Preparar los hijos para el embarazo y un nuevo bebé

Toggle: English / Spanish

Nombres alternativos

Definición

Un nuevo bebé cambia su familia. Es un momento emocionante. Sin embargo, un nuevo bebé puede ser difícil para los niños mayores. Aprenda cómo puede ayudarle a su hijo mayor a prepararse para la llegada de un nuevo bebé.

Coméntele a su hijo sobre el nuevo bebé

Dígale a su hijo que usted está embarazada cuando esté lista para compartir la noticia. Trate de hacérselo saber antes de que todo el mundo entorno a él lo esté comentando.

Sepa que su hijo notará que usted se siente cansada o enferma. Trate de mantener una actitud positiva para que su hijo no sienta resentimiento contra el bebé por hacerla sentir mal.

Esté preparada para responder preguntas

Deje que su hijo decida qué tanto quiere saber y lo mucho que quiere hablar sobre el bebé.

Esté preparado para que su hijo le pregunte: "¿De dónde viene el bebé?". Sepa sobre qué puede hablar usted sin sentirse incómoda. Mantenga la conversación a nivel del niño y responda sus preguntas. Usted puede: 

  • Decirle que el bebé viene desde dentro del útero que se encuentra detrás del estómago. 
  • Leer con su hijo libros para niños sobre el parto. 
  • Llevar a su hijo a una cita con el médico. Deje que su hijo escuche los latidos del corazón del bebé. 
  • Dejar que su hijo sienta al bebé cuando éste patea o se mueve.

Entienda el sentido del tiempo de su hijo. Un niño pequeño no va a entender que el bebé no vendrá en meses. Explíquele su fecha probable de parto con tiempos que tengan sentido para él. Por ejemplo, dígale que el bebé vendrá cuando haga frío o cuando haga calor afuera.

Trate de no preguntarle a su hijo si quiere un hermano o hermana. Si el bebé no es lo que él quiere, puede sentirse decepcionado.

Sepa que su hijo está sintonizado con usted

A medida que su vientre crezca, su hijo notará que:

  • Ya no puede sentarse en su regazo. 
  • Usted no lo está cargando mucho. 
  • Usted tiene poca energía.

Explíqueles que tener un bebé es un trabajo arduo. Asegúreles que usted está bien y que ellos todavía son muy importantes para usted.

Maneje las emociones y el comportamiento de su hijo

Sepa que su hijo puede volverse pegajoso y puede tener rabietas. Establezca límites con él como siempre lo hace. Sea cariñosa y hágale saber a su hijo que aún sigue siendo importante. A continuación se presentan algunas sugerencias.

A su hijo le gusta oír hablar de él. Muéstrele al niño fotos de cuando usted estaba embarazada con él y fotos de él como bebé. Cuéntele a su hijo historias de lo que hizo con él cuando era bebé. Coméntele lo emocionada que estaba usted cuando él nació. Ayúdele al niño a ver que esto es lo que significa tener un nuevo bebé. 

Anime a su hijo a jugar con un muñeco. Su hijo puede alimentar, cambiarle los pañales y cuidar del muñeco. Deje que su niño juegue con algunas de las cosas del bebé. Su hijo posiblemente quiera vestir a sus animales de peluche o muñecos con la ropa. Dígale a su hijo que él puede ayudar a hacer esto con el bebé real. 

Trate de conservar las rutinas normales de su hijo hasta donde sea posible. Dígale a su hijo las cosas que permanecerán iguales después de que nazca el bebé, como: 

  • Ir a la escuela
  • Ir al patio de juegos
  • Jugar con sus juguetes favoritos
  • Leer libros con usted

Evite decirle a su hijo que actúe como un chico o una chica grande. Recuerde que su hijo se considera su bebé.

Trate de no hacer grandes cambios

No presione al niño para usar el orinal inmediatamente antes o inmediatamente después de que nazca el bebé.

Tampoco presione a su hijo a que renuncie a su manta de bebé.

Si va a trasladar a su hijo a una nueva habitación o a una cama nueva, hágalo semanas antes de su fecha probable de parto. Dele a su hijo tiempo para hacer el cambio antes de que nazca el bebé.

Prepárese para el nacimiento de su bebé

Pídale a su hijo que le ayude a prepararse para el nuevo bebé. Su hijo puede ayudarle a: 

  • Empacar su maleta para el hospital. 
  • Escoger la ropa para el bebé que llega al hogar. 
  • Conseguir la cuna o alistar el cuarto para el recién nacido. Arreglar la ropa y organizar los pañales. 
  • Comprar cosas para el bebé.

Haga los arreglos necesarios para su hijo mayor. Dígale a su hijo quién se hará cargo de él cuando usted tenga el bebé. Deje que su hijo sepa que usted no va a estar ausente por mucho tiempo.

Haga planes para que su hijo la visite a usted y al bebé en el hospital. Procure que su hijo la visite cuando no haya muchos otros visitantes. El día que usted se lleve el bebé para casa, solicite que su hijo mayor venga al hospital para "ayudar".

Para los niños más pequeños, un pequeño regalo (como un juguete o un muñeco de peluche) "del bebé" a menudo sirve para ayudar a que el niño le haga frente al hecho de agregarle un nuevo bebé a la familia.

Cuéntele a su hijo lo que hará el bebé:

  • Dónde dormirá el bebé aquí.
  • Dónde irá en el carro el asiento de coche para bebés.
  • Cómo se amamantará el bebé o tomará el biberón cada pocas horas.

También explíquele lo que el bebé no puede hacer. El bebé no puede hablar, pero puede llorar. Y el bebé no puede jugar, ya que es muy pequeño. Pero al bebé le gustará ver a su hijo jugar, bailar, cantar y saltar.

En casa con el nuevo bebé

Trate de pasar un poco de tiempo cada día con el niño mayor. Haga esto cuando el bebé esté durmiendo la siesta o cuando otro adulto lo pueda cuidar.

Anime a su hijo a que ayude con el bebé. Tenga en cuenta que esto lleva más tiempo que hacerlo usted misma. Su hijo puede:

  • Cantarle al bebé.
  • Ayudar con el cambio de pañales.
  • Ayudar a empujar el cochecito.
  • Hablar con el bebé.

Pídales a los visitantes que jueguen y hablen con el niño mayor, al igual que visitan al nuevo bebé. Deje que su hijo abra los regalos del bebé.

Al amamantar o alimentar a su bebé con biberón, lea un cuento, cante o abrace a su hijo mayor también.

Sepa que su hijo tendrá sentimientos encontrados sobre el nuevo bebé.

  • Puede empezar a hablar con balbuceo y puede comportarse mal.
  • Ayude a su hijo para que exprese sus sentimientos respecto al nuevo bebé.

Referencias

Version Info

  • Last reviewed on 9/26/2012
  • Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (0)