Náuseas del embarazo

Toggle: English / Spanish

Nombres alternativos

Introducción

El término "náuseas del embarazo" se utiliza para describir las náuseas y los vómitos durante el embarazo. Algunas mujeres también tienen los síntomas de mareos y dolores de cabeza.

Más respecto a las náuseas del embarazo

Las náuseas del embarazo a menudo comienzan de 4 a 6 semanas después de la concepción y pueden continuar hasta el cuarto mes del embarazo. Algunas mujeres tienen estas náuseas durante todo el embarazo. Esto ocurre con mayor frecuencia en las mujeres que esperan más de un bebé.

Se denominan náuseas del embarazo o matutinas porque los síntomas ocurren con mayor probabilidad temprano en el día, pero pueden ocurrir en cualquier momento. Para algunas mujeres, estas náuseas duran todo el día.

La causa exacta de las náuseas del embarazo no se conoce.

  • La mayoría de los expertos creen que los cambios en los niveles hormonales de la mujer durante el embarazo son la causa.
  • Otros factores que pueden hacer que las náuseas empeoren incluyen un aumento del sentido del olfato y el reflujo gástrico en la mujer embarazada.  

Las náuseas del embarazo que no son graves no le hacen daño a su bebé de ninguna manera.

  • Incluso puede ser una señal de que todo va bien con usted y su bebé.
  • Usted tiene una posibilidad ligeramente mayor de tener una niña si las náuseas son más intensas.
  • Sus síntomas probablemente muestren que la placenta está produciendo todas las hormonas apropiadas para el bebé que está creciendo.

Si ha tenido náuseas del embarazo muy intensas antes, asegúrese de tomar vitaminas prenatales antes de quedar embarazada de nuevo. Esto parece reducir el riesgo de náuseas y vómitos intensos.

Cuando las náuseas y los vómitos son graves, se puede diagnosticar una afección conocida como hiperemesis gravídica.

Comer y beber

Cambiar lo que come puede ayudar.

  • Coma mucha cantidad de proteínas y carbohidratos.
  • Ensaye con mantequilla de maní en rebanadas de manzana o apio, nueces, queso y galletas saladas, al igual que productos lácteos bajo en grasa como leche, requesón y yogur.
  • Los alimentos blandos como gelatina, postres congelados, caldos, gaseosa de jengibre y galletas saladas, también calman el estómago.

Evite comer alimentos que sean ricos en grasa y sal.

Trate de comer antes de que le dé hambre y que se presenten las náuseas.

  • Coma algunas galletas de soda o pan tostado al levantarse por la noche para ir al baño o antes de levantarse de la cama por la mañana.
  • Evite las comidas abundantes. En su lugar, tome un refrigerio con una frecuencia de 1 a 2 horas durante el día. No deje que le dé mucha hambre ni se llene demasiado.

Beba mucho líquido.

  • Trate de beber entre las comidas en lugar de hacerlo con las comidas para que su estómago no se llene demasiado.
  • Las aguas de soda, la gaseosa de jengibre u otras aguas efervescentes pueden ayudar a controlar los síntomas.

Los alimentos que contienen jengibre también pueden ayudar. Algunos de ellos son el té y los caramelos de jengibre, junto con la gaseosa de jengibre. Verifique que contengan jengibre en lugar de simple saborizante de jengibre.

¿Qué más puede intentar?

Ensaye cambiando la forma de tomar sus vitaminas prenatales.

  • Tómelas por la noche, ya que el hierro que contienen puede irritar el estómago. Por la noche, no lo notará mientras duerme. Igualmente tómelas con un poco de comida, no con el estómago vacío.
  • Es posible que tenga que probar varias marcas diferentes de vitaminas prenatales antes de encontrar una que pueda tolerar.
  • También puede ensayar partiendo sus vitaminas prenatales por la mitad. Tome media en la mañana y la otra mitad por la noche.

Algunos otros consejos son los siguientes:

  • Realice sus actividades matutinas lentamente y en calma.
  • Evite los espacios mal ventilados que atrapen olores de alimentos u otros.
  • No fume cigarrillo ni permanezca en áreas donde haya gente fumando.
  • Duerma más y trate de reducir el estrés lo más posible.

Ensaye con muñequeras de acupresión que aplican presión a puntos específicos de la muñeca. A menudo, éstas se utilizan para aliviar el mareo. Las puede encontrar en farmacias, tiendas de alimentos naturales, tiendas para viajeros y por Internet.

Pruebe con acupuntura. Algunos acupunturistas están entrenados para trabajar con mujeres embarazadas. Hable con anticipación con su médico.

¿Hay algún medicamento para tratar las náuseas del embarazo?

Se ha demostrado que la vitamina B6 (100 mg o menos al día) alivia los síntomas de las náuseas del embarazo. Muchos médicos y enfermeras obstétricas recomiendan ensayarla primero antes de probar otro medicamento.

No hay ningún medicamento actualmente aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos (Food and Drug Administration) para el tratamiento de las náuseas del embarazo. Es posible que el médico no aconseje medicamentos para prevenir las náuseas, a menos que el vómito sea intenso y no se detenga.

  • El fármaco doxilamina (marca comercial Unisom) se puede tomar junto con la vitamina B6 para tratar las náuseas y los vómitos. Pregúntele a su médico antes de tomarlo.
  • En casos graves, la pueden llevar al hospital, donde recibirá medicamento a través de una vía intravenosa.

Llame al médico si...

  • Las náuseas del embarazo no mejoran después de probar con remedios caseros.
  • Está vomitando sangre o algo parecido al cuncho de café.
  • Pierde más de 2 libras en una semana.
  • Tiene vómitos intensos que no se detienen. Esto puede causar deshidratación (no tener suficiente líquido en el cuerpo) y desnutrición (no tener suficientes nutrientes en su cuerpo).

Referencias

Hark L, Catalano PM. Nutritional management during pregnancy. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 6th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2012:chap 7. 

Matthews A, Dowswell T, Haas DM, Doyle M, O'Mathúna DP. Interventions for nausea and vomiting in early pregnancy. Cochrane Database Syst Rev. 2010;9:CD007575.

Version Info

  • Last reviewed on 8/23/2012
  • Susan Storck, MD, FACOG, Chief, Eastside Department of Obstetrics and Gynecology, Group Health Cooperative of Puget Sound, Bellevue, Washington; Clinical Teaching Faculty, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (0)