Permanecer activo y hacer ejercicio con artritis

Toggle: English / Spanish

Nombres alternativos

Introducción

Cuando usted tiene artritis, estar activo es bueno para su salud general y sentido de bienestar. 

El ejercicio mantiene sus músculos fuertes y aumenta su rango de movimiento (es decir, qué tanto puede doblar y flexionar sus articulaciones). Los músculos cansados y débiles se suman al dolor o la rigidez de la artritis.

Los músculos más fuertes también le ayudan con el equilibrio para prevenir caídas. Además, el hecho de estar más fuerte puede darle más energía y ayudarle a bajar de peso y dormir mejor.

Si va a realizarse una cirugía, el ejercicio puede ayudarle a permanecer fuerte, lo cual acelerará su recuperación.

Escoja entre estas actividades

Los ejercicios en el agua pueden ser el mejor ejercicio para su artritis. Los chapoteos al nadar, los aeróbicos en el agua o incluso simplemente caminar en el extremo poco profundo de una piscina fortalecen los músculos alrededor de la columna vertebral y las piernas.

Pregúntele al médico si usted puede usar una bicicleta estática. Tenga en cuenta que si tiene artritis de la cadera o la rótula, montar en bicicleta puede empeorar los síntomas. 

Si no puede hacer ejercicio en el agua o usar una bicicleta estática, pruebe con caminatas, con tal de que no le cause demasiado dolor. Camine sobre superficies lisas y uniformes, como las aceras cerca de su casa o dentro de un centro comercial.

Solicítele al fisioterapeuta o al médico que le muestre ejercicios suaves que aumenten su rango de movimiento y que le fortalezcan los músculos alrededor de las rodillas.

Vejez y ejercicios

Tenga cuidado

Con tal de que no se exagere, permanecer activo y hacer ejercicio no harán que su artritis de la rodilla empeore más rápido.

Tomar paracetamol (como Tylenol) u otra pastilla para el dolor antes de hacer ejercicio está bien. Pero no exagere con el ejercicio porque haya tomado el medicamento. 

Si el ejercicio provoca que empeore el dolor, pruebe reduciendo la duración e intensidad de su ejercicio la próxima vez.

Referencias

Iversen MD. Introduction to physical medicine, physical therapy, and rehabilitation. In: Firestein GS, Budd RC, Gabriel SE, et al., eds. Kelly's Textbook of Rheumatology. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 38.

Version Info

  • Last reviewed on 8/12/2013
  • C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (0)