un médico le dibuja marcas de color en la piel. No se las quite. Éstas muestran a dónde dirigir la radiación. Si desaparecen, no las dibuje de nuevo. Coméntele al médico si se borran. Deben permanecer allí hasta que los tratamientos terminen.

Cuide el área de tratamiento:

  • Lávela suavemente sólo con agua tibia. No la estregue. Seque la piel dando palmaditas.
  • NO utilice jabones. No use lociones, ungüentos, polvos ni otros productos perfumados en esta área. Pregúntele al médico qué puede usar.
  • Mantenga el área tratada fuera del contacto directo con el sol.
  • No se rasque ni se frote la piel.

Coméntele al médico o a la enfermera si tiene cualquier ruptura o abertura en la piel.

No ponga almohadillas térmicas ni bolsas de hielo en el área de tratamiento.

Use ropa suelta alrededor del estómago y la pelvis

  • Las mujeres no deben usar fajas ni pantimedias.
  • La ropa interior de algodón es la mejor.

Mantenga las nalgas y las áreas pélvicas limpias y secas.

Si usted tiene linfedema, el médico o enfermera vigilarán si hay alguna ruptura de la piel, sobre todo en áreas óseas como las caderas, las rodillas y los codos.

Cuidados personales

No tome laxantes. Tome muchos líquidos: 8 a 10 vasos de líquidos al día. Evite el jugo de naranja, de toronja y otros jugos cítricos.

El médico puede indicarle una dieta baja en residuos que limite la cantidad de alimentos ricos en fibra que usted come. Necesita consumir proteínas y calorías suficientes para mantener el peso.

Ver también: Consumo de calorías adicionales cuando está enfermo (adultos)

Pregúntele a su médico por suplementos alimenticios líquidos. Pueden ayudar a que usted obtenga calorías suficientes. Pregúntele a su médico por medicamentos que le ayuden con la diarrea o la necesidad de orinar con frecuencia.

La mayoría de las personas que reciben radioterapia empiezan a sentirse cansadas después de algunos días. Si usted se siente cansado:

  • No trate de hacer demasiado en un día. Probablemente no podrá hacer todo lo que está acostumbrado a hacer.
  • Trate de dormir más durante la noche. Descanse durante el día cuando pueda.
  • Tómese algunas semanas libres del trabajo o trabaje menos.

Esté atento a la aparición de estos signos iniciales de edema. Coméntele al médico si tiene:

  • Sensación de opresión en la pierna
  • Sensación de estrechez en los zapatos o calcetines
  • Debilidad en la pierna
  • Dolor, pesadez o dolor sordo en los brazos o las piernas
  • Enrojecimiento, hinchazón o signos de infección

Intimidad

Es normal tener menos interés en el sexo durante la radioterapia e inmediatamente después de terminarla. Si le ocurre, su interés en el sexo probablemente regresará después de que termine el tratamiento y su vida empiece a retornar a la normalidad.

Tanto hombres como mujeres deberían poder disfrutar del sexo sin problemas después de que termine la radioterapia.

Las mujeres que reciben radioterapia en la pelvis pueden presentar encogimiento o estrechamiento de la vagina. Su médico o enfermera le aconsejará usar un dilatador, el que puede ayudarle a estirar suavemente las paredes vaginales. Pregunte por el uso de un dilatador después de que termine su radioterapia.

Control

Su médico puede verificar sus conteos sanguíneos regularmente, sobre todo si el área de la radioterapia en su cuerpo es grande.

Referencias

Sharma RA, Vallis KA, McKenna WG. Basics of radiation therapy. In: Abeloff MD, Armitage JO, Niederhuber JE, Kastan MB, McKenna WG, eds. Abeloff’s Clinical Oncology. 4th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2008:chap 29.

D'Amico AV, Crook J, Beard CJ, et al. Radiation therapy for prostate cancer. In: Wein AJ, ed. Campbell-Walsh Urology. 10th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 104.

Smith JA, Jhingran A. Principles of radiation therapy and chemotherapy in gynecologic cancer: basic principles, uses, and complications. In: Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, Katz VL, eds. Comprehensive Gynecology. 6th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2012:chap 27.

Version Info

  • Last Reviewed on 06/05/2012
  • LinLinda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington; and Yi-Bin Chen, MD, Leukemia/Bone Marrow Transplant Program, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 13, 2013

         
Average rating (0)