Trastornos por inmunodeficiencia

Toggle: English / Spanish

Definición

Ocurren cuando se presenta disminución o ausencia de la respuesta inmunitaria del cuerpo.

Nombres alternativos

Inmunodepresión

Causas

Síntomas

Los síntomas dependen del trastorno.

Pruebas y exámenes

El médico podría pensar que usted padece un trastorno por inmunodeficiencia si tiene:

  • Infecciones que siguen reapareciendo o que no desaparecen
  • Infección grave por bacterias u otros microorganismos que usualmente no producen infección seria

Otros signos abarcan:

  • Respuesta desfavorable al tratamiento para infecciones
  • Recuperación lenta o incompleta de una enfermedad
  • Ciertos tipos de cánceres (como el sarcoma de Kaposi o linfoma no Hodgkin)
  • Ciertas infecciones (incluidas algunas formas de neumonía o candidiasis repetitivas)

Algunos de los exámenes utilizados para ayudar a diagnosticar un trastorno por inmunodeficiencia son:

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es prevenir infecciones y tratar cualquier enfermedad o infección que se desarrolle.

Si usted tiene un sistema inmunitario debilitado, debe evitar el contacto con personas que tengan infecciones o trastornos contagiosos. Usted tal vez tenga que evitar el contacto con personas que hayan sido vacunadas con vacunas de virus vivos dentro de las dos semanas anteriores.

Si usted desarrolla una infección, su médico lo tratará de manera agresiva. Esto puede implicar el uso prolongado de antibióticos o medicamentos antimicóticos y tratamientos preventivos (profilácticos).

El interferón se utiliza para tratar infecciones virales y algunos tipos de cáncer. Es un fármaco inmunoestimulante, un medicamento que hace que el sistema inmunitario trabaje mejor.

Las personas que presentan VIH y SIDA pueden tomar combinaciones de medicamentos para reducir la cantidad del VIH en su sistema inmunitario y mejorar su inmunidad.

Los pacientes que se van a someter a una esplenectomía planeada deben ser vacunados dos semanas antes de la cirugía contra bacterias como la Streptococcus pneumonia y la Hemophilus influenzae.

Se puede usar el trasplante de médula ósea para tratar ciertas afecciones por inmunodeficiencia.

La inmunidad pasiva (recibir anticuerpos producidos por otra persona o animal) se puede recomendar algunas veces para prevenir una enfermedad después de la exposición a bacterias u otros microorganismos.

Los pacientes con hipogammaglobulinemia se tratan con infusiones de inmunoglobulina a través de una vena. Estas infusiones elevan los niveles de inmunoglobulina en la sangre y protegen contra muchas infecciones.

Expectativas (pronóstico)

Algunos trastornos por inmunodeficiencia son leves y causan enfermedad de vez en cuando; otros son graves y pueden ser mortales. La inmunodepresión producida por medicamentos con frecuencia desaparece una vez que se suspende el medicamento.

Posibles complicaciones

  • Enfermedad frecuente o persistente
  • Aumento del riesgo de ciertos cánceres o tumores
  • Aumento del riesgo de infección 

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico de inmediato si está recibiendo quimioterapia o corticoesteroides (como prednisona, Medrol o Decadrón) y presenta:

  • Fiebre mayor a 100.5 ºF (40.5 ºC)
  • Tos con dificultad para respirar
  • Dolor de estómago
  • Otros síntomas nuevos

Asimismo, acuda al servicio de urgencias si presenta rigidez en el cuello y dolor de cabeza con la fiebre.

Igualmente, póngase en contacto con el médico si presenta infecciones por cándida o candidiasis oral recurrentes.

Prevención

No hay una forma conocida de prevenir los trastornos por inmunodeficiencia congénita. Si usted tiene antecedentes familiares de trastornos por inmunodeficiencia, podría solicitar asesoría genética.

Las prácticas sexuales con precaución y el hecho de evitar compartir líquidos corporales pueden ayudar a prevenir la infección por VIH y el SIDA. Asimismo, la buena alimentación puede prevenir la inmunodeficiencia adquirida causada por la desnutrición.

Referencias

Ballow M. Primary immunodeficiency diseases. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 258.

Morimoto Y. Immunodeficiency overview. Prim Care. 2008;35:159-173.

Version Info

  • Last Reviewed on 05/06/2012
  • David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; Stuart I. Henochowicz, MD, FACP, Associate Clinical Professor of Medicine, Division of Allergy, Immunology, and Rheumatology, Georgetown University Medical School. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: September 18, 2013

         
Average rating (9)