Tendinitis aquílea

Toggle: English / Spanish

Definición

Es cuando el tendón que conecta la parte posterior de la pierna al talón está inflamado o con dolor cerca de la parte inferior del pie. Este tendón se denomina tendón de Aquiles y se usa al caminar, correr y saltar.

Nombres alternativos

Tendinitis del talón

Causas

Hay dos músculos grandes en la pantorrilla. Ambos son importantes para caminar. Ellos generan la fuerza necesaria para empujar el pie o pararse en los dedos de los pies. El gran tendón de Aquiles conecta estos músculos al talón.

El dolor de talón casi siempre se debe a una sobrecarga en esta parte. En raras ocasiones, es causado por una lesión.

La tendinitis debida a sobrecarga es más común en personas jóvenes y puede ocurrir en caminantes, corredores u otros atletas. 

La tendinitis aquílea puede ocurrir más probablemente si:

  • Se incrementa repentinamente la cantidad o intensidad de una actividad.
  • Los músculos de la pantorrilla están muy tensos (no están estirados).
  • Usted corre sobre superficies duras, como el concreto. 
  • Usted corre con mucha frecuencia.
  • Usted salta mucho, por ejemplo jugando baloncesto.
  • Usted no usa un calzado con un soporte apropiado.
  • Su pie repentinamente se voltea hacia dentro o hacia fuera. 
La tendinitis a raíz de artritis es más común en personas de mediana edad y ancianos. Se puede formar un crecimiento o espolón óseo en la parte posterior del talón, lo cual puede irritar el tendón de Aquiles y causar dolor e hinchazón.

Síntomas

Los síntomas incluyen dolor en el talón y a lo largo del tendón al caminar o al correr. El área puede sentirse dolorosa y rígida en la mañana.

El tendón puede doler al tacto o al moverlo y el área puede estar hinchada y caliente. Usted puede tener dificultad para pararse en un dedo del pie.

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico y buscará sensibilidad a lo largo del tendón y dolor en el área del tendón cuando uno se para en los dedos de los pies.

Con radiografías, se pueden diagnosticar problemas óseos.

Se puede realizar una resonancia magnética si el médico está pensando en una cirugía o sospecha que puede haber un desgarro en el tendón de Aquiles.

Tratamiento

Los principales tratamientos para la tendinitis aquílea no involucran cirugía. Es importante recordar que pueden pasar al menos de 2 a 3 meses para que el dolor desaparezca.

Pruebe aplicar hielo en el tendón de Aquiles durante 15 a 20 minutos, dos a tres veces por día. Retire el hielo si el área se entumece.

Los cambios en la actividad pueden ayudar a manejar los síntomas:

  • Disminuya o suspenda cualquier actividad que cause dolor.
  • Corra o camine sobre superficies más lisas o más suaves.
  • Cambie a montar en bicicleta, nadar u otras actividades que causen menos tensión sobre el tendón de Aquiles.

El médico o el fisioterapeuta pueden mostrarle ejercicios de estiramiento para el tendón de Aquiles.

Ellos también pueden sugerir los siguientes cambios en el calzado:

  • Un dispositivo ortopédico o botas para mantener el talón y el tendón inmóviles y permitir que la hinchazón disminuya.
  • Cuñas para levantar los talones puestas en el zapato bajo el talón.
  • Zapatos que sean más suaves en las áreas por encima y por debajo de la almohadilla del talón.

Los antinflamatorios no esteroides (AINES), tales como ácido acetilsalicílico (aspirin) e ibuprofeno, pueden ayudar con el dolor o la hinchazón. Hable con su médico.

Si estos tratamientos no mejoran los síntomas, se puede necesitar cirugía para extirpar el tejido inflamado y las áreas anormales del tendón. La cirugía también puede usarse para extirpar el espolón óseo que esté irritando el tendón.

La terapia extracorpórea por ondas de choque (ESWT, por sus siglas en inglés) puede ser una alternativa a la cirugía para las personas que no han reaccionado favorablemente a otros tratamientos. Este tratamiento usa ondas sonoras en dosis bajas.

Grupos de apoyo

Expectativas (pronóstico)

Los cambios en el estilo de vida generalmente ayudan a mejorar los síntomas. Sin embargo, dichos síntomas pueden reaparecer si no se limitan las actividades que ocasionan el dolor o si no se mantiene la flexibilidad y la fortaleza del tendón.

Posibles complicaciones

La tendinitis aquílea puede hacer que uno tenga mayor probabilidad de sufrir una ruptura del tendón de Aquiles. Esta afección generalmente causa un dolor agudo, como si alguien lo golpeara a uno en la parte posterior del talón con un garrote. La reparación quirúrgica es necesaria, pero difícil debido a que el tendón no está normal.

Cuándo contactar a un profesional médico

Si tiene dolor en el talón alrededor del tendón de Aquiles que empeora con la actividad, consulte con el médico para una evaluación y posible tratamiento de la tendinitis.

Prevención

La conservación de la fortaleza y la flexibilidad en los músculos de la pantorrilla ayudará a reducir el riesgo de tendinitis. La sobrecarga de un tendón de Aquiles débil o tenso lo hace a uno más propenso a desarrollar tendinitis.

Referencias

Gollwitzer H, Diehl P, von Korff A, Rahlfs VW, Gerdesmeyer L. Extracorporeal shock wave therapy for chronic painful heel syndrome: a prospective, double blind, randomized trial assessing the efficacy of a new electromagnetic shock wave device. J Foot Ankle Surg. 2007;46:348-357.

Baer GS, Keene JS. Tendon injuries of the foot and ankle. In: DeLee JC, Drez D Jr., Miller MD, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2009:section D.

Version Info

  • Last Reviewed on 08/11/2012
  • David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., and C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 31, 2013

         
Average rating (19)