Listeriosis

Toggle: English / Spanish

Definición

Es una infección que puede ocurrir cuando una persona ingiere alimentos que han sido contaminados con la bacteria llamada Listeria monocytogenes (L. monocytogenes).

Nombres alternativos

Causas

Las bacterias Listeria monocytogenes se encuentran en animales salvajes y domésticos, al igual que en el agua o los suelos. Estas bacterias producen enfermedad en muchos animales y llevan a que se presente aborto espontáneo y partos de mortinatos en animales domésticos.

Las verduras, las carnes y otros alimentos que usted consume pueden resultar infectados con la bacteria si entran en contacto con suelos o estiércol contaminado. La leche cruda o los productos hechos de ella pueden portar estas bacterias.

Si usted come los productos contaminados, puede enfermarse. Las siguientes personas están en riesgo:

  • Adultos de más de 50 años
  • Adultos con un sistema inmunitario debilitado
  • Fetos en desarrollo
  • Recién nacidos
  • Mujeres embarazadas

Las bacterias con mucha frecuencia causan una enfermedad gastrointestinal. En algunos casos, se puede desarrollar una infección de la sangre (

) o una inflamación de las membranas que cubren el cerebro (). Los bebés que tienen 5 días de nacidos o más y los niños a menudo tienen meningitis.

La infección al comienzo del embarazo puede provocar un aborto espontáneo. Las bacterias pueden atravesar la placenta e infectar al feto. Las infecciones a finales del embarazo pueden conducir a parto de mortinato o a la muerte del bebé al cabo de unas pocas horas de nacido. Aproximadamente la mitad de los bebés infectados a término o pretérmino morirá.

En los adultos, la enfermedad puede tomar muchas formas, según qué órgano o sistema de órganos esté infectado. Puede ocurrir como:

  • Infección del corazón (endocarditis)
  • Infección del cerebro o del líquido cefalorraquídeo (meningitis)
  • Infección pulmonar (neumonía)
  • Infección de la sangre (septicemia)

O puede ocurrir en una forma más leve como:

Síntomas

En los bebés, los síntomas de listeriosis se pueden observar en los primeros días de vida y pueden abarcar:

Pruebas y exámenes

Se pueden hacer exámenes de laboratorio para detectar la bacteria en el líquido amniótico, la sangre, las heces y la orina. Igualmente, se llevará a cabo un cultivo de LCR si se realiza una punción raquídea.

Tratamiento

Se recetan antibióticos, como ampicilina o trimetoprim con sulfametoxazol, para destruir las bacterias que están causando la infección.

Grupos de apoyo

Expectativas (pronóstico)

El desenlace clínico de la listeriosis en un feto o en un bebé es desalentador con una alta tasa de mortalidad. Los niños mayores y los adultos sanos tienen una tasa de mortalidad más baja. Las infecciones gastrointestinales en personas saludables rara vez son mortales.

Posibles complicaciones

Los bebés que sobreviven a la listeriosis pueden presentar daño en el cerebro y el sistema nervioso (neurológico) a largo plazo y retraso en el desarrollo.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si usted o su hijo presentan síntomas de listeriosis.

Prevención

Las mujeres embarazadas deben evitar el contacto con animales salvajes y domésticos. La listeria está bien controlada en los productos alimenticios estadounidenses, pero se han presentado casos de brotes asociados con alimentos.

Las mujeres embarazadas deben evitar el consumo de quesos blandos, carnes frías y ensaladas frías de barras de ensaladas. Los productos alimenticios importados, tales como quesos blandos sin pasteurizar, también han provocado brotes de listeriosis. Siempre cocine bien los alimentos.

Referencias

Baltimore RS. Listeria monocytogenes. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 181.

Bennett L. Listeria monocytogenes. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Principles and Practice of Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 207.

Version Info

  • Last reviewed on 9/1/2013
  • Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (1)