Manejo de los sentimientos al vivir con una enfermedad crónica

Toggle: English / Spanish

Descripción

Saber que se tiene una enfermedad crónica puede traer a colación muchos sentimientos diferentes. 

Aprenda acerca de las emociones comunes que podría experimentar cuando a usted se le diagnostica y vive con una enfermedad crónica. Aprenda cómo brindarse apoyo a sí mismo y a dónde acudir para obtener más ayuda.

Acostumbrarse a una enfermedad crónica

Puede ser impactante saber que se tiene una enfermedad crónica. Usted se puede preguntar: "¿por qué yo?" o "¿de dónde viene?" 

  • A veces, nada puede explicar por qué contrajo la enfermedad. 
  • La enfermedad puede ser hereditaria. 
  • Es posible que haya estado expuesto a algo que le causó la enfermedad.  

A medida que usted aprende más sobre su enfermedad y cómo cuidarse, sus sentimientos pueden cambiar. El miedo o el impacto pueden dar lugar a: 

  • La ira porque usted tiene la enfermedad. 
  • Tristeza o depresión porque posiblemente no pueda vivir de la manera como solía hacerlo. 
  • La confusión o el estrés sobre cómo cuidarse.

Su imagen de sí mismo puede cambiar

Usted puede sentir que ya no es una persona completa. Podría estar avergonzado o apenado de que tiene una enfermedad. Sepa que, con el tiempo, su enfermedad se vuelve parte suya y tendrá una "nueva normalidad". 

Usted aprenderá a vivir con su enfermedad y se acostumbrará a su "nueva normalidad". Por ejemplo:

  • Una persona con diabetes aprende a examinarse su azúcar en la sangre y administrarse la insulina varias veces al día. Esto se convierte en su nueva normalidad. 
  • Una persona con asma llevará consigo un inhalador y evitará los factores que le puedan causar un ataque de asma. Esta es su nueva normalidad.

Es de esperar que se sienta abrumado

Usted puede verse abrumado por: 

  • Cuánto hay por aprender. 
  • Qué cambios en el estilo de vida necesita hacer. Por ejemplo, usted puede estar tratando de cambiar su dieta, dejar de fumar y hacer ejercicio.

Sea benévolo consigo mismo

  • Sepa que usted se adaptará con el tiempo. Se sentirá usted mismo otra vez a medida que aprenda cómo ajustar su enfermedad dentro de su vida. 
  • Sepa que lo que puede ser confuso al principio comienza a tener sentido. Dese tiempo para aprender cómo cuidar de su enfermedad.

Sentimientos y emociones con el paso del tiempo

Sepa que se necesita mucha energía para manejar su enfermedad crónica cada día. Algunas veces, esto puede afectar su actitud y estado de ánimo. A veces usted puede sentirse muy solo. Esto se da especialmente durante los momentos en que su enfermedad es más difícil de manejar. 

A veces, puede experimentar algunos de los sentimientos que tuvo cuando presentó por primera vez la enfermedad. 

  • Deprimido por tener la enfermedad. Se siente que la vida nunca va a estar bien otra vez. 
  • Enojado. Todavía parece injusto que usted tenga la enfermedad. 
  • Temeroso de que se vaya a poner muy enfermo con el tiempo. 

Sepa que su rango de sentimientos es normal. El estrés puede hacer que sea más difícil para usted cuidar de su enfermedad crónica. Usted puede aprender a hacerle frente al estrés para ayudar a manejarlo día a día. 

Encuentre maneras que le funcionen para disminuir el estrés y que usted aún pueda disfrutar. Las siguientes son algunas ideas:

  • Vaya a dar un paseo.
  • Lea un libro o vea una película.
  • Ensaye con yoga, tai chi o meditación.
  • Tome una clase de arte, toque un instrumento o escuche música.
  • Llame a un amigo o pase tiempo con él. 

Encontrar maneras saludables y divertidas de hacerle frente al estrés le ayuda a mucha gente. Pero si el estrés perdura, hablar con un terapeuta puede ayudarle a afrontar los muchos sentimientos que surjan. Pídale ayuda al médico o al personal de enfermería para encontrar un terapeuta.

Aprenda más respecto a su enfermedad

  • Aprenda cómo vivir con su enfermedad crónica. Al principio, podría parecer como que ésta lo está controlando, pero cuanto más aprenda y pueda hacer por sí mismo, más normal y en control se sentirá. 
  • Conozca más sobre su enfermedad para que pueda manejarla y sentirse mejor respecto a ella. Encuentre información en Internet, en una biblioteca y de las redes sociales, grupos de apoyo, organizaciones nacionales y hospitales locales. 
  • Pregúntele al médico o al personal de enfermería por sitios web que sean confiables. No toda la información que se encuentra en línea proviene de fuentes fiables.

Version Info

  • Last Reviewed on 08/25/2012
  • David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 13, 2013

         
Average rating (0)