Trastornos del sueño en los ancianos

Toggle: English / Spanish

Definición

Son cualquier patrón de interrupción del sueño, como problemas para conciliar el sueño o permanecer dormido, demasiado sueño o comportamientos anormales con el sueño.

Causas

Los problemas del sueño son frecuentes en las personas mayores o ancianos. En general, ellos necesitan dormir de 30 a 60 minutos menos y tienen un sueño menos profundo y más entrecortado que el sueño en las personas más jóvenes. Una persona de 70 años sana puede despertarse cuatro veces durante la noche sin que esto se deba a una enfermedad.

Patrones de sueño en el joven y en el viejo

Algunas causas o factores contribuyentes para los trastornos del sueño en los adultos mayores abarcan:

Síntomas

  • Dificultad para quedarse dormido
  • Dificultad para diferenciar entre el día y la noche
  • Despertarse temprano en la mañana
  • Despertar a menudo durante la noche

Pruebas y exámenes

El médico elaborará una historia clínica y llevará a cabo un examen físico para buscar causas médicas y determinar qué tipo de trastorno del sueño está causando el problema.

Tratamiento

El alivio del dolor crónico y el control de afecciones médicas, como la micción frecuente, pueden mejorar el sueño en algunas personas. Igualmente, el tratamiento de la depresión puede mejorar el sueño.

Dormir en un lugar tranquilo y tomar un vaso de leche caliente antes de acostarse pueden mejorar los síntomas. Otras formas de estimular el sueño abarcan seguir estos consejos de un estilo de vida saludable:

  • Evitar las comidas pesadas poco antes de acostarse
  • Evitar los estimulantes como la cafeína
  • Hacer ejercicio en las primeras horas del día
  • Acostarse y despertarse a la misma hora todos los días (no haga siestas)
  • Utilizar la cama únicamente para dormir o para la actividad sexual

Si no puede conciliar el sueño después de 20 minutos, levántese de la cama y realice una actividad tranquila como leer o escuchar música.

Evite en lo posible el uso de pastillas para dormir (somníferos) por largos períodos de tiempo, ya que pueden producir dependencia y, con el tiempo, llevar al empeoramiento de los problemas de sueño si no se usan correctamente. El médico debe evaluar los riesgos de la somnolencia diurna, los efectos secundarios mentales (cognitivos) y las caídas antes de que usted empiece a tomar estos medicamentos.

  • Si necesita pastillas para dormir, Ambien, Lunesta, Sonata y Rozerem pueden ser seguras cuando se utilizan de manera apropiada.
  • Es mejor NO tomar pastillas para dormir en días consecutivos o por más de dos a cuatro días a la semana.
  • El alcohol puede empeorar los efectos secundarios de todas las pastillas para dormir y se debe evitar.

ADVERTENCIA: La FDA le ha solicitado a los fabricantes de ciertas pastillas para dormir poner etiquetas de advertencia más fuertes en sus productos, de tal manera que los consumidores sean más conscientes de los riesgos potenciales. Los posibles riesgos de tomar tales medicamentos comprenden reacciones alérgicas graves y trastornos peligrosos relacionados con el sueño, incluyendo quedarse dormido al conducir. Pregúntele al médico con respecto a estos riesgos.

Expectativas (pronóstico)

Para la mayoría de las personas, el sueño mejora con tratamiento; sin embargo, otras pueden seguir teniendo alteraciones del sueño.

Posibles complicaciones

  • Consumo de alcohol
  • Drogadicción

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el médico si la falta de sueño o el exceso de éste está interfiriendo con su vida diaria.

Prevención

Evitar en lo posible la mayor cantidad de causas perturbadoras del sueño y hacer ejercicio regular pueden ayudar a controlar los problemas del sueño.

Referencias

Juergens TM, Barczi SR. Sleep. In: Duthie EH, Katz PR, Malone ML, eds. Practice of Geriatrics. 4th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2007:chap 22.

Mahowald MW. Disorders of sleep. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 429.

Neikrug AB, Ancoli-Israel S. Sleep disorders in the older adult - a mini-review. Gerontology. 2010;56(2):181-9.

Version Info

  • Last reviewed on 12/10/2012
  • Allen J. Blaivas, DO, Clinical Assistant Professor of Medicine UMDNJ-NJMS, Attending Physician in the Division of Pulmonary, Critical Care, and Sleep Medicine, Department of Veteran Affairs, VA New Jersey Health Care System, East Orange, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (2)