Alta después de reparación de craneosinostosis

Toggle: English / Spanish

Nombres Alternativos

Alta tras craniectomía ninos; Alta tras sinostectomía; Alta tras craniectomía de franja ósea; Alta tras craniectomía asistida por endoscopia; Alta tras craniectomía sagital; Alta tras avance en el frontal-orbital

Cuando su hijo estuvo en el hospital

Su bebé nació con craneosinostosis, una afección que le causó el cierre prematuro de una o más de las suturas craneales. Esto puede haber causado que la forma de la cabeza de su bebé sea diferente de lo normal. Algunas veces, puede causar daño cerebral.

Puede que el cirujano haya hecho una incisión (un corte durante una cirugía) sobre parte del cuero cabelludo. Únicamente se hicieron de 2 a 3 cortes pequeños en el cuero cabelludo. 

  • Probablemente, se extrajeron pedazos de hueso. El cirujano reformó estos fragmentos óseos y los volvió a poner o los retiró por completo.
  • Se colocó una placa y algunos tornillos pequeños para ayudar a sostener los huesos en la posición correcta. 

Qué esperar en el hogar

La mayoría de las veces, la hinchazón y los hematomas de la cabeza y alrededor de los ojos mejorarán después de 7 días. La hinchazón de alrededor de los ojos del niño puede aparecer y desaparecer hasta por tres semanas.

Los patrones de sueño de su hijo pueden ser diferentes cuando recién llega del hospital a la casa. Puede estar despierto en la noche y dormido durante el día.  

Cuidados personales

El cirujano de su hijo puede recetarle un casco especial para el niño. Su hijo tiene que usar este casco todos los días durante el primer año después de la cirugía para ayudar a corregir mejor la forma de la cabeza. 

  • Es necesario llevarlo puesto por lo menos 23 horas al día, pero se puede quitar durante el baño. 
  • Incluso si su hijo está durmiendo o jugando, tiene que usar el casco. 

A usted se le enseñará cómo usar una cinta para medir el tamaño de la cabeza del niño. Esto debe hacerlo semanalmente.

En casa, su hijo probablemente pueda retornar a sus actividades y dieta normales. Cerciórese de que no se golpee ni se lastime la cabeza de ninguna forma. Si el niño gatea, es posible que usted quiera mantener las mesas de centro y los muebles con bordes afilados fuera de su camino hasta que se recupere.

En la cama, eleve la cabeza de su hijo sobre una almohada, lo cual ayudará a prevenir la hinchazón alrededor de la cara. Trate de hacer que su hijo duerma boca arriba. Toda la hinchazón a causa de la cirugía debe desaparecer en aproximadamente tres semanas.

Cuidado de la herida

Mantenga la herida de la cirugía de su hijo limpia y seca hasta que el médico le diga que puede lavarla. No use ninguna loción, gel ni crema para enjuagar la cabeza de su hijo hasta que la piel esté del todo sana. No empape la herida de agua hasta que sane.

Al limpiar la herida, cerciórese de:

  • Lavarse las manos antes de empezar.
  • Usar una toallita suave y limpia.
  • Humedecer la toallita y usar jabón antibacteriano.
  • Limpiar con un movimiento circular y suave, yendo de un extremo de la herida al otro.
  • Enjuagar bien la toallita para quitarle el jabón y repetir luego el movimiento de limpieza para enjuagar la herida.
  • Secar la herida dando palmaditas con una toalla limpia o con un paño seco.
  • Usar una cantidad pequeña de ungüento en la herida, como lo recomiende el pediatra.
  • Lavarse las manos al terminar.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si:

  • La temperatura de su hijo es superior a 101.5º F (38.5º C).
  • La herida de la cirugía está roja, hinchada, caliente o más dolorosa.
  • Hay pus, sangrado u otra secreción de la herida.
  • Su hijo está vomitando y no puede retener alimentos.
  • Está más quisquilloso o soñoliento.
  • Parece confundido.
  • Está actuando como si tuviera dolor de cabeza.
  • La cabeza de su hijo está lastimada.

Referencias

Kanev PM. Congenital malformations of the skull and meninges. Otolaryngol Clin North Am. 2007 Feb;40(1):9-26, v.

Baskin JZ, Tatum III, SA. Craniofacial surgery for congenital and acquired deforminities. In: Cummings CW, Flint PW, Haughey BH, et al, eds. Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2010:chap 185.

Version Info

  • Last reviewed on 6/7/2012
  • Shabir Bhimji, MD, PhD, Specializing in General Surgery, Cardiothoracic and Vascular Surgery, Midland, TX. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (0)