Hipoacusia relacionada con la edad

Toggle: English / Spanish

Definición

Es la pérdida lenta de la audición que se presenta a medida que las personas envejecen.

Nombres alternativos

Pérdida auditiva relacionada con la edad; Presbiacusia

Causas

Las diminutas células pilosas dentro del oído interno ayudan a que usted oiga. Recogen las ondas sonoras y las convierten en señales nerviosas que el cerebro interpreta como sonido. La hipoacusia ocurre cuando estas diminutas células se dañan o mueren. Las células pilosas no crecen de nuevo, de manera que la mayor parte de la pérdida auditiva causada por el daño a estas células es permanente.

No hay ninguna causa única conocida para la hipoacusia relacionada con la edad. Con mucha frecuencia, es causada por cambios en el oído interno que ocurren a medida que uno envejece. Sin embargo, los genes y ruidos fuertes (como de conciertos de rock o auriculares de música) pueden jugar un papel importante.

Los siguientes factores contribuyen a la hipoacusia relacionada con la edad:

  • Antecedentes familiares (la hipoacusia relacionada con la edad tiende a ser hereditaria).
  • Exposición repetitiva a ruidos fuertes.
  • Tabaquismo (los fumadores son más propensos a tener tal pérdida auditiva que los no fumadores).
  • Ciertas afecciones como la diabetes.
  • Ciertos medicamentos.

Síntomas

La pérdida auditiva ocurre lentamente con el tiempo. 

Los síntomas abarcan:

  • Dificultad para escuchar a las personas a su alrededor.
  • Pedirle con frecuencia a las personas que repitan.
  • Frustración de no poder escuchar. 
  • Ciertos sonidos parecen demasiado fuertes.
  • Problemas para oír en áreas ruidosas.
  • Problemas para diferenciar ciertos sonidos como "s" o "th".
  • Mayor dificultad para entender a las personas con voces chillonas.
  • Zumbido en los oídos. 

Hable con el médico si tiene cualquiera de estos síntomas. Los síntomas de presbiacusia pueden parecerse a los síntomas de otros problemas de salud. 

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico completo. Esto le ayuda a encontrar si una dolencia está causando la hipoacusia. El médico usará un instrumento llamado otoscopio para observar dentro de los oídos. Algunas veces, el cerumen puede bloquear los conductos auditivos externos y causar hipoacusia.

A usted lo pueden remitir a un otorrinolaringólogo y un especialista en el oído (audiólogo). Las audiometrías pueden ayudar a determinar el grado de la hipoacusia.

Tratamiento

No existe cura para la hipoacusia relacionada con la edad y el tratamiento se concentra en mejorar el desempeño diario. Lo siguiente puede ayudar:

  • Audífonos
  • Amplificadores telefónicos y otros dispositivos de ayuda
  • Lenguaje de señas (para aquellos con hipoacusia grave)
  • Lectura del lenguaje (como lectura de los labios y el uso de señas visuales puede ayudar a la comunicación)
  • Se puede recomendar un implante coclear para personas con hipoacusia muy grave. Esto se hace por medio de una cirugía. El implante permite que la persona detecte sonidos de nuevo y, con práctica, puede permitirle entender el lenguaje, pero no restablece la capacidad auditiva normal.

Grupos de apoyo

Expectativas (pronóstico)

La hipoacusia relacionada con la edad casi siempre empeora de manera lenta. La pérdida auditiva no se puede neutralizar y puede conducir a la sordera.

La hipoacusia puede provocar que usted evite salir de casa. Busque la ayuda del médico y de familiares y amigos para evitar quedar aislado. La hipoacusia se puede manejar de modo que usted pueda seguir llevando una vida plena y activa. 

Posibles complicaciones

La hipoacusia puede ocasionar tanto problemas físicos (no escuchar una alarma de incendio) como psicológicos (aislamiento social).

Puede conducir a la sordera.

Cuándo contactar a un profesional médico

La hipoacusia debe evaluarse lo más pronto posible. Esto ayuda a descartar causas como demasiado cerumen en el oído o efectos secundarios de medicamentos. El médico debe solicitarle que se haga una audiometría. 

Consulte con el médico inmediatamente si tiene un cambio súbito en su audición o hipoacusia con otros síntomas como dolor de cabeza, cambios en la visión o vértigo.

Referencias

Medwetsky L. Hearing loss. In: Duthie EH, Katz PR, Malone ML, eds. Practiceof Geriatrics. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2007:chap 23.

Seshamani M, Kashima ML. Specia lconsiderations in managing geriatric patients. In: Flint PW, Haughey BH, Lund LJ, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2010:chap 16.

Version Info

  • Last Reviewed on 11/09/2012
  • Seth Schwartz, MD, MPH, Otolaryngologist, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 31, 2013

         
Average rating (0)