Parto de nalgas

Toggle: English / Spanish

Introducción

La mejor posición para el bebé dentro del útero en el momento del parto es con la cabeza hacia abajo. Esta posición hace que sea más fácil y más seguro atravesar la vía del parto.

En las últimas semanas del embarazo, el médico la examinará para ver en qué posición está su bebé.

Si la posición de su bebé no se siente normal, es posible que se necesite una ecografía. Si la ecografía muestra que su bebé está de nalgas, el médico hablará con usted respecto a las opciones para un parto seguro.

¿Qué es el parto de nalgas?

En la presentación de nalgas, esta parte del cuerpo del bebé está abajo. Hay unos cuantos tipos de presentación de nalgas:

  • Presentación de nalgas completa: el bebé viene con las nalgas primero y con las rodillas flexionadas.
  • Presentación de nalgas franca: las piernas del bebé se estiran hacia arriba, con los pies cerca de la cabeza.
  • Presentación podálica: una pierna está más abajo sobre el cuello uterino de la madre.

Usted tiene más probabilidades de tener un bebé en presentación de nalgas si:

  • Entra en trabajo de parto prematuro.
  • Tiene un útero de forma anormal, miomas o demasiado líquido amniótico.
  • Tiene más de un bebé en la matriz.
  • Tiene placenta previa (cuando la placenta está en la parte inferior de la pared uterina, bloqueando el cuello del útero).

Voltear a su bebé (versión externa)

Si su bebé no está en la posición con la cabeza hacia abajo después de las 36 semanas, el médico puede explicarle sus opciones y riesgos para ayudarle a decidir qué medidas tomar a continuación.

El médico puede tratar de guiar al bebé hacia la posición correcta. Esto se conoce como versión externa e implica presionar sobre vientre suyo mientras se observa al bebé en una ecografía. La presión puede causar alguna molestia.

A usted se le puede dar un medicamento que relaja los músculos del útero.

  • Una ecografía le muestra al médico donde se encuentran la placenta y el bebé.
  • El médico ejercerá presión sobre el abdomen para tratar de girar la posición del bebé.
  • Se monitorea el ritmo cardíaco del bebé.

El éxito es mayor si el médico intenta este procedimiento alrededor de las 37 semanas. En este momento, el bebé es un poco más pequeño y por lo general hay más líquido a su alrededor. El bebé también ya es lo suficientemente grande en caso de la pequeña posibilidad de que haya un problema durante el procedimiento que obligue a sacarlo de manera rápida. La versión externa no se puede hacer una vez que usted esté en trabajo de parto activo.

Los riesgos relacionados con este procedimiento son bajos cuando lo realiza un médico experto. En raras ocasiones, puede conducir a una cesárea de emergencia si:

  • Parte de la placenta se desprende del revestimiento del útero.
  • El ritmo cardíaco del bebé baja demasiado, lo cual puede suceder si el cordón umbilical está fuertemente envuelto a su alrededor.

¿Si mi bebé no se voltea, me harán una cesárea?

Depende, pero la mayoría de los bebés que siguen estando en presentación de nalgas después de un intento de voltearlos se sacarán por cesárea. El médico le explicará el riesgo de dar a luz a un bebé en presentación de nalgas por vía vaginal.

El peligro del parto de nalgas se debe principalmente al hecho de que la parte más grande de un bebé es su cabeza. Así que cuando la pelvis o las caderas del bebé que viene de nalgas salen primero, puede que la pelvis de la madre no sea tan grande para sacar la cabeza del bebé también.

Otros problemas pueden ser:

  • El cordón umbilical puede resultar dañado o bloqueado, lo cual puede disminuir el suministro de oxígeno al bebé.
  • La madre también tiene un mayor riesgo de desgarros cervicales o vaginales con las posiciones anormales.

Para tratar de dar a luz al bebé de manera normal:

  • Será necesario que la pelvis de la mujer se vea lo suficientemente grande.
  • El trabajo de parto comenzó de manera espontánea y está progresando bien por sí solo.
  • El bebé es a término y parece ser de un peso promedio.
  • La presentación de nalgas es franca o completa.

Aún así, cada vez menos médicos que asisten a los partos tienen mucha o alguna experiencia para atender un parto de nalgas. La norma en Estados Unidos es sacar a la mayoría de los bebés en parto de nalgas por cesárea, dada la disminución de los riesgos para el bebé.

Si se planea la cesárea, lo cual es probable para la mayoría de las mujeres que esperan a un bebé en presentación de nalgas, ésta por lo general será programada para no antes de las 39 semanas. A usted le harán una ecografía en el hospital para confirmar la posición del bebé justo antes de la cirugía.

También hay una posibilidad de que usted entre en trabajo de parto o rompa fuente antes de la cesárea planeada. Si eso ocurre, llame al médico inmediatamente y diríjase al hospital. Es importante ingresar de inmediato si usted tiene un bebé en presentación de nalgas y rompe la bolsa de las aguas, porque hay una mayor probabilidad de que el cordón salga incluso antes de que esté en trabajo de parto. Esto puede ser muy peligroso para el bebé.

Posiciones para el nacimiento cuando el trabajo de parto ha comenzado

  • Su bebé debe pasar a través de los huesos de la pelvis para llegar a la abertura vaginal. Ciertas posiciones provocan un área y contorno más pequeños para que el bebé atraviese este estrecho  pasaje.
  • La mejor posición para que el bebé pase a través de la pelvis es con la cabeza hacia abajo y el cuerpo mirando hacia la espalda de la madre.

Algunas veces, el bebé se trasladará por sí mismo a la posición de cabeza hacia abajo. Si no lo hace, el médico tratará de ayudarlo a moverse. Si el bebé no se puede mover, usted tal vez tenga que someterse a una operación para sacar al bebé de forma segura.

Estas posiciones son anormales (no normales) y pueden causar problemas:

  • Occipucio posterior: el bebé está con la cabeza hacia abajo, pero mirando de la manera incorrecta. El bebé mira hacia el frente de la madre en vez de mirar hacia la espalda de ella. Es más fácil sacar al bebé si está mirando hacia la espalda. Estos bebés pueden girar de adelante hacia atrás durante el parto.
  • Transversal: un bebé en la posición transversal está hacia los lados. A menudo, los hombros o la espalda están sobre el cuello uterino de la madre. Esto también se llama posición de hombro u oblicua. El riesgo de tener un bebé en posición transversa aumenta si usted entra en trabajo de parto prematuro, ha dado a luz cinco veces o más o tiene placenta previa.

Hay otras posiciones que son anormales, pero menos comunes. Las posiciones más infrecuentes son las siguientes:

  • Presentación de cara
  • Presentación de frente
  • Compuesta: la mano o el pie del bebé salen de la vía del parto con la cabeza o las nalgas

En algunos casos, un parto vaginal puede ser posible.

  • Occipucio posterior: en esta posición, el parto vaginal es posible, pero es más difícil para usted y su bebé. El trabajo de parto a menudo toma mucho más tiempo. A veces, el médico usa fórceps para ayudar a sacar al bebé.
  • Posición transversal: a menos que se pueda voltear al bebé hacia una presentación de vértice, un parto vaginal sería demasiado arriesgado para usted y su bebé. El médico sacará al bebé por cesárea.

Version Info

  • Last Reviewed on 09/19/2012
  • Susan Storck, MD, FACOG, Chief, Eastside Department of Obstetrics and Gynecology, Group Health Cooperative of Puget Sound, Bellevue, Washington; Clinical Teaching Faculty, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 13, 2013

         
Average rating (0)