Leucemia mielógena crónica (LMC)

Toggle: English / Spanish

Definición

Es un cáncer que comienza dentro de la médula ósea, el tejido blando en el interior de los huesos que ayuda a formar las células sanguíneas.

La LMC es uno de muchos tipos de leucemia. Ver también:

Nombres alternativos

Leucemia granulocítica crónica; LMC; CML; Leucemia crónica granulocítica

Causas

La leucemia mielógena crónica es el crecimiento rápido de células inmaduras que producen un cierto tipo de glóbulo blanco. Dichas células se encuentran en la médula ósea, la sangre y otros tejidos corporales.

La leucemia mielógena crónica ocurre casi siempre en adultos de mediana edad y en niños.

Generalmente está asociada con una anomalía cromosómica llamada cromosoma Filadelfia.

La exposición a la radiación incrementa el riesgo de sufrir leucemia mielógena crónica. La exposición puede ocurrir a raíz de:

  • Tratamientos de radioterapia empleados en el pasado para tratar el cáncer de tiroides o el linfoma de Hodgkin.
  • Desastre nuclear.

Pasan muchos años antes de que se presente leucemia a raíz de la exposición a la radiación. La gran mayoría de las personas a quienes se les trata un cáncer con radiación no contraen leucemia. La mayoría de los pacientes con leucemia mielógena crónica no han estado expuestos a la radiación.

Síntomas

La leucemia mielógena crónica se agrupa en varias fases.

  • Crónica
  • Acelerada
  • Crisis hemoblástica

La fase crónica puede durar meses o años y la enfermedad se puede presentar con pocos síntomas o ser asintomática durante ese tiempo. La mayoría de las personas reciben el diagnóstico durante esta etapa, cuando les están haciendo exámenes de sangre por otras razones.

La fase acelerada es una fase más peligrosa durante la cual las células de la leucemia se multiplican con mayor rapidez. Los síntomas frecuentes abarcan: 

(sin infección), e .

Sin tratamiento, la leucemia mielógena crónica progresa a una fase de crisis hemoblástica. Se puede presentar sangrado e infección debido a la insuficiencia de la médula ósea.

Entre otros posibles síntomas de crisis hemoblástica están:

Pruebas y exámenes

Un examen físico a menudo revela una inflamación del bazo. Un hemograma o conteo sanguíneo completo (CSC) muestra un incremento en el número de glóbulos blancos.

Otros exámenes abarcan:

Tratamiento

Un medicamento llamado imatinib (Gleevec) es la primera terapia para casi cualquier persona con leucemia linfocítica crónica y es una pastilla que se toma por vía oral. Los nuevos medicamentos similares a Gleevec abarcan dasatinib (Sprycel) y nilotinib (Tasigna).

Algunas veces, se utiliza temporalmente un medicamento de quimioterapia llamado hidroxicarbamida (Hydrea) para reducir el conteo de glóbulos blancos si está muy alto en el momento del diagnóstico.

La fase de crisis hemoblástica es muy difícil de tratar, debido a que hay un conteo muy alto de glóbulos blancos inmaduros (células leucémicas). Se trata de manera similar a la leucemia mielógena aguda (LMA) o a la leucemia linfocítica aguda (LLA).

La única cura conocida para la leucemia mielógena crónica es un trasplante de médula ósea o un trasplante de células madre. Usted debe analizar las opciones en detalle con su oncólogo.

Es posible que usted y su médico deban manejar muchos otros asuntos o preocupaciones durante el tratamiento para la leucemia. Ver también:

Expectativas (pronóstico)

Desde la introducción de Gleevec, el pronóstico para los pacientes con este tipo de leucemia ha mejorado enormemente. Cuando los signos y síntomas de LMC desaparecen, se dice que uno está en remisión. Muchos pacientes pueden permanecer en remisión por muchos años mientras estén tomando este medicamento.

El trasplante de células madre generalmente se contempla en pacientes cuya enfermedad reaparece después de tomar imatinib (Gleevec).

Posibles complicaciones

La crisis hemoblástica puede llevar a que se presenten complicaciones, incluyendo infección, sangrado, fatiga, fiebre inexplicable y problemas renales. La quimioterapia puede tener efectos secundarios serios, dependiendo de los fármacos utilizados.

Cuándo contactar a un profesional médico

Prevención

Evite la exposición a la radiación cuando sea posible.

Referencias

Kantarjian H, O'Brien S. The chronic leukemias. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011: chap 190.

National Comprehensive Cancer Network. National Comprehensive Cancer Network Clinical Practice Guidelines in Oncology: Chronic Myelogenous Leukemia. 2011. Version 2.2011.

Version Info

  • Last reviewed on 3/4/2012
  • David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; Yi-Bin Chen, MD, Leukemia/Bone Marrow Transplant Program, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (35)