Fiebre del dengue hemorrágico

Toggle: English / Spanish

Definición

Es una infección grave y potencialmente mortal, transmitida por mosquitos, principalmente la especie Aedes aegypti.

Nombres alternativos

Dengue hemorrágico; Fiebre por dengue hemorrágico; Síndrome de shock por dengue; Fiebre hemorrágica de Filipinas; Fiebre hemorrágica tailandesa; Fiebre hemorrágica de Singapur

Causas

Se sabe que cuatro diferentes virus de dengue causan la fiebre del dengue hemorrágico. Esta afección ocurre cuando una persona es picada por un mosquito que esté infectado con el virus.

En todo el mundo, se presentan más de 100 millones de nuevos casos de fiebre del dengue cada año y un pequeño número de éstos se convierte en fiebre del dengue hemorrágico. La mayoría de las infecciones en los Estados Unidos ingresan desde otros países. Entre los factores de riesgo para la fiebre del dengue hemorrágico se pueden mencionar tener anticuerpos para el virus del dengue a raíz de una infección previa y ser menor de 12 años, mujer o de raza blanca.

Síntomas

Los síntomas iniciales de la fiebre del dengue hemorrágico son similares a los de la fiebre del dengue, pero después de varios días el paciente se vuelve irritable, inquieto y sudoroso. Estos síntomas van seguidos de un estado parecido al shock.

El sangrado aparece como manchas de sangre pequeñas sobre la piel (petequias) y parches de sangre más grandes bajo la piel (equimosis). Las lesiones menores pueden causar sangrado.

El shock puede llevar a la muerte. Si el paciente sobrevive, la recuperación comienza después de un período de crisis de un día.

Los síntomas iniciales son, entre otros, los siguientes:

  • Disminución del apetito
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Dolores articulares o musculares
  • Malestar general
  • Vómitos

Los síntomas de la fase aguda son, entre otros, los siguientes:

  • Inquietud seguida por
    • equimosis
    • erupción generalizada
    • petequias
    • empeoramiento de los síntomas iniciales
  • Estado parecido al shock
    • extremidades frías y pegajosas
    • sudoración 

Pruebas y exámenes

Un examen físico puede revelar:

Los exámenes pueden abarcar los siguientes:

  • Gasometría arterial
  • Exámenes de sangre (para encontrar signos del virus en la sangre)
  • Estudios de coagulación
  • Electrólitos
  • Hematocrito
  • Enzimas hepáticas
  • Conteo de plaquetas
  • Estudios serológicos de muestras tomadas durante la fase aguda de la enfermedad y la convalecencia (aumento en el título del antígeno de dengue)
  • Prueba del torniquete (ocasiona la formación de petequias por debajo del torniquete)
  • Radiografía de tórax (puede mostrar derrame plural)

Tratamiento

Debido a que la fiebre del dengue hemorrágico es causada por un virus para el cual no se conoce cura ni vacuna, sólo es posible el tratamiento de los síntomas.

  • Una transfusión de plasma fresco o plaquetas puede corregir problemas de sangrado.
  • Los líquidos y electrolitos intravenosos también se usan para corregir los desequilibrios electrolíticos.
  • Es posible que se requiera oxigenoterapia para tratar niveles de oxígeno en la sangre que están anormalmente bajos.
  • La rehidratación con líquidos intravenosos con frecuencia es necesaria para tratar la deshidratación.
  • Tratamiento complementario en un ambiente/unidad de cuidados intensivos

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de los pacientes con fiebre del dengue hemorrágico se recupera con los cuidados oportunos y agresivos; sin embargo, la mitad de los pacientes sin tratamiento que entran en shock no sobrevive.

Posibles complicaciones

  • Encefalopatía
  • Daño hepático
  • Daño cerebral residual
  • Convulsiones o crisis epiléptica
  • Shock

Cuándo contactar a un profesional médico

Acuda al médico de inmediato si tiene síntomas de fiebre del dengue y ha estado en un área en donde se presenta esta enfermedad, especialmente si ha tenido esta fiebre antes.

Prevención

No existe ninguna vacuna para prevenir la fiebre del dengue. Use protección personal, como ropa que cubra todo el cuerpo, repelente contra mosquitos que contenga DEET y mosquiteros.  Si es posible, viaje durante momentos del día cuando los mosquitos no están tan activos. Los programas de disminución (control) de mosquitos también pueden reducir el riesgo de infección.

Referencias

Haile-Mariam T, Polis MA. Viral illnesses. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2009:chap 128.

Lupi O. Mosquito-borne hemorrhagic fevers. Dermatologic Clinics. 2011;29:33-38.

Vaughn DW, Barrett A, Solomon T. Flaviviruses (Yellow Fever, Dengue, Dengue Hemorrhagic Fever, Japanese Encephalitis, West Nile Encephalitis, St. Louis Encephalitis, Tick-Borne Encephalitis). In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Churchill-Livingstone; 2009:chap 153. 

Version Info

  • Last Reviewed on 11/10/2012
  • Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 31, 2013

         
Average rating (20)