Hidrocele

Toggle: English / Spanish

Definición

Es un saco lleno de líquido ubicado en el escroto.

Nombres alternativos

Hidrocele de la túnica vaginal del testículo (proceso vaginal); Proceso vaginal persistente

Causas

Los hidroceles son comunes en los bebés recién nacidos.

Durante el desarrollo normal, los testículos descienden a través de un conducto desde el abdomen hasta el escroto. Los hidroceles se presentan cuando este conducto no se cierra y el líquido drena desde el abdomen a través del conducto abierto. El líquido se acumula en el escroto, donde queda atrapado. Esto hace que el escroto se hinche.

Los hidroceles normalmente desaparecen después de unos cuantos meses después del nacimiento, pero pueden preocupar a los padres novatos. Algunas veces, un hidrocele puede ocurrir con una hernia inguinal.

Los hidroceles también pueden ser causados por:

  • Líquido alrededor del área (este tipo de hidrocele es más común en los hombres mayores).
  • Inflamación o lesión del testículo o el epidídimo.

Síntomas

El principal síntoma es una hinchazón testicular indolora que se siente como un globo de agua. Un hidrocele puede presentarse en uno o en ambos lados.

Pruebas y exámenes

Durante un examen físico, el médico por lo regular encuentra un escroto hinchado que no es sensible. A menudo, el testículo no se puede sentir debido al líquido circundante. El tamaño del saco lleno de líquido algunas veces puede aumentar o disminuir al ejercer presión en el abdomen o el escroto.

Si el tamaño de la acumulación de líquido cambia, es más probable que se deba a una hernia inguinal.

Los hidroceles se pueden observar fácilmente, alumbrando con una linterna (transiluminación) a través de la porción agrandada del escroto. Si el escroto está lleno de líquido transparente, éste se iluminará.

Se puede hacer una ecografía para confirmar el diagnóstico.

Los hidroceles pueden dificultar la realización de autoexámenes de los testículos, los cuales ayudan a la detección temprana del cáncer testicular.

Tratamiento

Por lo general, los hidroceles no son peligrosos y normalmente sólo se tratan cuando causan molestia o infección.

Los hidroceles a raíz de una hernia inguinal se deben reparar quirúrgicamente lo más rápido posible y los hidroceles que no desaparecen espontáneamente después de unos pocos meses pueden necesitar cirugía. Con frecuencia, se lleva a cabo un procedimiento quirúrgico, llamado hidrocelectomía, para corregir un hidrocele.

Grupos de apoyo

Expectativas (pronóstico)

Por lo general, los hidroceles simples en los niños desaparecen sin necesidad de cirugía. En los adultos, los hidroceles por lo regular no desaparecen por sí solos. En caso de necesitar cirugía, es un procedimiento fácil que por lo regular tiene un desenlace clínico excelente. Algunas veces, el médico puede usar una pequeña aguja para extraer líquido del hidrocele; sin embargo, dicho líquido generalmente retorna.

Posibles complicaciones

El tratamiento del hidrocele puede derivar en complicaciones.

Los riesgos de la cirugía de hidrocele pueden abarcar:

  • Coágulos de sangre
  • Infección
  • Lesión en el escroto

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el médico si tiene síntomas de hidrocele (para descartar otras causas de un tumor testicular).

El dolor en el escroto o los testículos es una emergencia. Si presenta dolor y el escroto se hincha, busque atención médica inmediata para prevenir la pérdida del testículo.

Prevención

Referencias

Elder JS. Disorders and anomalies of the scrotal contents.In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 539.

Wampler SM, Llanes M. Common scrotal and testicular problems. Prim Care. 2010. 37(3):613-626.

Kavoussi PK, Costabile RA. Surgery of the scrotum and seminal vesicles. In: Wein AJ, ed. Campbell-Walsh Urology. 10th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 37. 

Barthold JS. Abnormalities of the testes and scrotum and their surgical management.In: Wein AJ, ed. Campbell-Walsh Urology. 10th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 132. 

Version Info

  • Last Reviewed on 09/24/2012
  • Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington. Louis S. Liou, MD, PhD, Chief of Urology, Cambridge Health Alliance, Visiting Assistant Professor of Surgery, Harvard Medical School. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 31, 2013

         
Average rating (24)