Úlcera de decúbito

Toggle: English / Spanish

Definición

Es un área cutánea que se rompe cuando algo frota o ejerce presión constante sobre la piel.

Nombres alternativos

Escara de decúbito; Úlcera de presión

Consideraciones

Causas

La presión contra la piel reduce el riego sanguíneo hacia el área. Sin suficiente sangre la piel puede morir y se puede formar una úlcera.

Uno es más propenso a desarrollar una úlcera de decúbito si:

  • Usa una silla de ruedas o permanece en cama por mucho tiempo.
  • Es un adulto mayor.
  • No puede mover ciertas partes del cuerpo sin ayuda, debido a una lesión en la columna o en el cerebro o a una enfermedad como la esclerosis múltiple.
  • Tiene una enfermedad que afecta el riego sanguíneo, como la diabetes o una enfermedad vascular.
  • Tiene enfermedad de Alzheimer u otra enfermedad que afecte el estado mental.
  • Tiene piel frágil.
  • Tiene  o .
  • No recibe suficiente nutrición (desnutrición).

Síntomas

Los síntomas de una úlcera de decúbito son:

  • Enrojecimiento de la piel que empeora con el tiempo.
  • El área forma una ampolla, luego una llaga abierta.

Las úlceras de decúbito se presentan con mayor frecuencia en:

  • Las nalgas
  • Los codos
  • Las caderas
  • Los talones
  • Los tobillos
  • Los hombros
  • La espalda
  • La parte posterior de la cabeza

Las úlceras de decúbito se clasifican en la medida en que la lesión al tejido profundo pueda ser púrpura o marrón. Esto puede ser un área de piel o una ampolla llena de sangre, debido al daño al tejido blando por la presión. El área alrededor puede estar sensible, firme, blanda, húmeda, más caliente o más fría comparada con el tejido circundante.

Las úlceras de decúbito se agrupan por su gravedad: la etapa I es la inicial y la etapa IV es la peor.

  • Etapa I: un área enrojecida sobre la piel que al presionarla no se vuelve blanca. Esto indica que se está comenzando a formar una úlcera de decúbito.
  • Etapa II: la piel se ampolla o forma una úlcera abierta. El área alrededor de la ampolla puede estar roja o irritada.
  • Etapa III: la piel ahora desarrolla un agujero abierto y hundido llamado cráter. Hay daño al tejido que se encuentra bajo la piel.
  • Etapa IV: la úlcera de decúbito se ha vuelto tan profunda que hay daño al músculo y al hueso y, algunas veces, a los tendones y articulaciones.
Las úlceras de decúbito no se pueden clasificar por etapas cuando el tejido en su base está cubierto por piel muerta que es de color amarillo, bronceado, verde o café.

Primeros auxilios

Si tiene una úlcera de decúbito: 

  • Alivie la presión en el área. Use almohadas, cojines de espuma especial y badanas para reducir la presión.
  • Trate la úlcera de acuerdo con las instrucciones del médico o del personal de enfermería.
  • Evite lesión o fricciones en el área. Coloque polvo de talco en las sábanas ligeramente para que la piel no se frote con ellas en la cama. (Existen muchos artículos hechos para este propósito. Averigüe por ellos en una tienda de suministros médicos).
  • Coma alimentos saludables. La mala nutrición puede afectar el proceso de cicatrización.
  • Limpie la úlcera de la manera como el médico o el personal de enfermería le indicaron. Es muy importante hacer esto en forma apropiada para prevenir una infección.
  • Generalmente, las úlceras de decúbito se limpian con enjuagues de agua con sal para remover el tejido muerto suelto. La úlcera debe cubrirse con una gasa especial para este tipo de úlceras.
  • Hay disponibilidad de nuevos medicamentos que favorecen la cicatrización de la piel y el médico los puede recetar.

Si la úlcera de decúbito cambia o desarrolla una nueva, coméntele al médico o al personal de enfermería.

No se debe

  • NO masajee la piel que esté cerca o sobre la úlcera, ya que esto puede causar más daño a ésta.
  • NO use cojines en forma de anillo o de aro, ya que interfieren con la circulación hacia esa área y causan complicaciones.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico o el personal de enfermería si le aparece una ampolla o una llaga abierta.

Contacte al médico inmediatamente si hay signos de infección, como:

  • Olor fétido de la úlcera
  • Pus que sale de la úlcera
  • Enrojecimiento y sensibilidad alrededor de la úlcera
  • La piel cerca de la úlcera está caliente e hinchada

Una infección se puede propagar al resto del cuerpo y causar problemas serios. Los signos de que la infección se puede haber diseminado a la sangre pueden ser fiebre, debilidad o confusión.

Prevención

Si usted está con reposo en cama o no se puede mover debido a una enfermedad, alguien debe revisarlo diariamente en busca de úlceras de decúbito.

Usted o su cuidador deben revisar su cuerpo de la cabeza a los pies. Preste especial atención a las áreas donde a menudo se forman las úlceras de decúbito. Busque áreas enrojecidas que, al presionarlas, no se tornen blancas e igualmente busque ampollas, úlceras o cráteres.

Tome las siguientes medidas para prevenir las úlceras de decúbito:

  • Cambie de posición al menos cada dos horas para aliviar la presión.
  • Use artículos que puedan ayudar a reducir la presión, como almohadas, badanas, almohadillas de espuma y polvo de talco, que se consiguen en tiendas de suministros médicos.
  • Consuma comidas bien balanceadas y saludables que contengan suficientes calorías para mantenerlo sano.
  • Tome mucha agua (8 a 10 tazas) al día.
  • Haga ejercicio diariamente, incluyendo los ejercicios de rango de movimiento.
  • Mantenga la piel limpia y seca.
  • Después de orinar o defecar, limpie el área y séquela bien. Un médico puede recomendarle cremas para ayudar a proteger la piel.

Referencias

Fonder MA, Lazarus GS, Cowan DA, Aronson-Cook B, Kohli AR, Mamelak AJ. Treating the chronic wound: a practical approach to the care of nonhealing wounds and wound care dressings. J Am Acad Dermatol. 2008;58(2):185-206.

Bluestein D, Javaheri A. Pressure ulcers: prevention, evaluation, and management. Am Fam Physician. 2008;78(10):1186-1194.

Version Info

  • Last reviewed on 11/20/2012
  • Kevin Berman, MD, PhD, Atlanta Center for Dermatologic Disease, Atlanta, GA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, and Stephanie Slon.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (7)