Pesadillas

Toggle: English / Spanish

Definición

Es un mal sueño que produce fuertes sensaciones de miedo, terror, angustia o ansiedad.

Nombres alternativos

Consideraciones

Causas

Las pesadillas generalmente comienzan antes de los 10 años y casi siempre se consideran una parte normal de la infancia. Tienden a ser más comunes en las niñas que en los niños. Las pesadillas pueden desencadenarse por hechos aparentemente rutinarios, como iniciar estudios en un nuevo colegio, hacer un viaje o una enfermedad leve en uno de los padres.

Las pesadillas pueden continuar hasta la edad adulta. Pueden ser sólo una forma que nuestro cerebro tiene de hacer frente a las tensiones y temores de la vida cotidiana. Una o más pesadillas durante un breve período de tiempo pueden ser causadas por:

  • Un hecho importante de la vida, como la pérdida de un ser querido o un acontecimiento traumático.
  • Aumento del estrés en el hogar o el trabajo.

Las pesadillas se pueden desencadenar por:

  • Un nuevo fármaco recetado por el médico
  • Abstinencia del alcohol de manera abrupta
  • Tomar demasiado alcohol 
  • Comer justo antes de ir a la cama
  • Drogas ilícitas
  • Enfermedad con fiebre
  • Medicamentos o ayudas para dormir de venta libre
  • Suspensión de ciertos fármacos como somníferos o narcóticos para el dolor

Las pesadillas repetitivas también pueden ser un signo de:

  • Trastornos de la respiración durante el sueño (apnea del sueño)
  • Trastorno por estrés postraumático (TEPT), que puede ocurrir después de haber visto o experimentado un acontecimiento traumático que implicó una amenaza de muerte o lesión
  • Trastornos de ansiedad o depresión más graves
  • Trastorno del sueño (por ejemplo,  o  ) 

Cuidados en el hogar

El estrés es una parte normal de la vida. En pequeñas cantidades, es bueno. Puede motivarlo a uno y ayudarle a lograr más, pero demasiado estrés puede ser perjudicial.

Si está bajo estrés, solicite apoyo de amigos y de parientes. Hablar sobre lo que está pasando realmente por su cabeza puede  ayudar.

Otros consejos abarcan:

  • Seguir una rutina de acondicionamiento físico regular, con ejercicios aeróbicos si es posible. De esta manera, usted descubrirá que puede llegar a conciliar el sueño de una forma más rápida, tener un sueño más profundo y despertar sintiéndose más renovado.
  • Reducir la cafeína y el alcohol.
  • Sacar más tiempo para los intereses y pasatiempos personales.

Aprenda y trate de utilizar técnicas de relajación, como fantasías guiadas, escuchar música, practicar yoga o meditación. Con algo de práctica, estas técnicas pueden ayudarle a reducir el estrés.

Escuche al cuerpo cuando le diga que disminuya la velocidad o que tome un descanso.

Practique una buena higiene del sueño. Acuéstese a la misma hora todas las noches y despiértese a la misma hora cada mañana. Evite el uso prolongado de tranquilizantes, al igual que la

y otros .

Cuándo contactar a un profesional médico

Si sus pesadillas comenzaron poco después de que empezó a tomar un medicamento nuevo, póngase en contacto con el médico, quien le dirá si debe dejar de tomar ese medicamento.

En caso de pesadillas causadas por los efectos de drogas ilícitas o el consumo regular de alcohol, pídale consejo al médico sobre la forma más segura y más eficaz de abandonar esto.

Consulte con el médico si:

  • Tiene pesadillas más de una vez a la semana.
  • Las pesadillas le impiden descansar bien durante la noche y ponerse al día con las actividades diarias durante un período  prolongado.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico lo examinará y le hará preguntas. Los siguientes pasos pueden ser: 

  • Determinados exámenes
  • Cambios en los medicamentos
  • Nuevos medicamentos para ayudar con algunos de los síntomas
  • Remisión a un profesional en salud mental

Referencias

Moore DP, Jefferson JW. Nightmare disorder. In: Moore DP, Jefferson JW, eds. Handbook of Medical Psychiatry. 2nd ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2004:chap 123.

Moser SE, Bober JF. Behavioral problems in children and adolescents. In: Rakel RE, ed. Textbook of Family Medicine. 7th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 33.

Version Info

  • Last reviewed on 3/7/2012
  • Fred K. Berger, MD, Addiction and Forensic Psychiatrist, Scripps Memorial Hospital, La Jolla, California. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (9)