Osteomielitis

Toggle: English / Spanish

Definición

Es una infección ósea causada por bacterias u otros microorganismos.

Causas

La infección ósea casi siempre es causada por bacterias, pero también puede ser provocada por hongos u otros microorganismos.

  • Las bacterias pueden propagarse a un hueso desde piel, músculos o tendones infectados próximos al hueso. Esto puede ocurrir bajo una úlcera (llaga) cutánea.
  • La infección también puede empezar en otra parte del cuerpo y puede propagarse al hueso a través de la sangre.
  • Una infección ósea también puede empezar después de una cirugía del hueso. Este problema es más probable si la intervención se realiza después de una lesión o si se colocan varillas o placas de metal en el hueso.

En los niños, se afectan casi siempre los huesos largos, mientras que en los adultos se afectan más comúnmente los huesos de los pies, la columna (vértebras) y las caderas (pelvis).

Los factores de riesgo son:

Las personas que se han sometido a una extirpación de bazo también se encuentran en mayor riesgo de padecer osteomielitis.

Síntomas

Otros síntomas que pueden ocurrir con esta enfermedad son:

Pruebas y exámenes

Un examen físico muestra sensibilidad ósea y posiblemente hinchazón y enrojecimiento.

Los exámenes pueden ser:

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es eliminar la infección y reducir el daño al hueso y los tejidos circundantes.

Se suministran antibióticos para destruir las bacterias que están causando la infección.

  • Usted puede recibir más de un antibiótico a la vez.
  • Con frecuencia, se administran a través de una vía intravenosa (es decir, a través de una vena) en lugar de hacerlo por vía oral.
  • Los antibióticos se toman durante al menos 4 a 6 semanas, a menudo a través de una vía intravenosa en el hogar.

Se puede necesitar cirugía para extirpar el tejido óseo muerto si usted tiene una infección que no desaparece.

  • Si hay placas metálicas cerca de la infección, tal vez sea necesario retirarlas.
  • El espacio abierto que deja dicho tejido óseo removido puede llenarse con injerto óseo o material de relleno que estimule el crecimiento de tejido óseo nuevo.

La infección que se presenta después de una artroplastia puede requerir cirugía para retirar la articulación reemplazada y el tejido infectado alrededor del área. En la misma operación, se puede implantar una nueva prótesis. Con mucha frecuencia, los médicos esperan hasta que la infección haya desaparecido.

Si tiene diabetes, será necesario que esté bien controlada. Si hay problemas con el riego sanguíneo al área infectada, como el pie, se puede necesitar cirugía para mejorar la circulación con el fin de tratar la infección.

Expectativas (pronóstico)

Con tratamiento, el desenlace clínico para la osteomielitis aguda generalmente es bueno.

El pronóstico es desalentador para aquellas personas con osteomielitis prolongada (crónica). Los síntomas pueden aparecer y desaparecer durante años, incluso con cirugía. Es posible que se requiera una amputación, especialmente en personas con diabetes o mala circulación sanguínea.

El pronóstico para aquellas personas con una infección de la prótesis depende en parte de:

  • La salud del paciente
  • El tipo de infección
  • Si la prótesis infectada se puede retirar sin problema

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • Desarrolla síntomas de osteomielitis
  • Tiene osteomielitis y los síntomas continúan a pesar del tratamiento

Referencias

Matteson EL, Osmon DR. Infections of bursae, joints, and bones. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 280.

Berbari BF, Steckelberg JM, Osmon Dr. Osteomyelitis. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Principles and Practice of Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 103.

Version Info

  • Last Reviewed on 05/30/2012
  • David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; and Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School, Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 31, 2013

         
Average rating (15)