Tumor hipofisario

Toggle: English / Spanish

Definición

Es un crecimiento anormal en la hipófisis, la parte del cerebro que regula el equilibrio de muchas hormonas en el cuerpo.

Nombres alternativos

Tumor pituitario (tumor de la hipófisis); Adenoma hipofisiario

Causas

La mayoría de los tumores hipofisarios no son cancerosos (benignos). Hasta el 20% de las personas tienen tumores hipofisarios. Muchos de estos tumores no causan síntomas y nunca se diagnostican durante la vida de la persona

La hipófisis es una glándula endocrina del tamaño de una arveja que está ubicada en la base del cerebro y ayuda a controlar la secreción de hormonas de otras glándulas endocrinas, como la tiroides, las glándulas sexuales y las glándulas suprarrenales. La hipófisis también secreta hormonas que afectan directamente los tejidos corporales, como los huesos y las glándulas mamarias. Entre estas hormonas se encuentran las siguientes:

  • Corticotropina (ACTH, por sus siglas en inglés)
  • Hormona del crecimiento (HC)
  • Prolactina
  • Hormona estimulante de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés)
  • Hormona luteinizante (HL) y hormona foliculoestimulante (FSH, por sus siglas en inglés)
Glándula pituitaria

A medida que el tumor hipofisario crece, se puede presentar daño en las células normales secretoras de hormonas de la hipófisis. Esto provoca que la hipófisis no produzca suficiente cantidad de sus hormonas, una afección llamada hipopituitarismo.

Se desconocen las causas de los tumores hipofisarios. Algunos son parte de un trastorno hereditario llamado neoplasia endocrina múltiple I (NEM I).

La hipófisis puede resultar afectada por tumores cerebrales que se desarrollan en la misma parte del cerebro, ocasionando síntomas.

Síntomas

Algunos tumores hipofisarios producen demasiada cantidad de una o más hormonas. Como resultado de esto, se pueden presentar síntomas de una o más de las siguientes afecciones:

  • Cambios en la visión como visión doble, pérdida del campo visual, párpados caídos.
  • Dolor de cabeza.
  • Letargo.
  • Flujo nasal de líquido transparente.
  • Náuseas y vómitos.
  • Problemas con el sentido del olfato.
  • En contadas ocasiones, estos síntomas pueden ocurrir súbitamente y pueden ser graves (infarto de la hipófisis).

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico. Observará cualquier problema de visión doble y campo visual, tales como pérdida de la visión lateral (periférica) o de la capacidad de ver en ciertas áreas.

Entre los exámenes de la función endocrina que se pueden ordenar están:

Los exámenes que ayudan a confirmar el diagnóstico son, entre otros, los siguientes:

  • Campo visual
  • Resonancia magnética de la cabeza

Tratamiento

A menudo, es necesaria la cirugía para extirpar el tumor, en especial si éste está presionando los nervios ópticos (los nervios que controlan la visión).

La mayor parte del tiempo, los tumores hipofisarios se pueden extirpar quirúrgicamente a través de la nariz y los senos paranasales. Si el tumor no se puede extirpar de esta manera, se hace esto a través del cráneo (transcraneal).

Se puede utilizar radioterapia para reducir el tamaño del tumor en personas que no pueden someterse a una cirugía. También se puede usar si el tumor retorna después de la cirugía.

En algunos casos, se recetan medicamentos para reducir el tamaño de ciertos tipos de tumores.

Grupos de apoyo

The Pituitary Network Association: www.pituitary.org

Expectativas (pronóstico)

Si el tumor se puede extirpar quirúrgicamente, el pronóstico es de aceptable a bueno, dependiendo de si se elimina todo el tumor.

Posibles complicaciones

La complicación más grave es la ceguera, lo cual puede ocurrir si se daña seriamente el nervio óptico.

El tumor o su extirpación pueden causar desequilibrios hormonales permanentes. Es posible que sea necesario reponer las hormonas afectadas y usted tal vez necesite tomar medicamentos por el resto de su vida.

La cirugía puede dañar algunas veces la hipófisis posterior (parte posterior de la glándula). Esto puede conducir a diabetes insípida, una enfermedad con síntomas de micción frecuente y sed extrema. 

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si desarrolla cualquier síntoma de un tumor hipofisario.

Prevención

Referencias

Melmed S, Kleinberg D. Pituitary masses and tumors. In: Melmed S, Polonsky KS, Larsen PR, Kronenberg HM, eds. Williams Textbook of Endocrinology. 12th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2011:chap 9.

Molitch ME. Anterior pituitary. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2011:chap 231.

Version Info

  • Last reviewed on 11/7/2013
  • Brent Wisse, MD, Associate Professor of Medicine, Division of Metabolism, Endocrinology & Nutrition, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (25)