Hipocaliemia

Toggle: English / Spanish

Definición

Es una cantidad de potasio en la sangre por debajo de lo normal.

Nombres alternativos

Nivel bajo de potasio; Potasio bajo en la sangre

Causas

El potasio, el cual se obtiene a través de los alimentos, es necesario para que las células, sobre todo las neuronas y células musculares, funcionen adecuadamente. Los riñones eliminan el exceso de potasio en la orina para mantener un equilibrio apropiado del mineral en el cuerpo.

La hipocaliemia es un trastorno metabólico que ocurre cuando el nivel de potasio en la sangre disminuye demasiado.

Las posibles causas de hipocaliemia abarcan:

  • Antibióticos (penicilina, nafcilina, carbenicilina, gentamicina, anfotericina B, foscarnet).
  • Diarrea (incluyendo el uso de demasiados laxantes que pueden causarla).
  • Enfermedades que afectan la capacidad del riñón para retener el potasio (síndrome de Liddle, síndrome de Cushing, hiperaldosteronismo, síndrome de Bartter, síndrome de Fanconi).
  • Diuréticos, que pueden causar micción excesiva.
  • Trastornos alimentarios (como la bulimia).
  • Consumir grandes cantidades de regaliz o usar productos como los tés herbales y tabacos de mascar que contienen regaliz hecho con ácido glicirretínico (esta sustancia ya no se emplea en el regaliz hecho en los Estados Unidos).
  • Deficiencia de magnesio.
  • Sudoración.
  • Vómitos.

Síntomas

Una pequeña disminución en el nivel de potasio normalmente no causa síntomas; sin embargo, una disminución grande en su nivel puede ser mortal.

Los síntomas de hipocaliemia abarcan:

  • Ritmos cardíacos anormales (disrritmias), sobre todo en las personas con enfermedad cardíaca.
  • Estreñimiento.
  • Fatiga.
  • Daño muscular (rabdomiólisis).
  • Espasmos o debilidad muscular.
  • Parálisis (que puede incluir los pulmones).

Pruebas y exámenes

El médico tomará una muestra de sangre para verificar los niveles de potasio.

Otros exámenes podrían incluir:

Tratamiento

La hipocaliemia leve se puede tratar tomando suplementos de potasio por vía oral. Es posible que las personas con casos más severos necesiten la administración de potasio a través de una vena (vía intravenosa).

Si la persona necesita tomar diuréticos, el médico puede cambiarla a una forma que conserva el potasio en el cuerpo (como el triamtereno, amilorida o espironolactona).

Un tipo de hipocaliemia que causa parálisis ocurre cuando hay demasiada hormona tiroidea en la sangre (parálisis periódica tirotóxica). El tratamiento disminuye el nivel de la hormona tiroidea y aumenta el nivel de potasio en la sangre.

Grupos de apoyo

Pronóstico

Tomar suplementos de potasio normalmente puede corregir el problema. En casos graves, sin el tratamiento apropiado, una fuerte caída en los niveles de potasio puede llevar a problemas serios en el ritmo cardíaco que pueden ser mortales.

Posibles complicaciones

En los casos severos, los pacientes pueden desarrollar parálisis potencialmente mortal. La hipocaliemia también puede llevar a que se presenten palpitaciones cardíacas irregulares y peligrosas. Con el tiempo, la falta de potasio puede llevar a daño renal (nefropatía hipocaliémica).

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si ha estado vomitando o ha tenido diarrea excesiva, o si está tomando diuréticos y tiene síntomas de hipocaliemia.

Prevención

Consumir una dieta rica en potasio puede ayudar a prevenir la hipocaliemia. Los alimentos ricos en potasio abarcan:

  • Los aguacates
  • Los plátanos (bananos)
  • El salvado
  • Las zanahorias
  • Las brevas secas
  • El kiwi
  • Las judías o habas
  • La leche
  • Las melazas
  • Las naranjas
  • La mantequilla de maní
  • Los guisantes y frijoles
  • Las algas marinas
  • La espinaca
  • Los tomates
  • El germen de trigo

Referencias

Mount DB, Zandi-Nejad K. Disorders of potassium balance. In: Brenner BM, ed. Brenner and Rector's The Kidney. 8th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2008:chap 15.

Seifter JL. Potassium disorders. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 118.

Version Info

  • Last Reviewed on 05/29/2011
  • David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 31, 2013

         
Average rating (18)