Desprendimiento prematuro de la placenta

Toggle: English / Spanish

Nombres alternativos

¿Qué es el desprendimiento prematuro de la placenta?

La placenta conecta el feto (bebé que no ha nacido) al útero de la madre y permite que éste reciba los nutrientes, la sangre y el oxígeno de ella. También le ayuda al bebé a eliminar los residuos.

El desprendimiento prematuro de la placenta es cuando ésta se separa de la pared interna del útero antes de que nazca el bebé.

Más respecto a esta afección

En la mayoría de los embarazos, la placenta permanece unida a la parte superior de la pared uterina.

En un pequeño número de embarazos, la placenta se desprende (se cae de la pared del útero) demasiado pronto. La mayoría de las veces, sólo una parte de ella se separa; otras veces, se separa por completo. Esto sucede generalmente en el tercer trimestre.

La placenta es la línea de la vida de un feto y se presentan problemas graves si ésta se desprende. El bebé recibe menos oxígeno y menos nutrientes. La mayoría de los bebés sobreviven a esto, pero es mortal para algunos. En raras ocasiones, es mortal para la madre.

¿Qué lo causa?

Nadie conoce la causa del desprendimiento prematuro de la placenta. Sin embargo, estos factores aumentan el riesgo de que ocurra:

  • Hipertensión arterial crónica (prolongada)
  • Aparición súbita de presión arterial alta en la madre previamente normal
  • Cardiopatía
  • Diabetes
  • Tabaquismo
  • Consumo de alcohol o cocaína
  • Desprendimiento prematuro de la placenta en un embarazo anterior
  • Una lesión en la madre (como un accidente automovilístico o una caída con golpe en el abdomen)
  • Ser de raza negra
  • Ser mayor de 40 años

Señales del desprendimiento prematuro de la placenta

Los síntomas más comunes son sangrado vaginal y contracciones dolorosas. La magnitud del sangrado depende de la cantidad de placenta que se haya desprendido. A veces, la sangre que se acumula cuando la placenta se desprende permanece entre la placenta y la pared uterina, por lo que puede que no se presente sangrado de la vagina.

  • Si la separación es leve, es posible que se presente un sangrado ligero. También le puede dar cólicos o sentirse sensible en su abdomen.
  • Si la separación es moderada, puede tener un sangrado más abundante. Los cólicos y el dolor abdominal serán más intensos.
  • Si más de la mitad de la placenta se desprende, puede tener dolor abdominal y sangrado abundante. También puede tener contracciones. El bebé puede moverse más o menos de lo normal.

Si usted tiene alguno de estos síntomas durante su embarazo, coméntele al médico de inmediato.

¿Cómo se trata el desprendimiento prematuro de la placenta?

El médico hará lo siguiente:

  • Realizará un examen físico.
  • Observará sus contracciones y cómo responde a ellas el bebé.
  • Algunas veces, hará una ecografía para revisarle la placenta (pero la ecografía no siempre muestra un desprendimiento prematuro de ésta).
  • Verificará la frecuencia y el ritmo cardíacos del bebé.

Si su desprendimiento prematuro de placenta es pequeño, el médico le puede ordenar reposo en cama para detener la hemorragia. Después de unos días, la mayoría de las mujeres por lo general puede volver a sus actividades normales.

En caso de una separación moderada, es probable que necesite permanecer en el hospital. Allí:

  • Le vigilarán el ritmo cardíaco al bebé.
  • Usted podría necesitar una transfusión de sangre.
  • Si el bebé muestra signos de sufrimiento, el médico puede inducir el parto prematuro. Si no puede dar a luz por vía vaginal, necesitará una cesárea.

El desprendimiento prematuro de placenta es una situación de emergencia. Usted tendrá que dar a luz de inmediato, por lo general por cesárea. Es muy raro que se presente, pero un bebé puede nacer muerto si hay un desprendimiento grave.

¿Puedo prevenir el desprendimiento prematuro de la placenta?

No se puede evitar un desprendimiento prematuro de la placenta, pero usted puede controlar los factores de riesgo relacionados con esto.

  • Mantenga la presión arterial alta, las enfermedades del corazón y la diabetes bajo control.
  • No consuma tabaco, alcohol, cocaína ni anfetaminas.
  • Si tuvo un desprendimiento prematuro de la placenta en un embarazo anterior, hable con su médico acerca de las formas de reducir su riesgo.

Referencias

Francois KE, Foley MR. Antepartum and postpartum hemorrhage. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 6th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2012:chap 19.

Version Info

  • Last reviewed on 8/23/2012
  • Susan Storck, MD, FACOG, Chief, Eastside Department of Obstetrics and Gynecology, Group Health Cooperative of Puget Sound, Bellevue, Washington; Clinical Teaching Faculty, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (0)