Ictericia por la leche materna

Toggle: English / Spanish

Definición

La ictericia es una afección que provoca que la piel y partes de los ojos se tornen de color amarillo.

La ictericia por la leche materna es una ictericia prolongada en un bebé lactante por lo demás sano. Se desarrolla después de la primera semana de vida y continúa hasta la sexta semana.

Nombres alternativos

Hiperbilirrubinemia

Causas

La bilirrubina es un pigmento amarillo creado a medida que el cuerpo se deshace de los glóbulos rojos viejos. El hígado ayuda a descomponer la bilirrubina de manera que se pueda eliminar del cuerpo en las heces.

Si la ictericia ocurre o persiste después de la primera semana de vida en un bebé por lo demás sano, de crecimiento satisfactorio y alimentado con leche materna, la afección se puede llamar ''ictericia por la leche materna''. Esta afección probablemente es causada por factores en la leche de la madre que bloquean ciertas proteínas en el hígado que descomponen la bilirrubina.

La ictericia por la leche materna tiende a ser hereditaria. Con frecuencia, ocurre por igual en hombres y mujeres y afecta del 0.5 al 2.4% de todos los recién nacidos.

Síntomas

La piel y posiblemente la parte blanca de los ojos (esclerótica) de su hijo lucirán de color amarillo.

Pruebas y exámenes

Los exámenes de laboratorio que se pueden realizar abarcan:

  • Nivel de bilirrubina (total y directa)
  • Frotis de sangre para examinar las formas y tamaños de las células sanguíneas
  • Determinación del grupo sanguíneo
  • Conteo sanguíneo completo
  • Conteo de reticulocitos (número de glóbulos rojos ligeramente inmaduros)

En algunos casos, se puede hacer un examen de sangre para revisar la glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G6PD), una proteína que ayuda a que los glóbulos rojos funcionen apropiadamente.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de:

  • El nivel de bilirrubina del bebé, el cual se eleva de manera natural durante la primera semana de vida
  • Qué tan rápido ha estado subiendo el nivel de bilirrubina
  • Si su bebé nació prematuro
  • La edad de su bebé ahora

Con frecuencia, el nivel de bilirrubina es relativamente bajo (20 mg/dL es el límite usual y normal para bebés de más de una semana de nacidos). Algunas veces, no se necesita un tratamiento aparte de un control estricto.

Algunas veces, la ictericia es causada por el amamantamiento insuficiente (en lugar de ser por la leche misma). Los líquidos adicionales son útiles para los bebés que no han estado recibiendo leche materna suficiente.

  • La lactancia con mayor frecuencia (hasta 12 veces por día) aumentará los niveles de líquido del bebé y puede provocar que el nivel del bilirrubina disminuya.
  • Pregúntele al médico antes de darle leche maternizada (fórmula) al recién nacido. Aún es mejor continuar con el amamantamiento.
  • A veces, los líquidos administrados a través de una vena pueden ayudar a incrementar el nivel de líquido del bebé y bajar los niveles de bilirrubina.

Para ayudar a descomponer la bilirrubina, se puede colocar al niño bajo luces brillantes (fototerapia). Si el nivel de bilirrubina no está demasiado alto o no está elevándose rápidamente, usted puede realizar la fototerapia en el hogar.

  • Usted puede usar ya sea una manta de fibra óptica que contiene luces brillantes diminutas o una cama que proyecta luz desde el colchón. Una enfermera irá hasta su casa para enseñarle cómo usar la manta o la cama, y para revisar al niño.
  • Usted debe mantener la fototerapia sobre la piel de su hijo y alimentarlo cada 2 a 3 horas (10 a 12 veces por día). La alimentación previene la deshidratación y ayuda a que la bilirrubina salga del cuerpo.
  • La terapia continuará hasta que el nivel de bilirrubina del bebé esté lo suficientemente bajo para ser seguro.

Si el nivel de bilirrubina está por encima del límite usual y ya se han descartado otras causas, la madre puede interrumpir la lactancia durante 24 horas para ver si el nivel de bilirrubina del bebé baja. Darle al bebé leche maternizada provocará que el nivel de bilirrubina baje rápidamente en bebés con ictericia por la leche materna.

  • Durante ese tiempo, la madre puede extraer la leche o succionarla de las mamas (para permanecer cómoda y mantener el flujo de leche) mientras alimenta al bebé con leche maternizada.
  • En la mayoría de los casos, cuando se reanude la lactancia, la bilirrubina no retornará a sus niveles previos.

Pronóstico

El bebé se debe recuperar por completo con el control y tratamiento apropiado.

Posibles complicaciones

Generalmente no se presentan complicaciones cuando se realiza un tratamiento apropiado. Sin embargo, los bebés que no reciben el cuidado médico apropiado pueden tener efectos graves. Los niveles altos de bilirrubina pueden ser dañinos para el cerebro y otros órganos del bebé.

Los bebés cuyos niveles de bilirrubina hayan estado inusualmente altos pueden necesitar audiometrías de control después del período de recién nacido.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico de inmediato si usted está amamantando a su bebé y la piel y los ojos de éste se tornan de color amarillo (ictericia).

Prevención

La ictericia por la leche materna no se puede prevenir. Cuando esta afección ocurre y el bebé se pone amarillo, es muy importante hacerle evaluar su nivel de bilirrubina de inmediato. Si dicho nivel está alto, es importante constatar que no existan otros problemas médicos.

Se puede tratar la ictericia que es causada por la lactancia insuficiente, asegurándose de que el bebé esté recibiendo suficiente leche materna. Permítale al bebé un tiempo ilimitado en cada mama y aliméntelo aproximadamente de 10 a 12 veces al día, comenzando desde el primer día de vida. Consiga ayuda de un especialista en lactancia o de su médico lo más pronto posible si tiene cualquier dificultad para amamantar.

Referencias

Moerschel SK, Cianciaruso LB, Tracy LR. A practical approach to neonatal jaundice. Am Fam Physician. 2008;77:1255-1262.

Preer GL, Philipp BL. Understanding and managing breast milk jaundice. Arch Dis Child Fetal Neonatal Ed. doi: 10.1136/adc.2010.184416.

Version Info

  • Last Reviewed on 06/21/2011
  • Kimberly G. Lee, MD, MSc, IBCLC, Associate Professor of Pediatrics, Division of Neonatology, Medical University of South Carolina, Charleston, SC. Review Provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 31, 2013

         
Average rating (7)