Lesión de columna

Toggle: English / Spanish

Definición

La médula espinal contiene los nervios que transportan mensajes entre el cerebro y el cuerpo. La médula pasa a través del cuello y la espalda. Una lesión de la médula espinal es muy grave porque puede causar pérdida del movimiento (parálisis) por debajo del sitio de la lesión.

Nombres alternativos

Lesión de cuello o lesión cervical

Causas

Una lesión a la médula espinal puede ser causada por:

  • Herida penetrante o de bala.
  • Traumatismo directo en cara, cuello, cabeza, pecho o espalda (por ejemplo, un accidente automovilístico).
  • Accidente al zambullirse en el agua.
  • Descarga eléctrica.
  • Torcedura extrema de la parte media del cuerpo.
  • Caer al suelo sobre la cabeza durante una lesión deportiva.
  • Caída desde una gran altura.

Síntomas

Los síntomas de una lesión de la médula espinal pueden abarcar:

  • Cabeza que está en una posición inusual.
  • Entumecimiento u hormigueo que se propaga brazo o pierna abajo.
  • Debilidad.
  • Dificultad para caminar.
  • Parálisis (pérdida del movimiento) de brazos y piernas.
  • Pérdida del control de esfínteres.
  • Shock (piel fría y húmeda, uñas y labios azulados, apariencia aturdida o semiinconsciente).
  • Pérdida de la lucidez mental (pérdida del conocimiento).
  • Rigidez o dolor en el cuello, dolor de cabeza.

Primeros auxilios

Nunca mueva a alguien que usted piense que pueda tener una lesión en la columna, a menos que sea absolutamente necesario. Por ejemplo, si usted necesita sacar a la persona de un automóvil en llamas.

Mantenga a la persona absolutamente quieta y a salvo hasta que llegue la ayuda médica.

  • Llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos).
  • Sostenga la cabeza y cuello de la persona lesionada en la misma posición en que los encontró. No intente enderezar el cuello ni tampoco deje que el cuello se doble o se tuerza.
  • No deje que la persona se levante y camine sin ayuda.

Si la persona no está despierta o no le está respondiendo:

  • Revísele la respiración y la circulación y comience a dar respiración boca a boca y RCP, de ser necesario.
  • No incline la cabeza hacia atrás al realizar la resucitación cardiopulmonar. En lugar de esto, coloque los dedos en la mandíbula a cada lado de la cabeza y levante la mandíbula hacia adelante.

No voltee a la persona a menos que esté vomitando o ahogada con sangre, o si usted necesita verificar la respiración. Si usted necesita voltearla:

  • Se requieren dos personas.
  • Una persona se debe ubicar en la parte de la cabeza y la otra a un lado de la persona lesionada.
  • Mantenga la cabeza, el cuello y la espalda de la persona alineadas entre sí mientras usted la voltea hacia un lado.

No se debe

  • Doblar, torcer ni levantar la cabeza ni el cuerpo de la persona
  • Intentar mover a la persona antes de que llegue la ayuda médica, a menos que sea absolutamente necesario
  • Quitar el casco si se sospecha de una lesión de columna

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si piensa que alguien tiene una lesión en la médula espinal. No mueva a la persona, a menos que haya un peligro inminente.

Prevención

Lo siguiente puede disminuir el riesgo de una lesión en la columna:

  • Usar cinturones de seguridad.
  • No consumir alcohol y conducir.
  • No zambullirse de cabeza en charcos, lagos, ríos y otros cuerpos de agua, especialmente si usted no puede determinar la profundidad del agua o si el agua no es transparente.
  • No atajar ni embestir a una persona con la cabeza.

Referencias

Hockberger RS, Kaji AH, Newton E. Spinal injuries. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2009:chap 40.

Torg JS. Cervical Spine Injuries: 1. Cervical Spine Injuries in the Adult. In: DeLee JC, Drez D Jr, Miller MD, eds. DeLee and Drez’s Orthopaedic Sports Medicine. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2009:chap 16, section A.

Pizzutillo PD, Herman MJ. Cervical Spine Injuries: 2. Cervical Spine Injuries in the Child. In: DeLee JC, Drez D Jr, Miller MD, eds. DeLee and Drez’s Orthopaedic Sports Medicine. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2009:chap 16, section A.

Version Info

  • Last Reviewed on 05/02/2011
  • Linda J. Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington, School of Medicine; Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 31, 2013

         
Average rating (7)