Cuidados personales para el síndrome premenstrual

Toggle: English / Spanish

Nombres alternativos

Cuidados personales para el SPM; Cuidados personales para el síndrome disfórico premenstrual

Descripción

El síndrome premenstrual o SPM se refiere a un conjunto de síntomas que casi siempre:

  • Empiezan durante la segunda mitad del ciclo menstrual de la mujer (14 o más días después del primer día de su último período menstrual).
  • Desaparecen entre 1 y 2 días después de que su período menstrual comienza.  

Mantenga un diario de los síntomas

Mantener un calendario o un diario de los síntomas puede ayudarle a identificar los síntomas que le ocasionan más problemas. Esto puede ayudarle a manejar los momentos en los que es probable que ocurran. Mantenga un diario o calendario para registrar:  

  • El tipo de síntomas que tiene.
  • Qué tan graves son.
  • Cuánto tiempo duran.
El tratamiento del síndrome premenstrual puede implicar algo de ensayo y error. Algunas cosas que usted ensaya pueden funcionar, pero otras no. Hacer un seguimiento de sus síntomas puede ayudarle a encontrar los tratamientos que le funcionan mejor.

Cambios saludables en el estilo de vida

Un estilo de vida saludable es el primer paso para manejar el síndrome premenstrual. Para muchas mujeres, los cambios en el estilo de vida son suficientes para controlar los síntomas.

Los cambios en lo que usted bebe o come pueden ayudar. Siga estos consejos, al menos durante la segunda mitad de su ciclo:

  • Coma una dieta balanceada que incluya porciones de granos enteros, verduras y frutas. Consuma poco o nada de sal y azúcar. 
  • Beba abundantes líquidos, como agua o jugo. Evite las bebidas gaseosas, el alcohol o cualquier cosa que contenga cafeína.
  • Consuma comidas frecuentes y pequeñas o refrigerios en lugar de las tres comidas principales. Tenga algo para comer por lo menos cada tres horas, pero no coma en exceso. 
Hacer ejercicio con regularidad durante todo el mes puede ayudar a reducir la gravedad de los síntomas del SPM.

Medicamentos, vitaminas y suplementos

El médico le puede recomendar que tome vitaminas o suplementos.

  • La vitamina B6, el calcio y el magnesio se pueden recomendar. 
  • Los suplementos de triptófano también pueden servir. Comer alimentos que contengan triptófano también puede ayudar. Algunos de estos son los productos lácteos, las semillas de soya, las semillas, el atún y los mariscos. 
Los analgésicos, como el ácido acetilsalicílico (aspirin), el ibuprofeno (Advil, Motrin y otros) y el naproxeno (Naprosyn, Aleve y otros) pueden ayudar a aliviar los síntomas de dolor de cabeza, dolor de espalda, cólicos menstruales y sensibilidad en las mamas.
  • Coméntele al médico si está tomando estos medicamentos casi todos los días. 
  • El médico puede recetarle medicamentos más fuertes para los cólicos intensos. 
El médico puede recetar píldoras anticonceptivas, diuréticos u otros medicamentos para el tratamiento de los síntomas.
  • Siga las instrucciones para tomarlos. 
  • Pregunte sobre los posibles efectos secundarios y coméntele al médico si tiene cualquiera de ellos.

Si se está sintiendo triste o estresada

Para algunas mujeres, el síndrome premenstrual afecta su estado de ánimo y los patrones de sueño.

  • Trate de dormir lo suficiente durante todo el mes. 
  • Ensaye cambiando los hábitos de sueño durante la noche antes de tomar medicamentos para ayudarle a dormir. Por ejemplo, realice actividades tranquilas o escuche música relajante antes de ir a dormir. 
Para aliviar la ansiedad y el estrés, ensaye:
  • Respiración profunda o ejercicios de relajación muscular 
  • Yoga u otros ejercicios
  • Masaje 
Pregúntele al médico respecto a medicamentos o psicoterapia si sus síntomas empeoran.

Cuándo llamar al médico

Solicite una cita con el médico si:

  • Su síndrome premenstrual no desaparece con los cuidados personales.
  • Tiene protuberancias nuevas, inusuales o cambiantes en el tejido mamario. 
  • Tiene secreción del pezón.
  • Se está sintiendo muy triste.

Referencias

Lentz GM. Primary and secondary dysmenorrhea, premenstrual syndrome, and premenstrual dysphoric disorder: etiology, diagnosis, management. In: Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, Katz VL, eds. Comprehensive Gynecology. 6th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2012:chap 36.

Vigod SN. Understanding and treating premenstrual dysphoric disorder: an update for the women's health practitioner. Obstet Gynecol Clin North Am. 2009;36:907-924, xii.

Version Info

  • Last Reviewed on 06/26/2012
  • Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 13, 2013

         
Average rating (0)