Gastrectomía vertical en manga

Toggle: English / Spanish

Definición

Es la cirugía para ayudar a bajar de peso en la cual el cirujano extirpa una porción grande del estómago.

El nuevo estómago más pequeño es aproximadamente del tamaño de un banano. Éste limita la cantidad de comida que usted puede ingerir, haciéndolo sentir satisfecho después de comer cantidades pequeñas de alimento.

Nombres alternativos

Descripción

Usted recibirá anestesia general antes de esta cirugía, lo cual hará que le dé sueño y no sienta dolor.

La cirugía por lo regular se hace usando una cámara diminuta que se pone en el abdomen. Este tipo de cirugía se denomina laparoscopia. La cámara se denomina laparoscopio y le permite al cirujano ver dentro del abdomen.

En esta cirugía:

  • El cirujano hará de 2 a 5 incisiones pequeñas en su abdomen.
  • Pasará el laparoscopio y los instrumentos necesarios para llevar a cabo la cirugía a través de estas aberturas.
  • La cámara va conectada a un monitor de video en el quirófano. El cirujano mirará el monitor para visualizar el interior del abdomen.
  • El cirujano introducirá instrumentos quirúrgicos delgados a través de las otras aberturas.

El cirujano extirpará la mayor parte del estómago.

  • Las porciones restantes del estómago se unirán usando grapas. Esto crea un tubo vertical largo o estómago en forma de banano.
  • La cirugía no implica cortar ni cambiar los músculos del esfínter que le permiten al alimento entrar o salir del estómago.
  • La cirugía puede demorar sólo de 60 a 90 minutos si el cirujano ha realizado muchos de estos procedimientos.

Cuando usted coma después de hacerse la cirugía, la pequeña bolsa se llenará rápidamente. Usted se sentirá satisfecho después de ingerir sólo una cantidad muy pequeña de alimento.

La cirugía para bajar de peso puede aumentar su riesgo de cálculos biliares. El médico le puede recomendar que se haga una colecistectomía (operación para extirpar la vesícula biliar) antes de la cirugía o al mismo tiempo.

Por qué se realiza el procedimiento

La cirugía para bajar de peso puede ser una opción si usted está muy obeso y no ha podido adelgazar a través de la dieta y el ejercicio.

La gastrectomía vertical en manga no es una solución rápida para la obesidad. Esto cambiará enormemente su estilo de vida. Usted tiene que comer alimentos saludables, controlar los tamaños de las porciones de lo que come y hacer ejercicio después de esta cirugía. Si usted no sigue estos pasos, puede tener complicaciones a raíz de la cirugía y reducción insuficiente de peso.

Este procedimiento se le puede recomendar si usted tiene:

  • Un índice de masa corporal (IMC) de 40 o más. Alguien con un IMC de 40 o más está por lo menos 100 libras (45 kg) por encima de su peso recomendado. Un IMC normal está entre 18.5 y 25.
  • Un IMC de 35 o más y una afección seria que podría mejorar con la pérdida de peso. Algunas de estas afecciones son apnea del sueño, diabetes tipo 2 y cardiopatía.

La gastrectomía vertical en manga se ha realizado con mayor frecuencia en pacientes que están demasiado pesados como para someterse sin riesgo a otros tipos de cirugía para bajar de peso. Finalmente, algunos pacientes pueden necesitar una segunda cirugía para bajar de peso.

Este procedimiento es irreversible una vez que se ha realizado.

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia son:

Los riesgos de cualquier cirugía son:

Los riesgos de la gastrectomía vertical en manga son:

  • Gastritis (inflamación del revestimiento del estómago), pirosis o úlceras estomacales.
  • Lesión de estómago, intestinos u otros órganos durante la cirugía.
  • Filtración a partir de la línea por donde se ha grapado parte del estómago.
  • Mala nutrición, aunque mucho menos que con la cirugía de derivación gástrica.
  • Cicatrización dentro del abdomen, lo cual podría llevar a una obstrucción intestinal en el futuro.
  • Vómitos por comer más de lo que la bolsa del estómago puede contener.

Antes del procedimiento

El cirujano le solicitará hacerse exámenes y consultar con otros médicos antes de someterse a esta cirugía. Algunos de estos son:

  • Un examen físico completo.
  • Exámenes de sangre, ecografía de la vesícula biliar y otros exámenes para verificar que usted esté bien saludable para someterse a la cirugía.
  • Visitas a su médico para verificar que otros problemas de salud que usted pueda tener, como diabetes, hipertensión arterial y problemas cardíacos o pulmonares, estén bajo control.
  • Asesoría nutricional.
  • Clases para ayudarle a conocer lo que sucede durante la cirugía, lo que debe esperar posteriormente y qué riesgos o problemas pueden ocurrir después.
  • Es posible que quiera consultar con un asesor para que constate que usted esté emocionalmente listo para esta cirugía. Usted debe estar en condiciones de hacer cambios importantes en su estilo de vida después de la intervención quirúrgica.

Si usted es fumador, debe dejar de fumar varias semanas antes de la cirugía y no empezar a fumar de nuevo después de la operación. Fumar retarda la recuperación y aumenta el riesgo de problemas. Pídale ayuda al médico o al personal de enfermería para dejar de fumar.

Coméntele siempre al médico o al personal de enfermería:

  • Si está o podría estar en embarazo.
  • Qué fármacos, vitaminas, hierbas y otros suplementos está tomando, incluso los que haya comprado sin una receta.

Durante la semana antes de la cirugía:

  • Le pueden solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), vitamina E, warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco que dificulte la coagulación de la sangre.
  • Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.

En el día de la cirugía:

  • No coma ni beba nada después de media noche la noche anterior a la cirugía.
  • Tome los fármacos que el médico le recomendó con un sorbo pequeño de agua.
  • El médico o el personal de enfermería le dirán a qué hora debe llegar al hospital.

Después del procedimiento

Usted probablemente se podrá ir para su casa dos días después de la cirugía. Debe estar en condiciones de beber líquidos claros al día siguiente de la operación y luego consumir alimentos en papilla o puré cuando se vaya para su casa.

Cuando se vaya para su casa, probablemente le darán analgésicos o líquidos y unos medicamentos llamados inhibidores de la bomba de protones.

El médico, la enfermera o el nutricionista le recomendarán una dieta. Las comidas deben ser pequeñas para evitar estirar el estómago remanente.

Pronóstico

La pérdida final de peso puede no ser tan grande como con la derivación gástrica y esto puede ser suficiente para muchos pacientes. Hable con el médico acerca de cuál es el mejor procedimiento para usted.

El peso por lo regular se reducirá más lentamente que con la derivación gástrica. Usted debe continuar bajando de peso hasta por 2 a 3 años.

El hecho de perder el peso suficiente después de la cirugía puede mejorar muchas afecciones que usted también podría tener, como asma, diabetes tipo 2, artritis, hipertensión arterial, apnea obstructiva del sueño, colesterol alto y enfermedad gastroesofágica (ERGE).

Pesar menos también debe facilitarle mucho más su movilización y la realización de sus actividades cotidianas.

Esta cirugía sola no es una solución para bajar de peso. Puede entrenarlo para comer menos, pero usted todavía tiene que hacer gran parte del trabajo. Para bajar de peso y evitar complicaciones del procedimiento, será necesario que siga las pautas de ejercicio y alimentación que el médico y el nutricionista le dieron.

Referencias

Moy J, Pomp A, Dakin G, et al. Laparoscopic sleeve gastrectomy for morbid obesity. Am J Surg. 2008 Nov;196(5):e56-9.

Richards WO. Morbid obesity. In: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 15.

Woodward G, Morton J. Bariatric surgery. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2010:chap 7.

Version Info

  • Last reviewed on 1/29/2013
  • John A. Daller, MD, PhD, Department of Surgery, Crozer-Chester Medical Center, Chester, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (0)