Bloqueadores H2

Toggle: English / Spanish

Nombres alternativos

Bloqueadores H2 para úlcera gastroduodenal; Bloqueadores H2 para UGD; Bloqueadores H2 para reflujo gastroesofágico 

Definición

Los bloqueadores H2 son medicamentos que funcionan al reducir la cantidad de ácido gástrico secretado por glándulas en el revestimiento del estómago.

Cómo le ayudan los bloqueadores H2

Los bloqueadores H2 se usan para:

  • Aliviar los síntomas de reflujo de ácido, o enfermedad del reflujo gastroesofágico (ERGE), una afección en la cual el alimento o los líquidos se devuelven desde el estómago hacia el esófago (el conducto que va de la boca al estómago).
  • Tratar una úlcera gastroduodenal.

Tipos de bloqueadores H2

Hay muchos nombres y marcas diferentes de los bloqueadores H2. La mayoría funcionan tan bien como otros. Los efectos secundarios pueden ser diferentes para distintos bloqueadores.

  • Famotidina (Pepcid AC, Pepcid Oral)
  • Cimetidina (Tagamet, Tagamet HB)
  • Ranitidina (Zantac, Zantac 75, Zantac Efferdose, Zantac injection y Zantac Syrup)
  • Nizatidina en cápsulas (Axid AR, Axid Capsules, Nizatidine Capsules)

Tomar bloqueadores H2

Los bloqueadores H2 se toman casi siempre por vía oral y se encuentran como comprimidos, líquidos o cápsulas.

  • La manera más común de tomarlos es con la primera comida del día.
  • Demoran de 30 a 60 minutos para hacer efecto, pero los beneficios duran horas. Las personas también pueden tomar estos fármacos a la hora de acostarse.
  • Los síntomas pueden mejorar hasta por 24 horas después de tomar el fármaco.

Los bloqueadores H2 pueden comprarse en bajas dosis en la tienda sin necesidad de una receta. Si usted resulta tomándolos la mayoría de los días para los síntomas de reflujo de ácido durante dos semanas o más, asegúrese de consultar con el médico respecto a sus síntomas.

Si usted tiene una úlcera gastroduodenal, el médico le puede prescribir bloqueadores H2 junto con otros dos o tres medicamentos hasta por dos semanas.

Si su médico le recetó estos medicamentos:

  • Tómeselos como él se lo indicó. Trate de tomarlos a la misma hora, u horas, cada día.
  • No deje de tomar sus medicamentos sin hablar primero con su médico. Asista a controles regularmente con su médico.
  • Planee con anticipación para que no se le agote el medicamento. Verifique que tenga suficiente medicamento consigo cuando viaje.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios de los bloqueadores H2 son infrecuentes.

  • Famotidina: el efecto secundario más común es el dolor de cabeza.
  • Cimetidina: los efectos secundarios son infrecuentes, pero se puede presentar diarrea, vértigo, salpullidos o dolores de cabeza.
  • Ranitidina: el efecto secundario más común es el dolor de cabeza.
  • Nizatidina: los efectos secundarios son infrecuentes.

Si usted está amamantando o embarazada, hable con el médico antes de tomar estos medicamentos. Cualquier persona con problemas renales debe usar famotidina sólo bajo instrucciones de un médico.

Coméntele al médico si también está tomando otros medicamentos. Los bloqueadores H2 pueden cambiar la acción de ciertos fármacos. La cimetidina y la nizatidina tienen menos probabilidad de tener este problema.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si está teniendo cualquiera de los efectos secundarios anteriormente mencionados. También llame al médico si está presentando otros síntomas inusuales o sus síntomas no están mejorando.

Referencias

Kahrilas PJ, Shaheen NJ, Vaezi MF, Hiltz SW, Black E, Modlin IM. American Gastroenterological Association Medical Position Statement on the management of gastroesophageal reflux disease. Gastroenterology. 2008;135:1383-1391.

Richter JE, Friedenberg FK. Gastroesophageal reflux disease. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2010:chap 43.

Version Info

  • Last Reviewed on 08/11/2011
  • George F. Longstreth, MD, Department of Gastroenterology, Kaiser Permanente Medical Care Program, San Diego, California. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: September 18, 2013

         
Average rating (0)