Los eventos traumáticos y los niños

Toggle: English / Spanish

Definición

Aproximadamente 1 de cada 4 niños experimenta un evento traumático para el momento en que cumple los 18 años de edad. Los eventos traumáticos pueden ser potencialmente mortales y son situaciones más difíciles que lo que su hijo alguna vez debería tener que experimentar. 

Sepa qué debe vigilar en su hijo y cómo cuidarlo después de un evento traumático. Consiga ayuda profesional si su hijo no se está recuperando.

Clases de eventos traumáticos

Su hijo podría experimentar un episodio traumático único o un trauma repetitivo que sucede una y otra vez. 

Los ejemplos de episodios traumáticos únicos son:

  • Un desastre natural, como un tornado, un huracán, un incendio o una inundación 
  • Una violación
  • Ser testigo de que le disparen o que apuñalen a una persona
  • La muerte repentina de uno de los padres o un cuidador de confianza 
  • Una hospitalización 

Los ejemplos de episodios traumáticos que se experimentan una y otra vez son los siguientes:

  • Maltrato físico o emocional
  • Abuso sexual 
  • Violencia entre pandillas
  • Guerra 
  • Eventos terroristas

Conozca los signos del estrés traumático

Su niño puede estar experimentando reacciones emocionales y sentir:

  • Nerviosismo
  • Preocupación por la seguridad 
  • Agitación 
  • Retraimiento 
  • Tristeza
  • Temor de dormir solo en la noche 
  • Rabietas 
  • Disociación: ésta es una reacción extrema y común a un evento traumático. El niño hace frente al trauma aislándose del mundo. Siente desprendimiento y ve las cosas que suceden a su alrededor como si fueran irreales. 

Su hijo también puede estar teniendo problemas físicos, como:

  • Dolores de estómago
  • Dolores de cabeza
  • Náusea
  • Vómitos
  • Dificultad para dormir y pesadillas 

Su niño también puede estar reviviendo el evento:

  • Viendo imágenes
  • Recordando cada detalle de lo que pasó y lo que hicieron
  • Teniendo la necesidad de contar la historia una y otra vez

Conozca los signos del trastorno de estrés postraumático

Alrededor de la mitad de los niños que sobreviven a eventos traumáticos muestran signos de trastorno de estrés postraumático (TEPT). Los síntomas son diferentes en cada niño. En general, su hijo puede tener:

  • Miedo intenso
  • Sentimientos de desamparo
  • Sensación de estar agitado y desorganizado
  • Dificultad para dormir
  • Dificultad para enfocarse
  • Inapetencia 
  • Cambios en sus interacciones con otros (estar más agresivo o más retraído)

El niño también puede volver a comportamientos que había superado:

  • Orinarse en la cama
  • Apego
  • Chuparse el pulgar
  • Emocionalmente aletargado, ansioso, deprimido
  • Ansiedad por separación

Su hijo necesita su apoyo

Deje que su hijo sepa que está a salvo y que usted tiene el control.

  • Sepa que su hijo está captando las señales que usted emite sobre la forma de reaccionar ante el evento traumático. Es normal que usted esté triste o herido.
  • Pero su hijo necesita saber que usted tiene el control y que lo está protegiendo. 

Hágale saber que usted está allí para él.

  • Vuelva a la rutina diaria tan pronto como pueda. Elabore un horario para comer, dormir, ir a la escuela y jugar. Las rutinas diarias ayudan a los niños a saber qué esperar y hacen que se sientan seguros.
  • Hable con su hijo. Hágales saber lo que usted está haciendo para mantenerlo a salvo. Conteste sus preguntas de una manera que él pueda entender. 
  • Manténgase cerca de su hijo. Deje que se siente cerca de usted o tome su mano.
  • Acepte y trabaje con su hijo sobre los comportamientos de regresión. 

Vigile la información que su hijo está recibiendo sobre un evento. Apague las noticias en la televisión y limite sus conversaciones sobre los acontecimientos frente a los niños.

Consígale ayuda a su hijo

No existe una manera única para que los niños se recuperen después de eventos traumáticos. Espere que su hijo vuelva a sus actividades habituales con el tiempo. 

Si su hijo sigue teniendo problemas para recuperarse después de un mes, consiga ayuda profesional. Su hijo aprenderá cómo:

  • Hablar acerca de lo que pasó. El niño contará su historia con palabras, fotos o juegos. Esto ayuda al niño a ver que su reacción al trauma es normal.
  • Desarrollar estrategias de afrontamiento para ayudar con el miedo y la ansiedad. 

Hágales saber a los profesores los eventos traumáticos en la vida de su hijo. Mantenga una comunicación abierta sobre los cambios en su comportamiento.

Referencias

Levetown M. Communicating with children and families: from everyday interactions to skill in conveying distressing information. Pediatrics. 2008;121:e1441-e1460.

Version Info

  • Last Reviewed on 08/16/2012
  • Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 13, 2013

         
Average rating (0)