Ejercicio y edad

Toggle: English / Spanish

Definición

Nombres alternativos

La edad y el ejercicio

Información

Nunca es demasiado tarde para empezar a hacer ejercicio. El ejercicio tiene beneficios a cualquier edad.

No se preocupe si nunca ha hecho ejercicio o si dejó de hacerlo por alguna razón. Sentirse físicamente activo puede ayudarle a continuar haciendo las cosas que disfruta y seguir siendo independiente a medida que envejece. Además, el tipo correcto de ejercicio regular puede reducir su probabilidad de sufrir cardiopatía, diabetes y caídas.

Un programa eficaz de ejercicios necesita ser divertido y que lo mantenga a uno motivado. Ayuda el hecho de tener una meta, la cual podría ser:

  • Controlar un problema de salud.
  • Reducir el estrés.
  • Mejorar su vitalidad.
  • Poder comprarse la ropa en un talle menor.

Su programa de ejercicios también puede ser una buena manera para que usted socialice. Tomar clases de ejercicios o hacer ejercicio con un amigo son dos buenas maneras de tener actividad social.

Usted puede tener dificultad para iniciar una rutina de ejercicios pero, una vez que empiece, comenzará a notar otros beneficios, entre ellos, el mejoramiento del sueño y la autoestima.

El ejercicio y la actividad física también pueden:

  • Mejorar o conservar su fuerza y estado físico.
  • Facilitar las cosas que usted quiere hacer.
  • Ayudar al equilibrio y a caminar.
  • Ayudar con los sentimientos de depresión o ansiedad y mejorar su estado anímico.
  • Conservar sus habilidades intelectuales (funcionamiento cognitivo) a medida que usted envejece.
  • Prevenir o tratar enfermedades tales como diabetes, cardiopatía, hipertensión arterial, cáncer de colon y de mamas, y osteoporosis.

Siempre hable con su médico antes de empezar un programa de ejercicios.

Los ejercicios se pueden agrupar en cuatro categorías principales, aunque muchos ejercicios encajan en más de una categoría:

Los ejercicios aeróbicos incrementan su frecuencia cardíaca y respiratoria. Estos ejercicios le ayudan a su corazón, pulmones y vasos sanguíneos. Pueden prevenir o demorar muchas enfermedades, como diabetes, cánceres de mama y colon, y cardiopatía.

  • Las actividades deportivas aeróbicas abarcan: realizar caminatas rápidas, trotar, nadar, montar en bicicleta, escalar, jugar tenis y baloncesto.
  • Las actividades aeróbicas que usted puede hacer todos los días abarcan: bailar, trabajar en el jardín, empujar a su nieto en un columpio y aspirar.

Mejorar la fuerza muscular puede ayudarlo a subir escalas, llevar el mercado (provisiones) y seguir siendo independiente. Usted puede aumentar la fuerza muscular:

  • Levantando pesas o usando una banda de resistencia.
  • Realizando las actividades cotidianas, tales como llevar un cesto lleno de ropa de la lavandería desde el sótano, llevando a sus nietos más pequeños o alzando cosas en el jardín.

Los ejercicios de equilibrio ayudan a prevenir caídas, las cuales son una preocupación para los adultos mayores. Muchos ejercicios que fortalecen los músculos en las piernas, las caderas y la región lumbar mejorarán su equilibrio. Con frecuencia, es mejor aprender los ejercicios de equilibrio de un fisioterapeuta antes de empezarlos por su cuenta.

Los ejercicios de equilibrio pueden abarcar:

  • Pararse en un pie.
  • Caminar apoyando primero el talón.
  • Tai chi.
  • Pararse en la punta de los dedos para alcanzar algo en la parte superior del estante.
  • Bajar y subir escalas.

El estiramiento puede ayudarle a mantenerse flexible. Para conservarse ágil:

  • Aprenda a hacer estiramientos del hombro, el brazo y la pantorrilla.
  • Tome clases de yoga.
  • Haga actividades cotidianas, como tender la cama o agacharse para amarrarse los zapatos.

Referencias

Exercise and Physical Activity: Your Everyday Guide from the National Institute on Aging Page. Updated Oct 20, 2010. Accessed March 7, 2011.

Buchner DM. Physical activity. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 14.

Version Info

  • Last Reviewed on 03/26/2011
  • David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 31, 2013

         
Average rating (1)