Alta tras radiación al cerebro

Toggle: English / Spanish

Nombres Alternativos

Alta después de radiación al cerebro

Qué esperar cuando llegue al hogar

Cuando usted recibe radioterapia para el cáncer, el cuerpo sufre algunos cambios.

Dos semanas después del inicio de la radioterapia, se podrían presentar cambios en la piel. Ésta y la boca pueden ponerse rojas; la piel podría empezar a pelarse o ponerse oscura, o presentar comezón.

La mayoría de estos síntomas desaparecerá después de que los tratamientos se hayan suspendido. El cabello empezará a caerse aproximadamente 2 semanas después de comenzar la radioterapia. Y puede no crecer de nuevo.

Cuidado de la piel y el cabello

No se quite las marcas coloreadas de la piel. Éstas muestran a dónde dirigir la radiación. Si desaparecen, no las dibuje de nuevo. Coméntele al médico si éstas se borran.

Cuidado del cabello

  • Durante las primeras 2 semanas de tratamiento, lávese el cabello una vez por semana con un champú suave.
  • Después de 2 semanas, utilice sólo agua caliente en el cabello y cuero cabelludo, sin usar champú.
  • Seque suavemente con una toalla.
  • No use un secador de pelo.

Si usa una peluca o tupé:

  • Asegúrese de que el forro no le cause molestias al cuero cabelludo.
  • Úsela sólo unas pocas horas al día mientras esté recibiendo la radioterapia e inmediatamente después de que el tratamiento haya terminado.
  • Pregúntele a su médico cuándo puede empezar a usarla más.

Cuidado de la piel en el área de tratamiento:

  • Lávela suavemente sólo con agua tibia. No la refriegue. Séquela dando palmaditas en lugar de restregarla.
  • NO utilice jabones. No use lociones, ungüentos, maquillaje ni polvos u otros productos perfumados en esta área. Pregúntele al médico qué se puede usar.
  • No se rasque ni se frote la piel.

Solicítele al médico un medicamento si el cuero cabelludo se le pone muy seco y escamoso o si se le pone rojo o moreno.

Coméntele al médico o a la enfermera si tiene cualquier ruptura o abertura en la piel.

Aléjese del sol, incluso cuando haya terminado los tratamientos.

  • Lleve puesto un sombrero o un pañuelo.
  • Hable con su médico o enfermera acerca del uso de lociones bloqueadoras del sol.

No ponga almohadillas térmicas ni bolsas de hielo en el área de tratamiento.

Mantenga el área tratada al aire libre lo más que pueda. Pero manténgase alejado de las temperaturas muy altas o bajas y del contacto directo con el sol.

No nade durante el tratamiento. Pregúntele a su médico cuándo puede empezar a hacerlo después del tratamiento.

Cuidados personales

Usted necesita comer proteínas y calorías suficientes para mantener su peso.

Ver también: Consumo de calorías adicionales cuando está enfermo (adultos)

Pregúntele a su médico por suplementos alimenticios líquidos. Éstos pueden ayudar a que usted obtenga calorías suficientes.

No consuma refrigerios azucarados que pueden causar caries.

La mayoría de las personas que reciben radioterapia empiezan a sentirse cansadas después de algunos días. Si usted se siente cansado:

  • No trate de hacer demasiado en un día. Probablemente no podrá hacer todo lo que está acostumbrado a hacer.
  • Trate de dormir más durante la noche. Descanse durante el día cuando pueda.
  • Tómese algunas semanas libres del trabajo o trabaje menos.

Es posible que esté tomando un medicamento llamado dexametasona (Decadron) mientras recibe radioterapia en el cerebro.

  • Este medicamento puede hacer que tenga más hambre, causarle hinchazón o calambres en las piernas o provocar cambios en su estado anímico.
  • Estos efectos secundarios desaparecerán después de que empiece a tomar menos medicamento o cuando deje de tomarlo.

Control

Su médico puede verificar sus conteos sanguíneos regularmente, sobre todo si el área de la radioterapia en su cuerpo es grande.

Referencias

Sharma RA, Vallis KA, McKenna WG. Basics of radiation therapy. In: Abeloff MD, Armitage JO, Niederhuber JE, Kastan MB, McKenna WG, eds. Abeloff’s Clinical Oncology. 4th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2008:chap 29.

Deangelis LM. Tumors of the Central Nervous System and Intracranial Hypertension and Hypotension In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 195.

Perry MC. Approach to the patient with cancer. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 182.

Version Info

  • Last reviewed on 5/5/2012
  • LinLinda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington; and Yi-Bin Chen, MD, Leukemia/Bone Marrow Transplant Program, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (0)