Cuidados personales en caso de fractura del dedo del pie

Toggle: English / Spanish

Nombres alternativos

Descripción

Cada dedo está conformado por dos o tres huesos pequeños. Estos huesos son pequeños y frágiles. Se pueden romper después de golpearse el dedo del pie o dejar caer algo pesado sobre él.

Un hueso roto también se llama fractura.

Más sobre su lesión

Los dedos rotos son una lesión común. La fractura casi siempre es menor y puede ser atendida en casa.

Las lesiones graves incluyen rupturas que causan la torsión del dedo del pie, rupturas que causan una herida abierta o lesiones que comprometen el dedo gordo. Si tiene una lesión grave, debe buscar ayuda médica.

Las lesiones que comprometen el dedo gordo pueden necesitar un yeso o férula para sanar. En casos poco frecuentes, se pueden desprender pequeños trozos de hueso e impedir que el hueso sane adecuadamente. En este caso, se puede necesitar cirugía.

Qué se debe esperar

Los síntomas de una fractura del dedo del pie abarcan:

  • Dolor
  • Hinchazón
  • Hematomas que pueden durar hasta dos semanas
  • Rigidez

Si el dedo del pie está torcido después de la lesión, el hueso puede estar fuera de su lugar y necesitar que lo enderecen para que sane apropiadamente. Esto puede hacerse con o sin cirugía.

La mayoría de los dedos fracturados sanan por sí solos con el cuidado apropiado en el hogar. La curación completa puede tomar de 4 a 6 semanas. El dolor y la hinchazón desaparecerán en pocos días o hasta en una semana.

Si se cayó algo sobre el dedo del pie, el área bajo la uña puede presentar hematoma, el cual desaparecerá con el tiempo a medida que la uña crezca. Si hay sangre bajo la uña, ésta se puede extraer para reducir el dolor.

Alivio de los síntomas

Siga estos pasos durante los primeros días o semanas después de su lesión:

  • Descanse: suspenda cualquier actividad física que le cause dolor y mantenga su pie inmóvil siempre que sea posible.
  • Coloque hielo en el dedo del pie por 20 minutos cada hora que esté despierto durante las primeras 24 horas; luego, 2 a 3 veces al día. No aplique el hielo directamente sobre la piel.
  • Mantenga su pie levantado para ayudar a reducir la hinchazón.
  • Tome analgésicos si es necesario.

Para el dolor, puede utilizar ibuprofeno (Advil, Motrin) o naproxeno (Aleve, Naprosyn). Puede comprar estos medicamentos para el dolor en la tienda.

  • Si tiene cardiopatía, hipertensión arterial, enfermedad renal o ha tenido úlceras gástricas o sangrado, hable con el médico.
  • NO le dé ácido acetilsalicílico (aspirin) a los niños.

También puede tomar paracetamol (como Tylenol) para aliviar el dolor. Si tiene enfermedad hepática, hable con el médico antes de usarlo.

No tome más que la cantidad recomendada en el envase o por el médico.

Su médico puede recetarle un medicamento más fuerte si es necesario.

Cuidados personales en el hogar

  • Amarrar con cinta a los compañeros: envuelva con cinta el dedo del pie lesionado junto con el dedo que está al lado. Esto ayuda a mantener el dedo estable. Coloque una mota pequeña de algodón entre los dedos para evitar que los tejidos se vuelvan demasiado húmedos. Cambie diariamente el algodón.
  • Ponerse zapatos: usar un zapato regular puede ser doloroso. En este caso, el médico puede proporcionarle un zapato de suela rígida, el cual protegerá el dedo del pie y dejará espacio para la hinchazón. Una vez que la hinchazón haya bajado, use un zapato sólido y estable para proteger el dedo del pie.

Actividad

Aumente lentamente la distancia que camina cada día. Puede retornar a su actividad normal una vez que haya bajado la hinchazón y pueda usar un zapato estable y protector.

Puede que sienta algo de dolor y rigidez al caminar. Esto desaparecerá una vez que los músculos del dedo del pie se estiren y se fortalezcan.

Si hay dolor, aplique hielo en el dedo del pie después de la actividad.

Las lesiones más graves que requieren férula de yeso, reducción o cirugía para repararlas necesitarán más tiempo para sanar, hasta 6 a 8 semanas.

Controles

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si presenta:

  • Entumecimiento u hormigueo repentinos
  • Aumento repentino del dolor o la inflamación
  • Cualquier herida abierta o sangrado
  • Fiebre o escalofríos
  • Incapacidad para sanar como se esperaba 

Referencias

Toe fracture. In: Buttaravoli: Minor Emergencies. 2nd ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2007:chap 133.

Version Info

  • Last reviewed on 6/11/2012
  • Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (0)