Las mujeres y los problemas sexuales

Toggle: English / Spanish

Nombres alternativos

Definición

Problemas sexuales comunes

Usted puede tener disfunción sexual si está angustiada por cualquiera de los siguientes factores:  

  • Rara vez o nunca tiene el deseo de tener relaciones sexuales.
  • Evita las relaciones sexuales con su pareja.
  • No puede excitarse o no puede permanecer excitada durante el acto sexual, incluso si quiere sexo. 
  • No puede tener un orgasmo.
  • Experimenta dolor durante las relaciones sexuales.

Causas comunes para los problemas sexuales

  • Envejecimiento: el impulso sexual de una mujer suele disminuir con la edad, lo cual es normal. Puede ser un problema cuando un compañero quiere tener relaciones sexuales con más frecuencia que el otro.  
  • La perimenopausia y la menopausia. Usted tiene menos estrógenos a medida que envejece. Esto puede causar adelgazamiento de la piel en la vagina y resequedad vaginal. Debido a esto, las relaciones sexuales pueden ser dolorosas.   
  • Las enfermedades pueden causar problemas con el sexo. Padecimientos como el cáncer, las enfermedades vesicales o intestinales, la artritis y los dolores de cabeza pueden causar problemas sexuales.  
  • Algunos medicamentos pueden causar problemas con el sexo. Los medicamentos para la presión arterial, la depresión y la quimioterapia pueden disminuir el deseo sexual o dificultar el hecho de tener un orgasmo.  
  • El estrés y la ansiedad.  
  • La depresión.
  • Problemas en las relaciones con su pareja.
  • Haber sido objeto de abuso sexual en el pasado.

Cómo tener mejores relaciones sexuales

  • Descanse lo suficiente y coma bien. Reduzca el consumo de alcohol, drogas y tabaco. Siéntase lo mejor posible. Esto le ayuda a sentirse mejor respecto al sexo. 
  • Haga los ejercicios de Kegel. Apriete y relaje los músculos de la pelvis. 
  • Concéntrese en otras actividades sexuales, no sólo en el coito. 
  • Utilice un método anticonceptivo que funcione tanto para usted como para su pareja. Analicen esto con anticipación para que no estén preocupados por un embarazo no deseado.

Cómo tener relaciones sexuales menos dolorosas

  • Pase más tiempo en la estimulación previa. Asegúrese de que esté excitada antes de la relación sexual.  
  • Use un lubricante vaginal como el gel K-Y para la resequedad. 
  • Ensaye diferentes posiciones para el coito.  
  • Vacíe su vejiga antes de tener sexo.  
  • Tome un baño caliente para relajarse antes del coito.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si: 

  • Está angustiada por un problema con el sexo.
  • Está preocupada por su relación.
  • Tiene dolor u otros síntomas relacionados con el sexo.
  • El coito es doloroso de repente. Es posible que tenga una infección u otro problema de salud que necesite tratamiento inmediato.  
  • Cree que puede tener una enfermedad de transmisión sexual. Usted y su pareja necesitarán tratamiento de inmediato. 
  • Presenta dolor de cabeza o dolor de pecho después del sexo.

Qué se debe esperar en la consulta con el médico

El médico hará lo siguiente: 

  • Un examen físico, que incluye un examen pélvico.
  • Una entrevista para preguntarle acerca de sus relaciones, prácticas sexuales actuales, actitudes hacia el sexo, otros problemas médicos que pueda tener, las medicinas que está tomando y otros posibles síntomas.

Tratamiento

Consiga tratamiento para cualquier otro problema médico. Esto puede ayudar con los problemas en las relaciones sexuales.  

  • Su médico puede cambiar o suspender un medicamento. Esto puede ayudarle con los problemas sexuales.  
  • El médico puede recomendarle que use tabletas de estrógenos o crema para aplicarse en la vagina o a su alrededor. Esto le ayuda con la resequedad.  
  • Si su médico no puede ayudarle, usted puede conseguir una remisión a un terapeuta sexual.  
  • A usted y a su pareja los pueden remitir a una asesoría para ayudar con los problemas en la relación o para trabajar las malas experiencias que haya tenido con el sexo.

Referencias

Version Info

  • Last reviewed on 11/29/2012
  • Susan Storck, MD, FACOG, Chief, Eastside Department of Obstetrics and Gynecology, Group Health Cooperative of Puget Sound, Redmond, Washington; Clinical Teaching Faculty, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zeive, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (0)