Deshidratación

Toggle: English / Spanish

Definición

La deshidratación ocurre cuando el cuerpo no tiene tanta agua y líquidos como debiera.

Puede ser leve, moderada o grave, según la cantidad de líquido corporal que se haya perdido o que no se haya repuesto. La deshidratación grave es una emergencia potencialmente mortal.

Nombres alternativos

Causas

Usted puede resultar deshidratado si pierde demasiado líquido, no toma suficiente agua o líquidos o ambos:

Su cuerpo puede perder demasiados líquidos a causa de:

  • Sudoración excesiva, por ejemplo, a causa del ejercicio en clima cálido
  • Fiebre
  • o
  • Orinar demasiado (la diabetes no controlada o algunos medicamentos, como los diuréticos, pueden provocar que usted orine mucho)

Es posible que usted no ingiera suficientes líquidos debido a:

Los adultos mayores y las personas con ciertas enfermedades, como la diabetes, también corren un mayor riesgo de presentar deshidratación.

Síntomas

Signos de deshidratación leve o moderada:

  • Sed
  • Boca seca o pegajosa
  • No orinar mucho
  • Orina amarilla oscura
  • Piel seca y fría
  • Dolor de cabeza
  • Calambres musculares

  • No orinar u orina amarilla muy oscura o de color ámbar
  • Piel seca y arrugada
  • Irritabilidad o confusión
  • Mareos o desvanecimiento
  • Latidos cardíacos rápidos
  • Respiración rápida
  • Ojos hundidos
  • Apatía
  • Shock (falta de flujo sanguíneo a través del cuerpo)
  • Inconsciencia o delirio

Pruebas y exámenes

El médico buscará estos signos de deshidratación:

El médico también puede hacer exámenes de laboratorio:

Tratamiento

Para tratar la deshidratación:

  • Pruebe bebiendo agua o chupando cubitos de hielo.
  • Pruebe bebiendo agua o bebidas para deportistas que contengan electrólitos.
  • No tome sales efervescentes. Pueden causar una complicación grave.
  • Conozca qué debe comer si tiene diarrea.

En caso de una deshidratación más grave o una

, puede necesitar permanecer en el hospital y (IV). El médico también tratará a la causa de la deshidratación.

La deshidratación causada por gastroenteritis viral debe mejorar por sí sola después de unos días.

Grupos de apoyo

Expectativas (pronóstico)

Si nota signos de deshidratación y los trata a tiempo, debe recuperarse completamente.

Posibles complicaciones

La deshidratación grave sin tratamiento puede ocasionar:

Cuándo contactar a un profesional médico

Usted debe llamar al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) si:

  • La persona pierde la conciencia en cualquier momento.
  • Hay algún otro cambio en la lucidez mental de la persona (por ejemplo, confusión o convulsiones).
  • La persona tiene fiebre de más de 102° F.
  • Se notan síntomas de insolación (como pulso acelerado o respiración rápida).
  • El estado de la persona no mejora o empeora a pesar del tratamiento.

Prevención

  • Incluso cuando usted esté bien de salud, tome mucho líquido todos los días. Beba más cuando el clima esté cálido o si está haciendo ejercicio.
  • Si alguien en la familia está enfermo, preste atención a cuánta cantidad puede beber. Preste especial atención a los niños o a los adultos mayores.
  • Cualquier persona con fiebre vómitos o diarrea debe tomar mucho líquido. NO espere a que aparezcan los signos de deshidratación.
  • Si cree que usted o alguien en la familia puede llegar a estar deshidratando, llame al médico. Haga esto antes de que la persona resulte deshidratada.

Referencias

Chen L. Infectious diarrheal diseases and dehydration. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2009:chap 171.

Greenbaum LA. Deficit therapy. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 54.

Santillanes G. Claudius I. Rehydration Techniques in Infants and Children. In: Roberts: Roberts and Hedges' Clinical Procedures in Emergency Medicine. 6th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2013:chap 19.

Version Info

  • Last reviewed on 8/22/2013
  • Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (84)