Encefalopatía hepática

Toggle: English / Spanish

Definición

Es la pérdida de la función cerebral que ocurre cuando el hígado ya no es capaz de eliminar las toxinas de la sangre.

Nombres alternativos

Coma hepático; Encefalopatía del hígado

Causas

La causa exacta de la encefalopatía hepática se desconoce. Es causada por trastornos que afectan al hígado, entre ellos:

  • Patologías que reducen la función hepática (como la o la ).
  • Afecciones en las cuales la circulación sanguínea no entra al hígado.

Un trabajo importante del hígado es transformar en el cuerpo sustancias tóxicas en inofensivas. Éstas pueden incluir sustancias producidas por el cuerpo al igual que cosas que usted consume (como los medicamentos). Sin embargo, cuando el hígado sufre daño, estos "tóxicos" se pueden acumular en el torrente sanguíneo. El amoníaco, que produce el cuerpo cuando las proteínas se digieren, es una de las sustancias dañinas que normalmente el hígado transforma en inofensiva. Otras toxinas también se pueden acumular y le pueden causar daño al sistema nervioso.

Cuando ocurre daño al hígado, la encefalopatía hepática puede presentarse de manera súbita incluso en personas que previamente no tenían problemas hepáticos. Con mayor frecuencia, el problema se desarrolla en personas con enfermedad hepática crónica.

La encefalopatía hepática se puede desencadenar por:

  • Deshidratación
  • Comer demasiada proteína
  • Anomalías (especialmente una reducción de potasio) a raíz del vómito o de tratamientos como la o por tomar diuréticos
  • Sangrado de los intestinos, estómago o esófago
  • Infecciones
  • Problemas renales
  • Niveles bajos de oxígeno en el cuerpo
  • Colocación o complicaciones de una derivación 
  • Cirugía
  • Medicamentos que inhiben el sistema nervioso central (como los barbitúricos o los tranquilizantes benzodiacepínicos)

Los trastornos que pueden parecer similares a la encefalopatía hepática son, entre otros:

En algunos casos, la encefalopatía hepática es un problema a corto plazo que se puede corregir. También puede presentarse como un problema crónico a raíz de una enfermedad hepática que empeora con el tiempo.

Síntomas

Los síntomas pueden empezar lentamente y empeorar de manera gradual. También pueden comenzar de forma repentina y ser graves desde el principio.

Los síntomas iniciales pueden ser leves e incluir:

  • Aliento con olor rancio o dulce
  • Cambio en los patrones de sueño
  • Cambios en el pensamiento
  • Confusión que es leve
  • Olvido
  • Confusión mental
  • Cambios de personalidad o estado anímico
  • Mala concentración
  • Deficiente capacidad de discernimiento
  • Empeoramiento de la escritura a mano o pérdida de otros movimientos pequeños de la mano

Los síntomas más graves pueden abarcar:

  • Movimientos anormales o temblor de manos o brazos
  • Agitación, excitación o convulsiones (ocurren en muy pocas ocasiones)
  • Desorientación
  • Somnolencia o confusión
  • Comportamiento impropio o cambios graves de personalidad
  • Mala pronunciación
  • Movimientos lentos o perezosos

Las personas con encefalopatía hepática pueden resultar inconscientes, no reaccionar y posiblemente entrar en un coma.

Estos pacientes a menudo no son capaces de cuidar de sí mismos debido a estos síntomas.

Pruebas y exámenes

Los signos de cambios en el sistema nervioso pueden abarcar:

  • Temblor de las manos ("meneo o sacudida") al tratar de sostener los brazos extendidos frente del cuerpo y levantar las manos.
  • Problemas con el pensamiento y con la realización de operaciones mentales.
  • Signos de como ojos y piel amarillos (ictericia), acumulación de líquido en el abdomen ().
  • Un olor rancio en el aliento y la orina.

Los exámenes pueden abarcar:

Tratamiento

La encefalopatía hepática puede ser una urgencia médica que requiere hospitalización.

El primer paso es identificar y tratar cualquier factor que pueda haber causado la encefalopatía hepática.

Hay que detener el sangrado gastrointestinal y vaciar la sangre de los intestinos. Asimismo, es necesario tratar las infecciones, la insuficiencia renal y las anomalías electrolíticas (especialmente de potasio).

El soporte vital puede ser necesario para ayudar con la respiración o la circulación sanguínea, particularmente si la persona está en coma. El cerebro se puede hinchar, lo cual puede ser potencialmente mortal.

Si el problema es muy grave, es posible que necesite reducir la proteína en la dieta. Sin embargo, muy poca proteína en la alimentación puede causar

, así que usted debe hablar con un nutricionista sobre cómo cambiar su alimentación. Las personas gravemente enfermas pueden necesitar alimentación por sonda o por vía .

A usted le pueden dar lactulosa para evitar que las bacterias intestinales produzcan amoníaco y para eliminar la sangre de los intestinos. También puede recibir neomicina para reducir la producción de amoníaco por parte de las bacterias intestinales. La rifaximina, un nuevo antibiótico, también es efectiva en la encefalopatía hepática.

Es posible que necesite evitar los sedantes, los tranquilizantes y cualquier otro tipo de medicamentos que sean metabolizados por el hígado. Los  medicamentos que contienen amonio (como ciertos antiácidos) también se deben evitar. El médico puede sugerir otros medicamentos y tratamientos que pueden tener resultados variables.

Grupos de apoyo

Expectativas (pronóstico)

La encefalopatía hepática aguda puede ser curable. Las formas crónicas de la enfermedad a menudo siguen empeorando o  reapareciendo.

Ambas formas de la enfermedad pueden ocasionar un coma irreversible y la muerte. La mayoría de las personas que entran en coma morirán. Las posibilidades de mejorar varían de una persona a otra.

Posibles complicaciones

  • Hernia cerebral
  • Edema cerebral
  • Aumento del riesgo de problemas respiratorios, cardíacos y renales
  • Aumento del riesgo de infección generalizada
  • Daño permanente al sistema nervioso
  • Coma que continúa empeorando
  • Efectos secundarios de los medicamentos

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si usted o las personas a su alrededor notan cualquier problema con su estado mental o el funcionamiento del sistema nervioso. Esto es muy importante para las personas que ya tienen un daño hepático. La encefalopatía hepática puede empeorar rápidamente y convertirse en una enfermedad urgente.

Prevención

El tratamiento de los problemas hepáticos puede prevenir la encefalopatía hepática. Evitar el consumo excesivo de alcohol y el uso de drogas intravenosas puede prevenir muchos trastornos hepáticos.

Referencias

Nevah MI, Fallon MB. Hepatic encephalopathy, hepatorenal syndrome, hepatopumonary syndrome, and systemic complications of liver disease. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger & Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2010:chap 92.

Garcia-Tsao G. Cirrhosis and its sequelae. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 156.

Version Info

  • Last reviewed on 10/13/2013
  • George F. Longstreth, MD, Department of Gastroenterology, Kaiser Permanente Medical Care Program, San Diego, California. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 5, 2014

         
Average rating (30)