Fístula de la arteria coronaria

Toggle: English / Spanish

Definición

Es una conexión anormal entre una de las arterias coronarias y una cámara del corazón u otro vaso sanguíneo. Las arterias coronarias son los vasos sanguíneos que traen sangre oxigenada al corazón.

Fístula significa conexión anormal.

Fístula de la arteria coronaria

Nombres alternativos

Causas

Una fístula de la arteria coronaria a menudo es congénita, lo cual significa que está presente al nacer. Generalmente ocurre cuando una de las arterias coronarias no logra formarse de manera apropiada, por lo general cuando el bebé se está desarrollando en el útero. La arteria coronaria se adhiere en forma anormal a una de las cámaras del corazón (la aurícula o el ventrículo) o a otro vaso sanguíneo (por ejemplo, la arteria pulmonar).

Una fístula de la arteria coronaria también se puede desarrollar después del nacimiento y puede ser causada por:

  • Una infección que debilite la pared de la arteria coronaria y del corazón
  • Ciertos tipos de cirugía del corazón
  • Lesión al corazón

La fístula de la arteria coronaria es una afección poco común. Los bebés que nacen con ella algunas veces tienen también otros defectos cardíacos.

Síntomas

Los bebés con esta afección normalmente no tienen ningún síntoma.

Si los síntomas en verdad se presentan, pueden abarcar:

  • Molestia o dolor en el pecho
  • Propensión a la fatiga
  • Retraso en el desarrollo
  • Latido cardíacos rápidos o irregulares (palpitaciones)
  • Dificultad para respirar (disnea)

Pruebas y exámenes

Esta afección normalmente no se diagnostica hasta posteriormente en la vida. Generalmente se diagnostica durante exámenes que se hacen para otras cardiopatías. Sin embargo, el médico puede escuchar un soplo cardíaco que conducirá al diagnóstico con exámenes adicionales.

Los exámenes para determinar el tamaño de la fístula abarcan:

  • Radiografía del corazón empleando un tinte para ver cómo y hacia dónde está fluyendo la sangre (angiografía)
  • Introducción de una sonda delgada y flexible hasta el corazón para evaluar la presión y el flujo en este órgano y en las arterias y venas circundantes (cateterismo cardíaco)
  • Ecografía del corazón (ecocardiografía)
  • Uso de imanes para crear imágenes del corazón (RM)
Angiografía coronaria

Tratamiento

Una fístula pequeña que no esté causando síntomas generalmente no necesitará tratamiento. Algunas fístulas pequeñas se cerrarán por sí solas. Con frecuencia, incluso si no se cierran, nunca causarán síntomas ni necesitarán tratamiento.

Los bebés con una fístula más grande necesitarán que se les practique una cirugía para cerrar la conexión anormal. El cirujano cierra el sitio con un parche o con puntos de sutura.

Otro tratamiento tapona la abertura sin cirugía, empleando un alambre especial (espiral) que se introduce dentro del corazón con un tubo largo y delgado llamado catéter. Después del procedimiento, la fístula generalmente se cerrará en los niños.

Grupos de apoyo

Expectativas (pronóstico)

Los niños que son operados normalmente tienen un buen pronóstico, aunque es posible que un pequeño porcentaje necesite operarse de nuevo. La mayoría de las personas con esta afección tiene un período de vida normal.

Posibles complicaciones

  • Ritmo cardíaco anormal (arritmia)
  • Ataque cardíaco
  • Insuficiencia cardíaca
  • Abertura (ruptura) de la fístula
  • Deficiencia de oxígeno al corazón

Las complicaciones son más frecuentes en pacientes mayores.

Cuándo contactar a un profesional médico

La fístula de la arteria coronaria por lo regular se diagnostica durante un examen por parte del médico. Llámelo si su bebé tiene síntomas de esta afección.

Prevención

Referencias

Park MK. Park: Pediatric Cardiology for Practitioners. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby; 2008.

Version Info

  • Last reviewed on 2/7/2012
  • Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine; and Michael A. Chen, MD, PhD, Assistant Professor of Medicine, Division of Cardiology, Harborview Medical Center, University of Washington Medical School, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (0)