Reducción de mamas

Toggle: English / Spanish

Definición

Nombres alternativos

Descripción

La cirugía de reducción de mamas por lo regular se hace bajo anestesia general (dormida y sin dolor).

Para una mamoplastia de reducción, el cirujano extirpa parte del tejido mamario y de la piel. Los pezones pueden trasladarse más arriba para reubicarlos, por razones estéticas.

En el procedimiento más común:

  • El cirujano hace tres incisiones quirúrgicas: alrededor de la areola (el área oscura en torno a los pezones), desde la areola hacia abajo hasta el pliegue por debajo de la mama y a través del pliegue inferior de la mama.
  • Se extraen la grasa, la piel y el tejido mamario adicionales. Se traslada el pezón y la areola a una posición más alta. Con frecuencia, la areola se hace más pequeña.
  • El cirujano cierra las incisiones con puntos de sutura para remodelar la mama.
  • Algunas veces, la liposucción se combina con la mamoplastia de reducción para mejorar la forma de la mama y de las áreas de la axila.

La operación puede durar de 2 a 5 horas.

Por qué se realiza el procedimiento

La mamoplastia de reducción puede recomendarse si usted tiene las mamas muy grandes (macromastia) y:

  • Dolor crónico que afecta su calidad de vida. Puede estar teniendo dolores de cabeza, de cuello y del hombro.
  • Problemas nerviosos crónicos causados por la mala postura, que ocasionan entumecimiento u hormigueo en brazos o manos.
  • Problemas estéticos, como surco de la tira del sostén, líneas similares a cicatrices en la piel (estrías), dificultad para encontrar ropa que le sirva y baja autoestima.
  • Salpullidos crónicos bajo las mamas.
  • Atención indeseada que la hace sentirse avergonzada.
  • Incapacidad para participar en deportes.

Algunas mujeres pueden aprovechar los tratamientos no quirúrgicos, como:

  • Hacer ejercicio para fortalecer la espalda y los músculos del hombro.
  • Reducir el exceso de peso.
  • Usar sostenes o sujetadores de soporte.

Riesgos

La mamoplastia de reducción generalmente es segura. Pregúntele al médico respecto a estas complicaciones:

Los riesgos de cualquier cirugía son:

Los riesgos de cualquier anestesia son:

Los riesgos de este procedimiento son:

  • Dificultad para amamantar o ser incapaz de alimentar de la mama.
  • Cicatrices grandes que tardan mucho tiempo en sanar.
  • Pérdida de la sensibilidad en el área del pezón.
  • Posición desigual de los pezones o diferencias de tamaño entre las mamas.

Antes del procedimiento

Si fuma, debe suspenderlo. Las mujeres que fuman después de la cirugía de mamas tienen un riesgo más alto de curación deficiente, infección y cicatrización. Usted debe evitar incluso inhalar el humo como fumadora pasiva.

Coméntele al cirujano:

  • Si está o podría estar en embarazo.
  • Qué fármacos está tomando, incluso drogas, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.

Antes de la cirugía:

  • Posiblemente necesite una mamografía antes de la operación. El cirujano plástico le hará un examen rutinario de las mamas.
  • Algunos días antes de la operación, le pueden solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco que dificulte la coagulación de la sangre.
  • Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.
  • Quizá necesite que le despachen las recetas de analgésicos antes de la operación.
  • Haga los arreglos para que alguien la transporte hasta la casa después de la cirugía y que le ayude en el hogar por varios días.

En el día de la cirugía:

  • Siga las instrucciones del cirujano respecto a no beber ni comer nada después antes de la cirugía.
  • Tome los fármacos que el médico le recomendó con un sorbo pequeño de agua.
  • Póngase o lleve ropa suelta que abotone o cierre con cremallera por el frente.
  • Llegue a tiempo al hospital.

Después del procedimiento

Posiblemente tenga que quedarse de un día para otro en el hospital.

Después de la cirugía, se le envolverá un apósito (vendaje) de gasa alrededor de las mamas y el tórax o usará un sostén quirúrgico. Use el sostén quirúrgico o un brasier de soporte suave por el tiempo que el cirujano le indique, lo cual probablemente será por algunas semanas.

Los tubos de drenaje pueden ir pegados a las mamas. Estos tubos se retirarán al cabo de unos pocos días.

El dolor debe disminuir en unas pocas semanas. Tome analgésicos para controlarlo. Asegúrese de tomarlos con alimento y bastante agua. No se aplique hielo ni calor en las mamas, a menos que el médico le haya dicho que puede hacerlo.

Al cabo de unos días, la hinchazón y los hematomas alrededor de las incisiones deben desaparecer. Usted puede experimentar una pérdida de la sensibilidad de manera temporal en la piel de la mama y los pezones después de la cirugía, pero ésta retornará con el tiempo. Los puntos de sutura, si los hay, se retirarán al cabo de dos semanas después de la cirugía.

Pronóstico

Es probable que usted tenga un buen desenlace clínico de la cirugía de reducción de mamas. Puede sentirse mejor con respecto a su apariencia y puede estar más cómoda con diversas actividades.

El dolor o los síntomas de la piel, como las estrías, desaparecerán. Posiblemente necesite el uso de un brasier de soporte especial durante unos meses para remodelar las mamas.

Las cicatrices son permanentes y, aunque serán más visibles durante el primer año, se desvanecerán luego. El médico tratará al máximo de hacer los cortes de manera que las cicatrices queden ocultas. Los cortes normalmente se hacen en la parte inferior de la mama. La mayoría de las veces, las cicatrices no deben ser notorias, incluso en ropa con escote profundo.

Referencias

McGrath MH, Pomerantz J. Plastic surgery. In: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 69.

Roehl KR, Wilhelmi BJ, Phillips LG. Breast reconstruction. In: Townsend CM, Beauchamp RD,Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 37.

Version Info

  • Last reviewed on 1/24/2013
  • Debra G. Wechter, MD, FACS, General Surgery practice specializing in breast cancer, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (0)